Huffpost Spain

Así ligaban nuestros padres, ¡y funcionaba!

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Aunque a algunos parece que se les haya olvidado, en la era preTinder y preWhatsapp, la gente se miraba a la cara, y lo más habitual era pelar la pava y luego pedir salir. Un procedimiento que dista mucho de darle al Me gusta en la última foto de tu objetivo amoroso… y que funcionaba. Y si no que se lo pregunten a tus padres y sus bailes agarraos en el guateque de turno.

Por eso hoy nos proponemos recuperar algo del romanticismo viejuno (pero eficaz) de hace 30 años con nuestra particular guía del amor sin hashtags:

1.- Establece contacto visual. Sal a la calle y derriba al (o a la) protagonista de tus sueños con la mirada. No hay nada más profundo y que aporte mayor seguridad que un buen duelo de retinas.

Así no, o llamará a la policía. ¡Practica un ratito delante del espejo!


2.- "¿Estudias o trabajas?". Habla a la cara. El truco está en empezar por algo básico. No te preocupes de si es una frase manida: estos clásicos rompen el hielo igual (o mejor) que cualquier frase currada que parezca sacada de un manual de ligoteo.

3.- Baila agarrao. Entre David Guetta y Romeo Santos la oferta musical actual está complicada, pero puedes aprovechar, por ejemplo, las canciones de Enrique Iglesias. Que sí, que todo sería mejor con las de su padre, pero Julio no está de moda y ahí no podemos hacer nada.

Si esta señora puede, tú también.

4.- "¿Me llevas a casa?" Que sí, que tienes coche, abono transporte y tarifa plana de taxis, pero no olvides que el momento portal es uno de los imprescindibles para que surja la chispa. Esa ocasión en la que puede llegar ese ansiado primer beso o tantear cómo está el terreno.

5.-" ¿Tomamos un café?" Déjate de cañas, copas y chupitos. Encontrarte con el amor de tu vida (o de tu verano) a una hora decente y en un lugar con un ambiente distendido no te matará. Hay dos motivos para que pruebes esta técnica:

Porque así ligó una chica con Ned Flanders. Y todo lo que pasa en Los Simpson siempre está bien.

Porque si sale mal, siempre podrás decir que fue "solamente un café"…


6.- Sentirás emociones de verdad. ¡Bienvenido al mundo real! Se acabó preocuparte por el significado de un emoticono o de un "Hola" sin exclamación al final porque conectarás con tu interlocutor de un modo mucho más auténtico. ¿Te darán calabazas? ¡Seguro! Pero por lo menos no pasarás días pegado al móvil.

Más GIF de ligoteo vintage, en Grazia.es

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest