Huffpost Spain

Pokémon Go: dos chicas alquilaron un kajak para reclamar un gimnasio en medio del mar

Publicado: Actualizado:
POKEMON GO KAYAK
Kelsey Thomson via Twitter
Imprimir

Quienes juegan a Pokémon Go rivalizan en ingenio para cazar a estas pequeñas criaturas. El último ejemplo es el de dos chicas neozelandesas que no dudaron en alquilar un kayak para reclamar un gimnasio vacío cerca de una fuente en el puerto de Wellington —el juego consiste en capturar Pokémons gracias a la realidad aumentada y luchar por controlar gimnasios donde batallar—.

LEE TAMBIÉN: Qué es Pokémon Go y por qué está arrasando tanto

Fue otra joven la que narró en Twitter la peripecia de estas amigas:

"Hay un gimnasio EN EL MAR. ¿QUIÉN HA TENIDO ESTA IDEA BRILLANTE?"

"¡Jajaja, estoy casi segura de que están batallando por el gimnasio!".

"Dos personas en un kayak mirando sus teléfonos. #PokémonGO se está conviertiendo en algo serio".

Las dos intrépidas navegantes enseguida dieron parte de su experiencia a través de Twitter:

"Eh, sí, hemos remado hasta la fuente para reivindicar el gimnasio para el equipo azul"

Por desgracia para ellas, el equipo amarillo —los jugadores se dividen en tres bandos: azul, rojo y amarillo— recuperó el gimnasio más tarde. "Fueron en un barco. Uno de ellos es dueño de uno, así que no es justo", declaró una de las jóvenes a Mashable.

Según contó, el trayecto en kayak hasta la fuente era de media hora para ir y otra media para volver. "El chico que nos lo alquiló curiosamente es miembro del equipo amarillo... así que nos decía que igual no nos lo dejaba", confesó entre risas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La 'app' que tiene mas tiempo de uso que WhatsApp e Instagram

- TEST: ¿Cuánto sabes de Pokémon?

- La fórmula con la que King quiere seguir cosechando éxitos tras el triunfo de Candy Crush

Close
Los 20 Pokemon más raros
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen


Este artículo fue originalmente publicado en la edición francesa de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del francés.