Huffpost Spain

Felipe González mete prisa en Venezuela para "ganar un tiempo que los venezolanos no tienen"

Publicado: Actualizado:
FELIPE GONZLEZ
EFE
Imprimir

El expresidente del Gobierno Felipe González ha avisado este lunes de que la crisis que vive Venezuela "exige respuestas urgentes" y los desafíos "no admiten espera" y por eso "nadie puede plantear un 'diálogo' para ganar un tiempo que los venezolanos no tienen".

Así lo advierte en un artículo en El País, recogido por Europa Press, en el que recalca que el diálogo debe servir para pactar salidas a la crisis y reconciliar a los venezolanos desde el respeto a la Constitución. "Eso no es objeto de canje y por eso no es negociable", dice en el texto, titulado Diálogo, pacto, reconciliación.

En él, González admite que no conoce "sobre qué bases están trabajando los mediadores internacionales para el diálogo", entre los que está el también expresidente y exlíder socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Y aunque añade que les desea "lo mejor", advierte de que "incluso esa mediación debe ser acordada entre la partes para generar confianza".

El expresidente, que ha participado en la defensa del opositor encarcelado Leopoldo López, subraya que la crisis venezolana es institucional, socioeconómica y de seguridad ciudadana, y que "lo primero que tienen que acordar las partes son los temas de la agenda, así como la composición de la mediación".

En primer lugar, subraya que el primer elemento del diálogo debe ser el respeto a la Constitución y añade que en ese caso estaría fuera de cualquier controversia el derecho constitucional a promover el referéndum revocatorio y las instituciones tendrían que cumplir en tiempo y forma todos los trámites legalmente previstos.

COMISIÓN DE LA VERDAD PARITARIA

A su modo de ver, para aclarar todo lo sucedido y favorecer la reconciliación puede ser útil la propuesta de una "comisión de la verdad", pero "lo lógico es que se constituya de forma paritaria --igual número de miembros de Gobierno y oposición-- con una presidencia de consenso".

Además, recalca que el primer acto de su constitución sería la puesta en libertad de presos y la vuelta de exiliados, "incluso si fuera a resultas de lo que concluya la Comisión", para corregir la anulación de la Ley de Amnistía decretada por el Gobierno. Y añade que también se podría acordar la composición de la Sala Constitucional, "con un nuevo equilibrio que le permita cumplir su función sin sometimiento al Ejecutivo".

González propone asimismo abordar en otra mesa paritaria, con participación también de los sectores productivos, la crisis social y económica, con un plan de ajuste y una "línea de protección para los más débiles". Venezuela, recalca, tiene capacidad de producción, y el problema "es de gestión", o más bien "del fracaso de una gestión errónea durante muchos años, agravada por la caída de los precios del petróleo".

En cuanto a la crisis de seguridad ciudadana, sostiene que Gobierno y Asamblea pueden acordar una ley que prohíba el uso de armas de fuego a los particulares y hacer un plan de recogida de las que hay dispersas por todas partes. La ley debe reservar el uso de las armas de fuego, en exclusiva, a las fuerzas de seguridad del Estado y, en su ámbito, a las Fuerzas Armadas.