Huffpost Spain

El culebrón del Edificio España acaba dos años después con la salida de Wanda

Publicado: Actualizado:
EDIFICIO ESPAA
EDIFICIOESPANA.ES
Imprimir

Trinatario Casanova, dueño del grupo inversor Baraka, ha comprado el Edificio España puesto en venta por Wanda, según ha confirmado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. Ha declarado que ya se han puesto en contacto con el grupo murciano Baraka, quien asegura que se mantendrán los usos fijados -residencial y hotelero- y la conservación de la fachada.

La compra se habría hecho por 265 millones de euros, el precio que pagó Wanda al Banco Santander en su momento. El Ayuntamiento no ha entrado a valorar esta transacción entre privados.

Esta sería la segunda gran operación inmobiliaria protagonizada por Casanova en Madrid este año, tras vender con fuertes plusvalías el número 44 de la Gran Vía de Madrid, edificio que adquirió a Bankia y que pocos meses vendió al grupo Hines con 2,6 millones de ganancias.

CULEBRÓN DE DOS AÑOS

Dos años después de que el grupo Wanda, del magnate chino Wang Jianlin, comprase al Banco Santander por 265 millones de euros el Edifico España, el culebrón del histórico rascacielos llega a su fin con su venta al grupo empresarial murciano Baraka, que se formalizará después del verano.

Dos años marcados por las desavenencias entre Wanda y el Ayuntamiento de Manuela Carmena, que durante los últimos doce meses han protagonizado sonoros desencuentros a cuenta de la demolición o no de la fachada, que algunos estudios técnicos autorizaban a tirar mientras que otros apelaban a su protección parcial para impedirlo.

El grupo chino quería desmontar y volver a construir todo el edificio con nuevos materiales para abaratar la reforma del edificio, mientras que el consistorio apelaba a su protección y exigía llevar a cabo las obras manteniendo la fachada principal y las laterales.

Unos desencuentros que coincidieron con la decisión de Wanda de retirarse de otra inversión que había proyectado en la ciudad, la Operación Campamento, un proyecto de ocio y viviendas por un valor de unos 3.000 millones.

2014

-19 de marzo. Semanas después de publicarse las primeras informaciones sobre el interés de la multinacional china Wanda, el entonces presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González desvela un acuerdo con el Santander para vender el edificio.

-21 de mayo. La Comisión Local de Patrimonio de Madrid aprueba permitir la demolición interior del edificio y ordena mantener las fachadas principal y laterales.

-5 de junio. El Banco Santander comunica oficialmente que ha vendido por 265 millones de euros el rascacielos a la sociedad Renville Invest, propiedad del dueño del grupo Dalian Wanda.

2015

-21 de enero. Desde Pekín, Wang anuncia que invertirá al menos 3.000 millones de euros en un gran complejo de ocio en el suroeste de Madrid si prosperan sus negociaciones con las autoridades españolas. Mientras, ultima la compra de un paquete de acciones del Atlético de Madrid.

-29 de enero.- El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid da luz verde a la reforma del edificio manteniendo las fachadas y autoriza hasta 15.000 metros cuadrados de suelo comercial, un hotel de 20.000 metros cuadrados y 300 viviendas.

-9 de septiembre.- Técnicos de Wanda Madrid Development, filial del grupo empresarial chino Wanda Group abogan por desmontar y reconstruir con exactitud la fachada. El Ayuntamiento, con Manuela Carmena al frente, recalca que no se puede derribar. Se crea un grupo técnico para buscar alternativas.

2016

-12 de enero. La filial española de Wanda cierra la oficina que abrió en España con el objetivo de desarrollar la remodelación del edificio y encarga la venta del inmueble. Al día siguiente, Wanda califica de "rumores de mercado" las informaciones sobre la supuesta venta, pero no la desmiente.

-20 de abril. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, asegura que Wanda se ha comprometido por carta a reformar el rascacielos sin desmontar la fachada.

-23 de abril. Wang Jianlin vuelve a suscitar las dudas sobre el proyecto al asegurar en China que aún aguarda una confirmación oficial para que su empresa pueda demoler y reconstruir desde cero el edificio. El empresario descarta la inversión en un gran complejo en el suroeste de la ciudad (la Operación Campamento). Carmena mantiene su rechazo al derribo.

-1 de junio. Carmena reconoce que Wanda le ha transmitido sus "dudas" sobre la inversión y apunta que otros "cuatro inversores" han planteado "alternativas" para alzar el hotel "de otra manera".

-16 de junio. El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento, José Manuel Calvo, asegura que el Consistorio sigue trabajando con Wanda para la reforma del Edificio, y dice que se está cumpliendo el "calendario de trabajo" previsto y que continúan las reuniones entre los técnicos municipales y los del grupo chino.

-20 de julio. El grupo inversor Baraka, del empresario murciano Trinatario Casanova, confirma la la compra del Edificio España por más de los 265 millones de euros que en su día pagó Wanda, operación que no se cerrará hasta después del verano.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha declarado a la prensa la intención del ayuntamiento de poner valor a este edificio cuanto antes.