Huffpost Spain

Y gira la noria

Publicado: Actualizado:
FELIPE VI
Felipe VI y Alberto Garzón | EFE
Imprimir

La noria de la investidura vuelve a girar. El mismo movimiento, el mismo ritmo, el mismo mareo lento. El rey ha emprendido este martes su cuarta ronda de consultas en seis meses para buscar un candidato a la Presidencia y la sensación de bloqueo ha vuelto a dominar el panorama político español.

El monarca ha recibido en el Palacio de la Zarzuela a Pedro Quevedo (Nueva Canarias), Isidro Martínez Oblanca (Foro), Ana Oramas (Coalición Canaria), Javier Esparza (UPN) y Alberto Garzón (IU). Y las reuniones, como ha reconocido este último diputado, han sido más cortas porque “lo esencial no ha cambiado”.

Esta semana es clave para el futuro político de España y está dominada por las dudas. El rey mantendrá reuniones con los representantes políticos hasta el próximo jueves. Una vez los haya escuchado, Felipe VI tendrá que designar a un candidato para la investidura y comunicárselo al Congreso. Entonces, la competencia para fijar el pleno recaerá en la nueva presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor.

oramas

El rey y Ana Oramas

SE ESFUMA LA POSIBILIDAD DEL 2 DE AGOSTO

La intención de Rajoy era ir a la investidura la semana próxima con un primer intento el 2 de agosto. Para lograr la Presidencia del Gobierno hace falta mayoría absoluta en la primera votación -176 de los 350 diputados-. Si no se logra, se debe celebrar otra votación 48 horas más tarde en la que vale la mayoría simple (más síes que noes). En Moncloa ya tenían asimilado que tendrían que ir esa vuelta, que podría celebrarse el 5 de agosto.

En los últimos días esa posibilidad se está esfumando al no haber logrado Rajoy apoyos a favor y ante la negativa del PSOE a abstenerse para permitir que haya Ejecutivo. El Partido Popular considera, según Pablo Casado, que ese calendario ya no es “realista” a tenor de las negociaciones discretas que mantienen. Los populares persiguen un voto a favor de C’s y una abstención de los socialistas. No obstante, el líder popular ya está trabajando en su discurso de investidura.

En el PP dicen que lo “lógico” es ir a la investidura con los apoyos cerrados. Rajoy ha repetido que quiere presentarse, pero cada día que pasa no llegan estos votos y se abre la posibilidad de que vuelva a negarse como tras el 20 de diciembre. El propio presidente en funciones ya avisó tras la reunión con Pedro Sánchez de que podría abrirse un “periodo de reflexión” si no había apoyos.

LA IMPRESIÓN: UN FELIPE VI MÁS "PREOCUPADO"

Ahora el foco está en Felipe VI. Su papel es el de nombrar a un candidato y sobre el aire sobrevuela la pregunta de hasta qué punto puede presionar a los partidos para que lleguen a un pacto. El monarca no habla ante las cámaras, por lo que hay que fijarse mucho en aspectos no verbales. El rey ha comenzado la ronda con gesto serio. El diputado Quevedo (NC) ha comentado que ha visto al monarca más “preocupado”, mientras que Garzón tiene la impresión de que el rey sabe lo mismo que los representantes que han acudido a palacio.

Todo son dudas, elucubraciones, quinielas. Existen varias opciones: que el rey nombre a Rajoy y Pastor anuncie el jueves por la noche la fecha de investidura; que se designe al candidato del PP pero la presidenta del Congreso no convoque pleno para ganar tiempo; que el rey le encargue a Rajoy el intento pero éste decline, o que el rey ni siquiera nombre a candidato al no decirle ningún político que tiene apoyos.

felipe vi

El rey y Pedro Quevedo

En mitad de este partida de “póquer” -como lo ha definido Garzón- el PP se ha encontrado con que la titular de Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid ha procesado al partido por la presunta comisión de un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento por el borrado de los discos duros de los ordenadores usados por el extesorero Luis Bárcenas. Esto ha provocado que C’s reitere que no dará su voto a favor de Rajoy en la investidura.

La cita más esperada de esta primera jornada de la ronda ha sido la de Garzón con el “ciudadano Borbón”. El líder de IU ha mandado un mensaje tras este encuentro: Sánchez debe explorar una vía alternativa de Gobierno. “Si no intenta una vía alternativa y el PSOE sigue manteniendo que quiere ser oposición, está abocando al país a unas terceras elecciones”, ha dicho Garzón sobre los socialistas. El parlamentario -que concurrió junto a Podemos el 26-J- ha apuntado una posibilidad que parece casi imposible vista la relación que mantienen Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y que se evidenció la semana pasada con la falta de acuerdo para luchar por la Presidencia del Congreso contra Ana Pastor.

El primero que ha pasado este martes por la mañana por Zarzuela ha sido Quevedo, de Nueva Canarias. Su nombre acaparó la atención mediática tras el 26-J al ser el posible ‘diputado 176’. Esto respondía a la hipotética suma que llevaría a la mayoría absoluta: PP (137), Ciudadanos (32), PNV (5), CC (1) y NC (1). El diputado ha reiterado que no piensa apoyar a Rajoy y, además, ha dejado caer la posibilidad de que el monarca no nombre a nadie este jueves.

LA FÓRMULA DE ORAMAS

Desde Coalición Canaria, Oramas ha considerado “imposible” que se llegue a un pacto de legislatura antes del jueves. De hecho, cree que esta situación se alargará hasta el mes de septiembre. Su plan para salir de esta situación es que Rajoy tenga la “valentía” de presentarse y que el resto de diputados permitan que gobierne absteniéndose. Esta opción se ha barajado entre los parlamentarios como último intento de no ir a otras elecciones.

upn

El rey y Javier Esparza

En esta primera jornada de consultas sí se han posicionado dos partidos a favor de Rajoy: Foro y UPN. No es ninguna sorpresa, pues los dos van en coalición electoral con el Partido Popular. El navarro Esparza ha pedido “flexibilidad” a sus socios para lograr más apoyos y ha exigido al PSOE y a Ciudadanos que "se dejen de zarandajas”. También el asturiano Martínez Oblanca se ha fijado en estas dos formaciones, a los que ha calificado de “perdedoras” y a los que ha culpado de bloquear la situación.

La noria sigue girando. Este miércoles se volverán a subir a ella para ver al rey Francesc Homs (CDC), Aitor Esteban (PNV), Xavier Domènech (En Comú Podem), Alexandra Fernández (En Marea) y Joan Baldoví (Compromís). Un día después será la vuelta final con Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP).

La tarde del jueves volverá a celebrarse otra verbena de la política española.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El PSOE entra en bucle (Blog de Esther Palomera)

- Génova volvió a ser Pachá