Huffpost Spain

El rey afronta la cuarta ronda para buscar candidato a la investidura con el riesgo de otro fracaso

Publicado: Actualizado:
REY
EFE
Imprimir

El rey ha comenzado este martes la cuarta ronda de consultas que celebra en siete meses para buscar candidato para la investidura. Hasta el próximo jueves, el Jefe del Estado irá recibiendo en el Palacio de la Zarzuela a los distintos partidos con representación parlamentaria, de menor a mayor, cerrando con el popular Mariano Rajoy, el líder de la formación más votada.

El resultado de los comicios del pasado 26 de junio, en los que el PP mejoró su representación parlamentaria en 14 escaños hasta llegar a los 137 diputados, no garantiza de entrada la investidura a ningún posible candidato.

Todas las miradas están ahora puestas de nuevo en Rajoy porque ha manifestado su voluntad de ser investido, pero no está nada claro que vaya a lograr los apoyos suficientes para lograrlo. Ciudadanos es el único partido que ha adelantado que se abstendrá en la segunda votación. El PSOE ya ha adelantado su negativa, mientras que PNV y CDC, que dieron facilidades para que el presidente del Congreso fuera un miembro del PP, tampoco han formalizado ningún apoyo a Rajoy.

"Sería absurdo ir a una investidura si no se cuenta con los votos suficientes para ser investido"

Así los populares han llegado a advertir, a través del portavoz del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, de que "no sería aconsejable" que Mariano Rajoy acceda a someterse a una sesión de investidura en caso de que el rey Felipe VI así se lo encomiende.

"Sería absurdo ir a una investidura si no se cuenta con los votos suficientes para ser investido. Eso solo llevó a la frustración y a la convocatoria de unas nuevas elecciones. No es un camino aconsejable en estos momentos", ha asegurado en declaraciones a los medios.

SIN GRANDES NOVEDADES

De este modo, la situación política a la que se enfrenta Felipe VI en sus nuevas conversaciones con los líderes políticos es similar a la de la anterior legislatura, ya que de nuevo los pactos son necesarios para poder elegir presidente del Gobierno.

De acuerdo con sus funciones constitucionales, a Felipe VI le corresponde "proponer" el candidato a jefe del Ejecutivo "previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos" con presencia parlamentaria "y a través del presidente del Congreso".

En esta ocasión, el monarca va a concentrar su agenda de entrevistas en tres jornadas, para culminar la ronda con el jefe del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en la tarde del jueves.

El primero en abrir fuego ha sido Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias que concurrió en coalición con el PSOE, que tiene cita este martes a las 10.30 horas. Según ha confirmado a la salida de su reunión con el monarca, su posición es votar en contra de la investidura de Rajoy.

(Sigue leyendo después de las imágenes)

rey

Esta misma mañana también se ha entrevistado con el Jefe del Estado Isidro Martínez Oblanca, diputado de Foro Asturias que se presentó en coalición con el PP y que, por tanto, apoya a Rajoy. Por su parte Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha manifestado que está abierta a negociar su respaldo.

(Sigue leyendo después de la imagen)

foro asturias

oramas

El martes por la tarde será el turno de Javier Esparza, en representación de Unión del Pueblo Navarro (UPN), socio electoral del PP y, por ende, partidario de aupar a Rajoy a la Presidencia del Gobierno, al contrario que el coordinador federal de IU y coaligado de Podemos, Alberto Garzón, al que Felipe VI recibirá a la seis de la tarde.

CDC Y PNV, EL MIÉRCOLES

El miércoles, por la mañana acudirán a ver al monarca Aitor Esteban, del PNV; Alexandra Fernández, de En Marea (la coalición gallega donde está Podemos); y Francesc Homs, de Convergència (CDC); y por la tarde harán lo propio Joan Baldoví, de Compromís, y Xavier Domènech, de En Comú Podem, ambos socios de Podemos.

El monarca va a concentrar su agenda de entrevistas en tres jornadas, para culminar con Rajoy en la tarde del jueves.

Tanto el PNV como CDC ya avanzaron su rechazo a que Rajoy se mantenga en La Moncloa, al igual que Podemos y las diferentes confluencias territoriales con las que concurrió a las elecciones, quienes, de hecho, siguen defendiendo que los números dan para que, en caso de fracasar el PP, se intente de nuevo un gobierno progresista.

El último día de consultas será el jueves, reservado a los cuatro grandes partidos. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, está convocado a las 10.30 horas, cita que aprovechará para pedir al rey que "convenza" al PSOE para que se abstenga en la votación a Rajoy para desbloquear la actual situación política y evitar así unas terceras elecciones, como él mismo ha avanzado.

A las 11.30 horas, será el turno del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que reiterará al monarca su voto negativo al candidato popular, que es lo que también previsiblemente le trasladará el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, una hora más tarde.

La ronda del Jefe del Estado, de la que se han descolgado de nuevo los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu, concluirá a las 17.00 horas con el presidente del Gobierno en funciones y aspirante a la reelección, Mariano Rajoy.

Completada la ronda de consultas, Felipe VI convocará a la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, para comunicarle si propone algún candidato para la sesión de investidura o si precisa de más tiempo. De haberlo, la fecha del Pleno es potestad de Pastor, aunque, en caso de que Rajoy reúna los apoyos necesarios, una de las fechas que el PP ha barajado es el 2 de agosto.

SIEMPRE RESULTADOS DIFERENTES

La de esta semana es la cuarta ronda de consultas que Felipe VI abre en este 2016 para tratar de buscar inquilino para La Moncloa. Tras las elecciones del 20 de diciembre, el monarca celebró una primera en la que propuso la candidatura de Rajoy, pero, después de que éste la declinara, se vio obligado a convocar una segunda en la que el elegido fue Pedro Sánchez.

Al no conseguir el aval de la Cámara para ser presidente ni en primera en segunda votación, el rey convocó una tercera ronda de reuniones a finales de abril, donde constató la falta de consenso para un candidato a la investidura antes de la fecha tope del 2 de mayo, cuando se cumplía el plazo oficial de dos meses tras la primera votación de investidura. El 3 de mayo, Felipe VI firmó el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones el 26 de junio.

El resultado de las tres rondas anteriores fue diferente en todos los casos; tras la primera, celebrada a partir del 18 de enero, el jefe del Estado comunicó que Rajoy había "declinado" su oferta para someterse a la investidura.

Después de la segunda, que arrancó el 27 de enero, el monarca propuso como candidato al socialista Pedro Sánchez, quien no logró los apoyos necesarios en la votación celebrada en el Congreso el 4 de marzo para ser investido presidente.

En las terceras consultas, entre el 25 y el 26 de abril, don Felipe constató que ningún candidato tenía respaldo suficiente, por lo que el 3 de mayo firmó el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de las elecciones celebradas el 26 de junio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERSAR

El PSOE entra en bucle

La larga espera de un senador de Unidos Podemos

Rajoy mantiene contactos "intensos" y "discretos" para formar Gobierno