Huffpost Spain

Lo que no sabías de 'La Historia Interminable'

Publicado: Actualizado:
LA HISTORIA INTERMINABLE
Imprimir

Un niño con problemas llamado Bastian -Barret Oliver- huye de un grupo de chavales de su misma edad que le hacen la vida imposible. En esa escapada acaba escondiéndose en una librería, de esas que huelen a papel antíguo, con estanterías que coronan el techo a punto de caer por las toneladas de papel que contienen. Allí impera el caos y el desorden y un librero -Karl Konrad Koreander- se esconde tras una butaca de grandes orejas mientras fuma en pipa y lee un viejo libro. ¿Te suena?


Así comienza la adaptación cinematográfica homónima de Michael Ende, La Historia Interminable. Se estrenó en diciembre de 1984 y aún hoy, casi 32 años después de su estreno, sigue conservando un gran número de seguidores. La película se ha reestrenado este mes en más de 50 cines.

Aquellos que no la han visto tienen la oportunidad de hacerlo ahora en la gran pantalla. Y los fans que un día soñaron con volar a lomos de Fuyur (su personaje más carismático), tienen la oportunidad de acudir de nuevo a las salas. Muchos podrán hacerlo con los más pequeños de la casa y disfrutar de esta historia cargada de curiosidades. Aquí tienes unas cuantas:


La película no gustó a Michael Ende

Aunque su director Wolfgang Petersen se toma sus licencias (eliminó la mitad de la novela y no introdujo a todos los personajes), el filme suponía su salto internacional y se jugó el todo por el todo. El filme lo catapultó al cine norteamericano y fue comparado con grandes directores como Steven Spielberg y George Lucas.

A Ende no le gustó el resultado final: "Estoy horrorizado, han cambiado todo el sentido de la historia. Todo lo que tendría que haber sido misterioso y mágico se ha vuelto absolutamente falto de inspiración y banal". "Lo que ha salido de ahí es una historia inefable". Le disgustó tanto que pidió que le quitaran de los títulos de crédito. Lo más curioso es que aparece en los créditos de la segunda y tercera parte, más alejadas en el contenido de la novela que la primera.

A pesar de sus palabras, muchos de los lectores que disfrutaron con el libro se lanzaron sin pensarlo a las salas de cine y fue todo un éxito. Contó con un presupuesto aproximado de 27 millones de dólares y acabó recaudando 100 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo.


Muñecos reales

Para las secuencias de vuelo se utilizaron efectos visuales, pero la mayor parte de la película está rodada de forma artesanal. Para poder articular los muñecos reales que aparecen, contaron con un equipo de 25 personas. Además fue necesario otro grupo para dar vida a la expresión facial. Uno articulaba la nariz, otro las cejas, otro los labios...

El creador de las marionetas, Colin Arthur, se instaló en Canarias y desde allí continuó trabajando en los efectos especiales de producciones como Hable con ella de Pedro Almodóvar o Abre los Ojos de Alejandro Amenábar e incluso en el programa El Gran juego de la Oca de Antena3 como responsable de los efectos visuales.


Atreyu el valiente

El actor que interpretó el papel de Atreyu -Noah Hathaway- simbolo de la nobleza y lealtad, demostró ser un auténtico héroe. Sufrió toda clase de despropósitos durante el rodaje. Fue sumergido dentro de un pantano en un ascensor que por motivos técnicos no pudo volver a subir, y el pequeño estuvo a punto de ahogarse. Su caballo, Artax, le tiraba al suelo en los entrenamientos y el robot que manejaba al malo Gmork estuvo a punto de sacarle un ojo.

La banda sonora

El tema principal de la cinta; The Neverending Story, interpretada por el cantante inglés Limahl, llegó al top 5 en varios países y fue número uno en España, Suecia y Noruega. Pero la banda sonora, compuesta por Klaus Doldinger y Giorgio Moroder contiene otros temas instrumentales como Bastian's Happy Flight.


Fuyur: El dragón blanco de la suerte

Es el personaje más entrañable y carismático. Se construyó íntegro para el rodaje. Medía 14 metros de longitud. Estaba compuesto de látex, plumas y lana. Fue necesaria la ayuda de un director de orquesta para coordinar a los 20 marionetistas que manejaban los cables para articularlo.


El Auryn mola

El simbolismo de la historia interminable tiene forma de Auryn, un poderoso amuleto circular con dos serpientes entrelazadas. Ni siquiera Steven Spielberg, icono del cine fantástico, pudo resistirse a él. El director de E.T. posee el Auryn original que usó Noah Hathaway (Atreyu) durante el rodaje.

Una película cargada de simbología, metáforas sobre una vida sin imaginación, el poder de la lectura, la fantasía, lo maravilloso que es ser niño, la fuerza de la amistad, la bondad de las personas. Una cinta con alma y final feliz, donde los chicos malos acaban en el cubo de la basura, que es donde tienen que estar y donde siguen estando 32 años después, gracias a su reestreno en las salas de cine.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest