Huffpost Spain

Bear Grylls, el presentador británico que puso a prueba al presidente Obama

Publicado: Actualizado:
OBAMA
gtresonline
Imprimir

Descender por los acantilados de Escocia, comer hormigas, matar un escorpión o escalar una montaña en los Alpes. Bear Grylls, escritor, aventurero y presentador de televisión británico, es un adicto a la adrenalina y las emociones fuertes. En cada entrega de su programa, Running Wild with Bear Grylls —con un formato similar al español Planeta Calleja (Cuatro)—, invita a personalidades del mundo de la cultura, la política o el espectáculo y los pone a prueba durante un viaje de dos días por espectaculares escenarios naturales.

Estos días comenzará a emitirse la tercera temporada en la cadena estadounidense NBC y ya han confirmado su presencia personajes como el cantante Nick Jonas, la actriz Courteney Cox o el jugador de baloncesto Shaquille O’Neal.

Repasamos las aventuras de algunos de los intrépidos que ya se han atrevido a acompañar a Grylls.

PRESIDENTE OBAMA

Antes de acabar su segundo mandato, Barack Obama quiso participar en el programa de Bear Grylls y juntos se dirigieron a Alaska para explorar el glaciar Exit. Este episodio sirvió como testimonio de los efectos del cambio climático y el calentamiento global, y Obama se animó a participar en cualquier desafío. Pese a estar rodeados de agentes del servicio secreto y un chef personal que controla todo lo que come, el presidente se atrevió a degustar un salmón previamente mordido por un oso y preparado allí mismo.

BEN STILLER

El protagonista de Zoolander fue uno de los primeros en acudir al programa. Su aventura tuvo lugar en la Isla de Skye, en Escocia, un paraje plagado de rocosos acantilados que Stiller y Grylls recorrieron mientras charlaban sobre la carrera del actor. Nervioso y congelado, terminó su aventura lanzándose al mar desde uno de los altos escarpados y nadando hasta alcanzar el avión de vuelta.

KATE WINSLET

Kate Winslet es una de las actrices más divertidas de Hollywood, así que no es de extrañar que estuviese encantada de participar en uno de los episodios de Running Wild con Bear Grylls. En este caso el escenario fue Snowdonia, un parque nacional del norte de Gales. Además de hacer un fuego junto al lago donde acamparon, Winslet recreó la que es posiblemente la escena más famosa de su carrera: el momento en el que Rose parecía volar en la proa del Titanic.

KATE HUDSON

Cocinó una paloma, comió hormigas y obligó a Grylls a practicar meditación. Kate Hudson mostró su lado más aventurero en los montes Dolomitas italianos para dar el pistoletazo de salida a la segunda temporada del programa. Para la actriz, esto no solo fue un viaje fuera de su hábitat natural, sino también dentro de sí misma, en el que se llegó a emocionar y rompió a llorar al enfrentarse a sus miedos y descender por un lado de la montaña.

MICHAEL B. JORDAN

El protagonista de Creed no tuvo problema en escalar, saltar al mar desde un helicóptero o pasar la noche dentro de una cueva. Pero cuando llegó el momento de comer gusanos, un traumatizado Jordan tuvo que hacer de tripas corazón. Tal y como le contaba a Bear Grylls, su fobia a los gusanos es tal que es incapaz de comer espaguetis porque le recordaban a ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El accidentado vuelo en globo de Santamaría Calleja

- El momento Titanic de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en los Globos de Oro

- Obama se arranca a bailar en su visita a Kenia

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest