Huffpost Spain

11 consejos para reducir el desperdicio de alimentos en los hogares (VÍDEO)

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Ocho de cada diez hogares españoles tiran alimentos a la basura, según el último informe que presentó el Ministerio de Agricultura y Medio ambiente en enero de 2016.

Los motivos son diversos, pero suelen ir ligados a la falta de planificación en las compras o al descuido de los consumidores, que a veces malinterpretan el etiquetado de los productos o no se acuerdan de la fruta que han comprado hasta que, varias semanas después, la descubren en el fondo del frigorífico con moho.

Este estudio del Ministerio también señala que se desperdician más alimentos en primavera y verano y que, por volumen, los productos que más se desechan son frutas, pan fresco y verduras, por este orden. En cuanto a platos preparados, lentejas, ensaladas y tortilla son las recetas peor paradas. En total, cada hogar tira 32 kilos de comida al año.

Aunque no sea tan evidente, este despilfarro afecta negativamente al medio ambiente y al sector de la alimentación en todo el mundo, además de plantear cuestiones éticas y económicas. Por eso, hay muchas organizaciones comprometidas con la causa y por eso existen muchas webs que buscan soluciones a este problema tan generalizado.

A continuación se recopilan 11 consejos para frenar el desperdicio de alimentos en los hogares:

  • 1
    Planifica la compra y los menús de cada semana
    ISTOCK
    A veces basta con hacer uso del sentido común. Desde la Agencia de Seguridad Catalana recomiendan llevar a cabo simples gestos para reducir el despilfarro en los hogares. Por ejemplo, preparando un menú semanal y elaborando la lista de la compra en base a ello. Hay que tener cuidado con las ofertas que no se ajustan a las necesidades del hogar.
  • 2
    Fíjate bien en la fecha de caducidad
    GETTY IMAGES
    Presta atención al etiquetado de los productos, tanto a la hora de comprarlos como de almacenarlos. En un alimento puede aparecer la fecha de caducidad, que indica el momento hasta el que se garantiza que su consumo es seguro (después podría conllevar riesgos para la salud), o la de consumo preferente (pasada esta fecha, el alimento puede haber perdido color o sabor, pero su consumo no implica ningún peligro).
  • 3
    Consume productos de temporada
    GETTY IMAGES
    "Hace algunos años, resultaba evidente: melón y sandía en verano, naranjas en invierno... Ahora, en cambio, no nos podemos privar de nada en ningún momento del año, aunque el transporte de esos productos a miles de kilómetros suponga un impacto ambiental y una huella de carbono considerables", explica Manuel Bruscas, experto en despilfarro alimentario y creador de la petición en Change.org para que los supermercados donen la comida que les sobra.
  • 4
    Compra fruta fea
    GETTY IMAGES
    Que una fruta tenga alguna marca en la cáscara o menos brillo no quiere decir que esté mala. Hay muchos productos que no llegan a los mercados porque su aspecto externo no es perfecto. Pero esto puede cambiar: en el supermercado francés Intermarché empezaron a venderse estas piezas —que en otros comercios habrían sido descartadas— con un 30% de descuento y la campaña fue todo un éxito, relata Bruscas.
  • 5
    Organiza bien el contenido del frigorífico
    ISTOCK
    Aunque parezca demasiado obvio, conviene recordar que los productos más perecederos deben colocarse delante, y los alimentos con más fecha de caducidad, detrás.
  • 6
    Regula la temperatura del frigorífico
    GETTY IMAGES
    Además de no sobrecargarlo, hay que controlar que la temperatura del frigorífico se mantenga entre 1 y 5º C.
  • 7
    Ajusta las raciones
    GETTY IMAGES
    Trata de echar en el plato lo que vayas a comer y, si es posible y lo crees oportuno, pide raciones más pequeñas en los restaurantes. También hay que animar a los niños a hacer lo mismo.
  • 8
    Aprovecha las sobras
    GETTY IMAGES
    Existen numerosas páginas webs dedicadas a la cocina de aprovechamiento, con recetas y consejos para no tirar ningún resto.
  • 9
    Congela lo que sea posible
    ISTOCK
    Siempre queda la posibilidad de guardar las sobras. Aquí se incluye una lista de alimentos que sí se pueden congelar y otra que explica cuáles no.
  • 10
    Haz tu propio compostaje
    ISTOCK
    Puedes acumular restos orgánicos, como cáscaras de frutas y verduras, y hacer tu propio compost, que funciona como abono.
  • 11
    Piensa en tu bolsillo
    ISTOCK
    Según la Fundación Compromiso y Transparencia, un hogar medio español tira aproximadamente 250 euros de comida a la basura cada año. La buena noticia es que reducir esta cifra es fácil: basta con ser más cuidadosos y gestionar, conservar y almacenar mejor los alimentos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Las cifras del despilfarro alimentario, sobre la mesa

- Vegetales discriminados: 'the ugly food'

- El desastre del despilfarro alimentario: hay que verlo para creerlo

- ¿Se sigue tirando comida en los supermercados?