Huffpost Spain

Rajoy busca la "carta blanca" del PP para una negociación con "matices" con Ciudadanos

Publicado: Actualizado:
RAJOY
Comité de Dirección del PP | EFE
Imprimir

Paso a paso. Peldaño a peldaño. Y al ritmo de Mariano. El presidente en funciones ha convocado al Comité Ejecutivo Nacional del PP este miércoles para conseguir su respaldo respecto a las condiciones impuestas por Ciudadanos -con posibles matizaciones- y visualizar a la vez la “carta blanca” de su partido para las posteriores negociaciones.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, le exigió a Rajoy la semana pasada cumplir seis requisitos para cambiar su posición y abrirse al sí en la investidura. Hasta el momento, los naranjas tenían en mente votar no en la primera ronda y abstenerse en la segunda. C’s justifica este giro en la necesidad de que haya cuanto antes Gobierno y apela a su sentido de Estado frente a la posición del PSOE.

Rajoy busca el acuerdo con Rivera que le garantizaría 169 votos a favor. En la primera votación de investidura necesitaría mayoría absoluta -176 de los 350 diputados- y, en caso de fallar, habría que ir a una segunda ronda 48 horas más tarde en la que valdría la mayoría simple -más votos a favor que en contra-. El plan del PP pasa por el ‘sí’ de Ciudadanos y que la presión lleve a romper el PSOE y que se abstenga en el último momento para evitar unas terceras elecciones.

El líder del PP comunicó entonces al presidente de Ciudadanos que la decisión sobre la negociación debía ser estudiada en el Comité Ejecutivo Nacional, un órgano con casi cien miembros. Forman parte de él la dirección, los barones territoriales y destacados miembros del partido como el expresidente José María Aznar. También figuran nombres salpicados por casos de corrupción como la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, el expresidente de Madrid Ignacio González y la exministra Ana Mato -que ya ha avisado de que no participará en la reunión-.

LAS SEIS CONDICIONES

El Comité, que está convocado a las 12.30 horas, tendrá que respaldar o rechazar estos seis puntos exigidos por Ciudadanos:

1- Separación inmediata de cualquier cargo público imputado por corrupción. No podrá haber imputados por corrupción política en el Gobierno ni en el Parlamento.

2- Eliminación de los aforamientos.

3- Nueva ley electoral: con listas desbloqueadas, mayor proporcionalidad y que se acabe con el voto rogado.

4- Acabar con los indultos por corrupción política.

5- Limitación de mandatos: dos legislaturas como máximo para el presidente.

6- Creación de una comisión de investigación parlamentaria y de transparencia sobre el caso Bárcenas y la presunta financiación ilegal del PP.

El resultado será previsiblemente a favor de la negociación. En el Partido Popular no son nada dados a contradecir a su jefe y este es el camino ideado por Rajoy para conservar La Moncloa. Eso sí, se espera que este ‘sí’ a Ciudadanos tengan sus “matices”.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha reconocido este martes que esas condiciones “pueden tener matices”. “Cuando se plantean algunas reformas, por ejemplo el aforamiento, todos sabemos que es imprescindible hacer una reforma de la Constitución y se necesita para ello el concurso de otras formaciones políticas", ha avisado. Sus palabras deben ser escuchadas con mucha atención pues cada día este dirigente gana peso en el organigrama popular y ha conseguido ganarse la confianza de Rajoy.

En el PP ven asumibles esos requisitos, pero son conscientes de que algunas medidas requieren del consenso del PSOE para poder ser llevadas a cabo. De hecho, también se están estudiando que no entren en contradicción con la Constitución temas como la limitación de mandatos.

rajoy rivera

Rajoy y Rivera

Si el Partido Popular acepta esas condiciones, se nombrarían equipos negociadores que avanzarían en otras cuestiones. Desde Ciudadanos, se quiere hablar de temas como Sanidad, Dependencia y reforma fiscal. Además, sobre la mesa estarían cuestiones urgentes como el apoyo al techo de gasto y la posterior elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

CIUDADANOS RECHAZA "MATICES"

Mientras en Ciudadanos esperan los pasos del PP. Los naranjas han alertado este martes, a través de Fernando de Páramo, de que sus condiciones son “innegociables” porque “no hay matices contra la corrupción”. En el partido de Rivera también tienen la sensación de que se está dilatando en el tiempo el proceso, ya que ha pasado una semana desde la reunión entre los líderes y la del Ejecutivo Nacional del PP. Detrás de todo esto está el propio calendario de Rajoy, siempre tranquilo, apurando al máximo los plazos. De esta manera descarga presión sobre el PSOE. No hay que olvidar que el 25 de septiembre se celebrarán las elecciones vascas y gallegas, por lo que la precampaña comenzará el 9.

Ciudadanos también exige que se ponga ya fecha a la investidura. Este tema compete exclusivamente a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que debe negociarlo con el candidato del PP. Los dos son amigos íntimos y decidirán el pleno cuando crean que hay más posibilidades. Y es que Rajoy aceptó la propuesta de Felipe VI de presentarse, pero todavía no ha garantizado que lo hará. El líder popular no es partidario de ir a una sesión sin tener los votos atados.

A nadie le pasa desapercibido el protagonismo en los medios en los últimos días de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. ¿Por? Su pacto autonómico con Ciudadanos es el referente que se proyecta a nivel nacional. También se consiguió otro en La Rioja, pero ahí se exigió la retirada del candidato, Pedro Sanz, por lo que ese ejemplo es desterrado en Génova.

rajoy

El fantasma de un sustituto ha reaparecido este fin de semana a través de unas declaraciones del líder del PSC, Miquel Iceta, en las que apuntaba que la alternativa a Rajoy es “otro candidato del PP o un independiente”. De esta manera se podría conjugar el triple no del PSOE: no a Rajoy, no a Gobierno alternativo y no a unas terceras elecciones.

Desde el PP, tanto Martínez-Maillo como Cifuentes han rechazado tajantemente esta posibilidad. Es cierto que la figura del líder del partido no es cuestionada ahora internamente y se está identificando que un no a Rajoy es como un no al rey. También desde Ciudadanos se asume que se tiene que presentar el actual presidente al haber sido designado oficialmente por el monarca.

Rajoy busca también un gesto con esta reunión, hacer visible el apoyo para sentarse a negociar. La presidenta de Madrid lo ha expresado de esta forma: "El presidente de mi partido en lo que a mí respecta tiene carta blanca porque es una persona que tiene sentido común y a todos nos interesa tener Gobierno y que vayamos a la investidura cuanto antes. Soy partidaria de aceptar esos planteamientos, son perfectamente asumibles".

Paso a paso. Sigue la caminata de Rajoy.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

- Y Génova volvió a ser Pachá

- La 'war room' de Ciudadanos

Close
Fiesta en el PP
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest