Huffpost Spain

La lección viral de una madre a su hija con un tubo de pasta de dientes

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Amy Beth Gardner, una madre de Cleveland, en EEUU, era consciente de la importancia que tiene el momento en que los jóvenes pasan de la educación primaria a la secundaria. Por eso, quiso dar a su hija mayor una lección que no olvidaría en su vida.

Gardner le entregó un tubo de pasta de dientes y le ordenó que lo rociara encima de un plato. Entonces, le ordenó que volviese a meter toda la pasta dentro del tubo. "Empezó a exclamar cosas como "¡Pero no puedo!" y "¡No volverá a estar como antes!", escribe la madre en Facebook, en donde ha compartido la experiencia.

Esperó a que su hija terminase y entonces le hizo ver que las palabras tienen "el poder de la vida o de la muerte". "Ahora que vas a empezar secundaria, estás a punto de ver el peso que tienen tus palabras. Vas a tener la oportunidad de utilizar tus palabras para lastimar, humillar, difamar y herir a otros. También vas a tener la oportunidad de utilizar tus palabras para sanar, animar, inspirar y amar a los demás", le dijo.

La pasta de dientes era solo una metáfora, una forma de que su hija entendiese que, "al igual que esta pasta de dientes, una vez que las palabras salen de tu boca, no puedes retirarlas". "Usa tus palabras cuidadosamente, Breonna. Cuando otros estén haciendo un mal uso de sus palabras, vigila las tuyas. Elige cada mañana que las palabras llenas de vida sean las que salgan de boca".

La madre busca que, de esta forma, su hija sea conocida en secundaria por su "consideración y compasión". "Usa tu vida para dar vida a un mundo que lo necesita desesperadamente. Nunca, nunca lamentarás haber elegido la amabilidad", le avisó.

Gardner subió la experiencia a Facebook el 14 de agosto y desde entonces la publicación acumula más de 555.000 'me gusta', 713.000 compartidos y 410 comentarios. En una publicación posterior, la madre explica que tanto ella como su marido tuvieron muchas dificultades para poder ser padres legales de sus dos hijas, Breonna de 11 años y Bridgett de 7, a las que adoptaron a través de un servicio de acogida del Estado.

Las niñas provenían de un ambiente que describe como "muy, muy difícil", así que querían estar seguros de que su hija mayor entendía la importancia de la generosidad ahora que iniciaba una nueva etapa vital. La madre ha respondido a quienes han criticado la lección de la pasta de dientes que, "a diferencia de otros padres que tienen el lujo de disponer de 18 años para criar a su hijo en valores", a ellos la vida solo les ha dado 9 años" antes de que su hija probablemente "abandone el nido".

"Quienes critican no saben cuántas noches nos hemos ido a la cama sintiéndonos completamente derrotados y cómo hemos trabajado juntos para ordenar el caos que fue tu infancia antes de que llegaras a nuestras vidas", ha subrayado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ¿Qué estamos haciendo mal en la educación de nuestros hijos?

- Las alegrías y tristezas de criar hijos con necesidades especiales

- Estoy harta de hacer que la infancia de mis hijos sea mágica