Huffpost Spain

La hermana de la joven desaparecida en Galicia: "Quitadme todo lo que tengo, menos a mi hermana"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Valeria, hermana de Diana María Quer, la joven de 18 años que desapareció el lunes cuando regresaba a casa después de asistir a la fiesta del Carmen dos Pincheiros, en el municipio de A Pobra do Caramiñal (A Coruña), ha escrito una carta en la que pide que vuelva a casa "sana y salva".

Diana y Juan Carlos, los padres de ambas, barajan como conjetura una posible retención ilegal de la muchacha y esa es también una de las hipótesis que pasan por la mente de Valeria, que en su página de Facebook ha colgado una carta. Ella misma ha pedido que se haga pública porque quiere difundir su mensaje "para conmover a la gente y para que veáis cómo me siento".

El último WhatsApp de una joven desaparecida en Galicia: "Me ha dicho 'Morena, ven aquí"

"Cada día, hora, segundo que pasó sin ti, -relata-, es cada vez más largo. Quiero que aparezcas y poder decirte todo lo que no he sido capaz de decirte cuando estabas a mi lado. Que te quiero Diana, que hay miles y miles de hermanas y yo he tenido la suerte de tener, además de a la más pesada, a la mejor de todas".

"SI TE PIERDO, ME PIERDO"

En este escrito, subraya Valeria que todos los besos y abrazos que no le ha dado a Diana, se los daría ahora: "Si apareces te juro que te mato, te mato con todos los besos y abrazos que no te he dado. Que nunca me he portado muy bien contigo y, a decir verdad, en estos momentos es cuando uno valora lo que tiene, cuando está a punto de perderlo".

En la parte más sobrecogedora de esta exposición, señala Valeria: "Si te pierdo a ti, me pierdo yo también, donde tú vayas, yo voy contigo. Han pasado miles de cosas (...) y has sido capaz de superarlas con esa sonrisa que tienes, y digo tienes porque tengo la esperanza de que la sigas teniendo, y sé que la sigues teniendo".

Es entonces cuando implora volver a verla y "que este dolor se me pase con la cura de tu compañía. Te necesito aquí a mi lado cerca", para concluir: "Quitadme todo lo que tengo, menos a mi hermana". Diana mide 1,75, tiene el pelo largo, liso y moreno; los ojos oscuros y pesa 55 kilos. La última vez que fue vista llevaba un pantalón corto rosa, camiseta blanca, sudadera y zapatillas negras con cordones.

LA FAMILIA AGRADECE LA AYUDA

Mientras, la familia de la joven se ha mostrado este jueves "muy agradecida a todo el pueblo" por el apoyo brindado y ha pedido que "no bajen la guardia para encontrarla".

Así lo ha señalado a Europa Press la madre de la chica, quien ha afirmado que "de ninguna manera" su hija ha desaparecido por su propia voluntad. "No se ha ido", ha insistido.

Tras asegurar que nunca había desaparecido su hija anteriormente, la madre ha recordado que el lunes 22 de agosto, después de comprobar que no estaba en su habitación a las 8,30 horas, acudió inmediatamente a denunciar los hechos ante la Guardia Civil. "Cuando presento denuncia es cuando me doy cuenta de que no está", ha recordado.

Diana López-Pinel, que ha explicado que llevan "15 años" veraneando en A Pobra do Caramiñal, ha comentado que la familia está "bastante mal" y hasta le fecha no tienen "ninguna novedad" sobre el paradero de su hija.

"SIGAN PELEANDO"

Con todo, la madre de la chica desaparecida ha querido agradecer el apoyo vecinal. "Muy agradecida a todo el pueblo, se está volcando de forma incondicional", ha afirmado.

Además, ha apelado a que "no bajen la guardia, que sigan peleando para encontrarla". Por todo ello, ha insistido en "darles las gracias" a las personas que colaboran para dar con el paradero de la joven.