Huffpost Spain

Bruselas obliga a Apple a devolver 13.000 millones de euros por ayudas fiscales ilegales en Irlanda

Publicado: Actualizado:
Imprimir

La Comisión Europea ha reclamado este martes a la multinacional estadounidense Apple que devuelva 13.000 millones de euros por ventajas fiscales recibidas en Irlanda, al determinar tras una investigación en profundidad iniciada en 2014 que constituyeron ayudas públicas ilegales.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que Irlanda concedió ventajas fiscales ilegales a la multinacional de Tim Cook que le permitieron pagar "sustancialmente menos" impuestos que otras empresas, un trato "selectivo" según Bruselas que otorgó una "ventaja significativa" a la compañía de la manzana.

Por ese motivo, Bruselas ha exigido a Irlanda que recupere un total de 13.000 millones de euros más intereses, que corresponden al periodo comprendido entre 2003 y 2014.

Lee el comunicado íntegro de la Comisión Europea

La comisaria de competencia, Margrethe Vestager, ha recordado que las normas comunitarias impiden a los Estados miembros conceder beneficios fiscales a empresas seleccionadas. "La investigación de la Comisión concluyó que Irlanda otorgó ventajas fiscales ilegales a Apple (...). Este trato permitió a Apple pagar una tasa efectiva del impuesto de sociedades del 1% de sus beneficios europeos en 2003 que bajó hasta el 0,005% en 2004".

margrethe vestager
La comisaria de competencia, Margrethe Vestager, durante la rueda de prensa de este martes

Este dictamen llega seis días después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusara a Bruselas de actuar como una "autoridad fiscal supranacional", a raíz de las investigaciones contra multinacionales como Apple, Fiat o Starbucks.

La Comisión Europea respondió que no haría una excepción con la compañía de la manzana y que las normas comunitarias impiden conceder ventajas fiscales a una empresa sin que estén disponibles para sus competidores.

IRLANDA, EN PROFUNDO DESACUERDO

El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, ha expresado este martes su profundo desacuerdo con la decisión de la Comisión Europea, así como su postura favorable a apelar dicho requerimiento. "Discrepo profundamente con la decisión de la Comisión. Nuestro sistema de impuestos se fudamenta sobre una estricta aplicación de la ley, tal como fue promulgada por el Parlamento, sin excepción", aseguró.

En este sentido, Noonan apuntó que la determinación de Bruselas deja al Ministerio de Finanzas sin otra opción que buscar la autorización del Gobierno para apelar la decisión ante los tribunales europeos.

"Esto es necesario para defender la integridad de nuestro sistema de impuestos; para proporcionar certidumbre fiscal a las empresas y para desafiar la invasión de las normas sobre ayudas estatales de la UE de la competencia sobre impuestos de los Estados miembros soberanos", indicó el ministro.

El Gobierno de Irlanda cuenta ahora con un plazo de dos meses y diez días para presentar su apelación a la decisión de la Comisión Europea.

De este modo, Noonan subrayó la importancia de "enviar un mensaje fuerte" de que Irlanda continúa siendo un lugar atractivo para realizar inversiones a largo plazo. Asimismo, recordó que la multinacional estadounidense Apple está presente en Irlanda desde 1980 y da trabajo a miles de personas en la localidad de Cork, además de expandir recientemente sus operaciones en el país.

APPLE RECURRIRÁ LA DECISIÓN

Apple ha informado de que recurrirá la decisión de la Comisión Europea. En un comunicado, Apple señaló que paga todos sus impuestos en cualquier lugar donde opera y consideró que la CE "ignora" la legislación fiscal de Irlanda, al tiempo que advirtió del "profundo" efecto que la medida tendrá en la inversión en Europa.

Lee la carta de Tim Cook a la comunidad de Apple en Europa

"El dictamen de la Comisión no tiene precedentes y sus implicaciones son graves y de gran calado. Lo que propone en realidad es sustituir las leyes fiscales irlandesas por otra versión, la que la Comisión opina que debería haber sido. Esto supondría un golpe demoledor para la soberanía de los Estados miembros de la Unión Europea en lo referente a sus propios asuntos fiscales y al principio de la certidumbre del régimen jurídico en Europa. Irlanda ha anunciado que tiene la intención de presentar un recurso contra la decisión de la Comisión y Apple hará lo mismo. Confiamos en que la orden de la Comisión quede sin efecto", afirma el texto firmado por Tim Cook.

"La decisión se centra obviamente en Apple, pero su efecto más profundo y perjudicial se notará en las inversiones y la creación de empleo en Europa. Si la teoría de la Comisión se llevara a la práctica, todas las empresas de Irlanda y del resto de Europa correrían el riesgo de estar sometidas al pago de impuestos dictados por leyes que nunca han existido", apunta el comunicado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 

Información cedida por ver más