Huffpost Spain

Chris Christie, el hombre detrás del viaje de Trump a México

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El viaje que este miércoles va a realizar el candidato republicano a México tiene nombre propio y no es ni el de Donald Trump ni el de Enrique Peña Nieto. Es el del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. Es él quien ha conseguido lo que hasta hace bien poco parecía imposible: que el magnate pise suelo del país objetivo de sus reiterados comentarios despectivos.

chris

Según informa la agencia AP, Christie, está completamente volcado en la campaña de Trump, siendo uno de los artífices de la evidente moderación de sus discursos, tiene una buena relación personal con el presidente mexicano, lo que ha propiciado que el viaje se diera.

Fue en septiembre de 2014 cuando Christie viajó a México - viaje interpretado como ensayo de política exterior y para cortejar a los electores hispanos de cara a una eventual candidatura presidencial para 2016 - y surgió su 'flechazo' con Peña Nieto. “México y Estados Unidos tienen una relación especial", manifestó entonces. También dedicó múltiples elogios al presidente: "Somos muchos los que admiramos los esfuerzos del presidente Peña Nieto, las históricas reformas que ha acometido, su talento y coraje para sacarlas adelante".

Y así comenzó todo. Sin embargo, la realidad se impuso en las aspiraciones de Christie, que finalmente vio cómo se venían abajo sus aspiraciones presidenciales. En febrero quedó en sexto lugar en las elecciones internas que se celebraron en el estado de Nuevo Hampshire y optó por retirarse. Desde entonces pasó a prestarle su apoyo público a Trump y poco a poco ha ido siendo clave en los pasos que da el magnate, incluido, según ha explicado bajo la condición de anonimato una fuente próxima al político, esta visita a México, que el gobernador lleva meses planeando.

Estados Unidos está de campaña y por eso este viaje es un tanto para Christie. Eso sí, puede salirle muy bien o muy mal y no es el único. Ni Trump ni Peña Nieto pasan por un momento en el que su popularidad esté por las nubes y de lo que pase este miércoles pueden generarse dos escenarios. De un lado, que Trump logre enmendar sus errores con los mexicanos e impulsar su figura entre los hispanos, siendo un punto a favor del presidente mexicano y el gobernador. Del otro, que no se avance en ningún sentido y que el rechazo que el magnate genera entre este sector siga tal cual.

De momento el panorama está complicado para los tres. El rechazo a la visita de Trump es evidente. Basta con echar un vistazo a las redes, en las que predominan los mensajes contra la visita y la invitación del presidente de México:

Mientras, la campaña de Clinton ya está sacándole partido a la situación. En español, claro:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Donald el dementor: La explicación que da 'Harry Potter' al poder destructivo de Trump

-Trump: ¿topo de Clinton o peón de Putin?

-La élite republicana ve en Donald Trump "un peligro para la seguridad nacional"