Huffpost Spain

Récord de temperatura en septiembre con máximas de 45 grados

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Es septiembre, pero España se derrite como si estuviéramos en pleno mes de julio. Las localidades de Las Cabezas de San Juan (Sevilla), El Granado (Huelva) y Córdoba capital sobrepasaron este lunes los 45 grados de temperaturas máximas en uno de los días más calurosos del año, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) analizados por Efe.

Según informa El País, la cifra de Las Cabezas de San Juan (45,4ºC) rompió el récord histórico de temperatura en un mes de septiembre. Además, la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba llegó a los 45,1ºC. En otro aeropuerto, el de Sevilla, se alcanzaban los 44,8ºC.

Son números que se acercan a los momentos más calurosos de la historia desde que se tienen registros. El máximo en Sevilla tuvo lugar el 23 de julio de 1995, cuando se alcanzaron los 46.6 grados, mientras que el récord en Córdoba se produjo ese mismo día y con esa misma temperatura, según la Aemet.

"El calor es insoportable. Saliendo fuera del hotel hacia las 21.30 seguía subiendo el calor. No se notaba nada de brisa. Me sorprendió porque normalmente a esa hora sí que refresca un poco más", asegura a El Huffington Post el encargado del Hotel El cortijo los Naranjos de San Juan, en Las Cabezas de San Juan.

Afirma que, normalmente, la gente después de desayunar sube al pueblo que está a cuatro kilómetros. Pero estos días, subraya, los clientes prefieren quedarse en la habitación con el aire acondicionado. "Sinceramente, no recomendaría a nadie venir en esta época. Cuando me llaman clientes con niños pequeños y me dicen que quieren venir, les digo que no vengan, aunque es ilógico para mi negocio. Sobre todo por los niños. Prefiero perder clientes a que traigan aquí a los pequeños en julio y agosto" admite.

EL CALOR NO DA TREGUA TODAVÍA

Y el calor no da tregua todavía. La Aemet ha activado este martes por calor la alerta naranja en dieciséis provincias y la amarilla en veintidós, y en Badajoz, Córdoba, Toledo, Ourense y Madrid se prevén temperaturas por encima de los 40 grados.

En Badajoz se registrarán temperaturas muy altas al poder llegar a los 43 grados, que bajarán algo en Cáceres donde se prevén los 41 grados.

En Andalucía, Córdoba podrá alcanzar los 43 grados; Sevilla y Jaén los 42 grados y Granada 40, por lo que en estos lugares se mantendrá la alerta naranja, mientras que el nivel amarillo se extiende a Huelva, con 39 grados, y a Cádiz y Málaga, con 38 grados.

LAS TEMPERATURAS MÁS ALTAS DE LA HISTORIA

En Galicia, una vez más el mercurio llegará a los 41 grados en Ourense, a los 40 en Lugo, a los 39 en Pontevedra y a los 37 en A Coruña.

Si todo esto te hace sudar, echa un vistazo a este mapa, que recoge la temperatura más alta registrada en la historia en cada ciudad.

(Sigue leyendo después del mapa...)

RECOMENDACIONES CONTRA EL CALOR

Para pasar estos días con seguridad, debes hacer caso, como mínimo, a estos sencillos consejos que la cuenta de Twitter de la Guardia Civil dio el año pasado:

Deja las persianas bajadas

Tan sencillo como parece. The Family Handyman afirma que hasta un 30% del calor procede de las ventanas, y utilizar persianas, cortinas o algo por el estilo puede ahorrarte hasta un 7% en las facturas y bajar la temperatura interior en unos 6º C. En otras palabras, evita básicamente que tu casa se convierta en un pequeño invernadero, que es lo que suele ocurrir cuando las ventanas están orientadas hacia el sur y hacia el oeste.

Sé inteligente con las puertas

Cerrar habitaciones que no se usan evitará que el aire fresco llegue a esas zonas durante la parte más calurosa del día. En cambio, durante las horas más frescas de la noche (mira el consejo número 7), es mejor que dejes que el aire fluya de forma natural por tu casa.

Cambia las sábanas

Cambiar la ropa de cama no sólo da un aire nuevo a tu habitación, sino que además la refresca. Mientras que las sábanas de franela y las colchas de lana funcionan muy bien como aislantes térmicos, ahora es la temporada del algodón, que deja transpirar mejor y mantiene la frescura. Además, te aconsejamos que te compres una almohada de trigo sarraceno, pues los granos dejan que el aire pase y así no guardan el calor de tu cuerpo como las almohadas tradicionales.

Haz que tu ventilador de techo vaya en sentido contrario a las agujas del reloj

Aunque no lo sepas, tu ventilador de techo necesita ajustarse dependiendo de la estación. Haciendo que gire en sentido contrario a las agujas del reloj y a una mayor velocidad en verano, se consigue que la corriente de aire generada cree un efecto de brisa que te proporcionará una sensación de mayor frescor.

Preocúpate por la persona, no por la casa

Si tus antepasados sobrevivieron sin aire acondicionado, tú también puedes. Consiste en sentirse fresco por dentro: para ello, puedes tomar bebidas heladas o ponerte un trozo de tela fría en zonas donde las pulsaciones son más fuertes, como el cuello y las muñecas. Existen otros trucos, como elegir bien la ropa o decirle a tu pareja que no se te acurruque hasta que las hojas de los árboles empiecen a cambiar de color.

Enciende el extractor del baño, o el de la cocina

Ambos sacan de tu apartamento el aire caliente que se produce al cocinar o al tomar una ducha caliente. Dicho esto, asegúrate de que no se vaya el aire frío y cierra bien puertas y ventanas.

Deja que entre aire por la noche

Durante los meses de verano, las temperaturas bajan por la noche, así que aprovecha las horas más frescas dejando entreabiertas las ventanas antes de irte a la cama. Incluso puedes crear un túnel de viento colocando de forma estratégica el ventilador para que se forme una corriente perfecta de aire. Eso sí, asegúrate de cerrar bien las ventanas (y las persianas) antes de que empiece a calentar el sol por la mañana.

Elimina de las luces incandescentes

Si necesitabas más motivos para cambiarte a las lámparas fluorescentes compactas, aquí lo tienes. Las bombillas incandescentes gastan alrededor de un 90% de su energía en el calor que emiten, así que si las tiras, notarás la diferencia tanto en la temperatura de tu casa como en la factura de electricidad.

Para dormir mejor: agua, horarios estables y una ducha

Hay que estar hidratados bebiendo al menos un litro y medio de agua al día. Con las altas temperaturas se suda más y se necesita una ingesta de líquidos mayor. Evitar la deshidratación ayuda a mantener la temperatura y combatir la fatiga que produce el calor. El café tómalo más pronto que tarde, y cuidado con el alcohol, porque activa el organismo e interrumpe el sueño. Tampoco uses mucho picante.

Trata de mantener las rutinas, los horarios de comida y de ir a la cama, pese al cambio en las horas de luz. Quizá no va mal una siesta, pero corta, para compensar las noches de calor. Puedes tomar una ducha o una infusión que te relaje. Ah, dormir desnudo no es más fresco; usar pijamas de algodón para evitar la sudoración excesiva. Las prendas de licra y otros tejidos sintéticos no permiten que la piel transpire y se suda más.

Close
Ola de calo
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

ADEMÁS:

Sugerir una corrección