Huffpost Spain

Este experimento pone en entredicho la limpieza de las sábanas de los hoteles

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Si alguna vez has abierto la cama de un hotel, te has metido dentro y te ha dado la impresión de que las sábanas no estaban muy limpias... puede que estuvieras en lo cierto.

Unos reporteros de la cadena estadounidense Inside Edition hicieron un experimento y sus resultados no son nada tranquilizadores. Durmieron una noche en una habitación de hotel y pintaron las sábanas de la cama con una pintura especial: a simple vista no se apreciaba, pero sí se veía al iluminarla con una luz especial. Con ese material escribieron: "He dormido aquí".

(Sigue leyendo después del vídeo...)

Al día siguiente, y utilizando otros nombres, el equipo de Inside Edition volvió al hotel y pidió la misma habitación. Allí se encontraron la misma cama. Iluminaron las sábanas con la luz especial... y pudieron leer el "He dormido aquí" que habían escrito horas antes. El hotel, por tanto, no había cambiado -ni lavado- las sábanas a pesar de que, en teoría, habían cambiado los clientes.

La reportera, que califica el descubrimiento de "asqueroso", asegura que hicieron la prueba en nueve hoteles de Nueva York y en tres de ellos no se lavaron las sábanas: el The Candlewood Inn & Suites; La Quinta Inn & Suites y el Marriott Residence Inn de Manhattan y Times Square.

Tras la pillada, Inside Edition asegura que todos los establecimientos afirmaron que estaban muy orgullosos de sus estándares de limpieza y que habían tomado las medidas necesarias para que eso no volviese a ocurrir. El Marriot pidió perdón y los tres achacaron la situación a un error puntual.

Algunos expertos consultados por The Huffington Post afirman que algunos hoteles dejan la misma funda de edredón durante meses sin lavarla. Pero las sábanas... deberían ser otro cantar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La estremecedora nota que encontró el huésped de un hotel en su cama

- La historia de Rosa, la camarera de un hotel que emocionó a Errejón

- La carta indignada de una trabajadora de un hotel a Ana Obregón