Huffpost Spain

Los Juegos Paralímpicos: un laboratorio tecnológico

Publicado: Actualizado:
PARALYMPICS RIO
Alexandre Loureiro via Getty Images
Imprimir

Los atletas biónicos que llevan al máximo los límites del cuerpo nos asombran cada cuatro años en los Juegos Paralímpicos que este año se celebran en la ciudad de Río. Si bien los atletas que participan en estas competiciones deportivas son todo un ejemplo e inspiración para el mundo, también se han convertido en un banco de pruebas para el desarrollo tecnológico.

Los avances en las tecnologías de la información, la investigación en materiales, diseño y técnicas de fabricación llevan consigo la promesa de mejorar el rendimiento de los atletas y, eventualmente, llegar a la vida diaria de las personas que viven con alguna discapacidad motriz. Un camino que recorren de la mano los atletas y las grandes empresas.

Prótesis con microprocesadores o impresas en 3D, sillas de ruedas con diseños aerodinámicos son algunos de los avances tecnológicos que han debutado oficialmente este 2016, mientras que los gorros con tecnología inalámbrica para nadadores invidentes están en fase de pruebas.

REALIDAD VIRTUAL

La delegación de atletas paralímpicos del Reino Unido que participan en las competiciones con silla de ruedas en Río tienen una particularidad: han realizado sus entrenamientos utilizando la realidad virtual.

La agencia de deportes de alto rendimiento del Reino Unido, UK Sport, y la firma aeroespacial y de seguridad BAE Systems han desarrollado un sistema de entrenamiento interior que permite recrear prácticamente cualquier escenario real utilizando esta tecnología.

Al conjuntar las visualizaciones en realidad virtual con rodillos de entrenamiento para sillas de atletismo, los deportistas han logrado prepararse en ambientes inmersivos que les ha permitido familiarizarse con las pistas antes de las competiciones. Paralelamente la firma ha desarrollado ruedas más redondas para mejorar el rendimiento de los atletas en silla de ruedas durante las competiciones, de acuerdo con un reportaje de la revista Wired.

No es la primera vez que la firma colabora con los deportistas británicos. De hecho, han trabajado juntos desde 2008 para mejorar las marcas de sus atletas olímpicos con proyectos como trajes de entrenamiento inteligentes para atletas de taekwondo y bicis estáticas para ciclistas.

IMPRESIÓN 3D

La impresión 3D, una tecnología que incluso el presidente estadounidense Barack Obama ha considerado como una de las más revolucionarias de la industria en general, también ha llegado a los Juegos Paralímpicos de Río.

La atleta paralímpica alemana Denise Schindler es la primera ciclista que utilizará una prótesis desarrollada en conjunto con la compañía tecnológica Autodesk y fabricada completamente con una impresora 3D. Esta tecnología ha permitido crear una prótesis personalizada de forma rápida (sólo tardó cinco días, contra las 10 semanas de una fabricación tradicional) y a un 25% del costo.

Esta tecnología hizo su debut durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Río. Amy Purdy, atleta estadounidense a la que le faltan las dos piernas, utilizó un vestido impreso en 3D diseñado por el israelí Danit Peleg. La atleta cautivó al mundo con sus movimientos.

PRÓTESIS INFORMATIZADAS

Sin duda una de las muestras del desarrollo tecnológico está en las prótesis que hacen de los atletas paralímpicos unos verdaderos seres biónicos. Por ejemplo, el medallista neozelandés Cameron Leslie utiliza unas prótesis de piernas fabricadas por la compañía Ottobock, que integran un microprocesador en las rodillas y sensores que registran su forma de andar.

De esta forma, el atleta puede realizar ajustes que le permitan ahorrar energía al caminar, realizar ejercicios de gimnasia, fortalecer sus músculos y mejorar su rendimiento, según ha dicho el atleta a Stuff.

Paralímpicos británicos como el triatleta Andy Lewis y la velocista Julie Rogers también utilizarán prótesis personalizadas de Ottobock, hechas a partir de unas 80 capas de fibra de carbono —cada una más delgada que un cabello— que se unen a unas rodillas tecnológicas que integran un sistema hidráulico.

BMW Y LAS SILLAS DE RUEDAS

Cuando uno piensa en BMW, lo primero que llega a la mente son coches de lujo, deportivos y motocicletas, pero muy pocos saben que esta compañía ha sido la responsable del rediseño y la ingeniería de las sillas de ruedas con las que compiten los atletas paralímpicos de Estados Unidos en Río.

El despacho de consultoría creativa de BMW, DesignworkUSA, realizó un escaneo tridimensional de los atletas para optimizar el diseño aerodinámico y la ergonomía. La firma también ha cambiado el aluminio por la fibra de carbono, logrando crear unas sillas más rigidas, lo que permite mantener las ruedas alineadas y evitar la pérdida de velocidad por una desalineación.

"Nos dimos cuenta que con cambios muy pequeños en cualquier cosa relacionada con la alineación, inmediatamente empiezas a ver cambios en la velocidad. Incluso lo más pequeño relacionado con la alineación es importante", ha explicado Brad Cracchiola, director asociado de DesignworkUSA a Fast Company.

MEDALLAS Y ANTORCHA TECNOLÓGICAS

Pero las tecnologías en los Juegos Paralímpicos de Río no sólo se limitan a las herramientas que usan los atletas para competir. Las medallas, por ejemplo, contarán con tecnología para asistir a los invidentes al integrar un pequeño dispositivo que hace diferentes ruidos cuando se agitan las medallas.

Con un simple movimiento de las medallas, los atletas paralímpicos ciegos podrán identificar al oro con el ruido más fuerte, el bronce con un sonido más suave, y la plata con una alerta auditiva que está justo entre uno y otro.

La antorcha paralímpica también ha integrado un componente tecnológico. Con un diseño multisensorial e inscripciones en braile, la antorcha también se iluminaba virtualmente según los usuarios de Internet en todo el mundo usaban ciertas etiquetas en Twitter, lógicamente relacionados con los Paralímpicos de Río 2016.

GORRO DE NATACIÓN PARA INVIDENTES

Seguramente has visto que en las competiciones de natación donde participan atletas invidentes, existe un peculiar método para alertar al nadador del momento de realizar el viraje en la piscina: una persona -su entrenador- le golpea la espalda o la cabeza con una esponja dura que está colocada al extremo de un palo.

Pero esta “técnica” podría ser reemplazada por el Blind Cap, un prototipo de gorro de natación desarrollado por Samsung. A través de tecnología Bluetooth, es posible vincular el gorro a una aplicación móvil desde la que el entrenador podrá enviar una señal vibratoria al nadador para indicarle el momento de hacer el viraje, de una forma inalámbrica y menos intrusiva.

Para su desarrollo, la compañía colabora con el Equipo Paralímpico Español e incluso ya ha sido probado por el nadador español Israel Oliver, medalla de plata y bronce en Atenas 2004. Sin embargo, este gorro aún está en fase de pruebas y debe pasar por un proceso de homologación y aprobación del Comité Paralímpico Internacional, por lo que los atletas no lo utilizan en las competiciones de Río. Aún así es quizás una de las tecnologías más prometedoras en este deporte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Arrancan los Juegos Paralímpicos de Río 2016: ¿Qué opciones tiene España?

- El lanzador de peso Kim López da el primer oro a España en los Paralímpicos de Río

- La cuenta de Río 2016 en Twittter la lía en la apertura de los Paralímpicos

- En los Paralímpicos de Río, se vigila de cerca la automutilación como forma de dopaje