Huffpost Spain

El rey apela al "sentido del deber" para superar el bloqueo político en España

Publicado: Actualizado:
FELIPE OBAMA
EFE
Imprimir

El rey Felipe VI ha apelado este martes al diálogo y al "sentido del deber" para superar "coyunturas complejas" como la que atraviesa España y destacó la "firme convicción" de la sociedad española "en que las diferencias se resuelven con voluntad de acuerdo dentro del respeto a las reglas que se han dado".

El monarca dedicó a la coyuntura política y económica de España una breve pero significativa parte de su intervención en la Asamblea General de la ONU, la segunda desde que es jefe de Estado, en la que instó a afianzar la recuperación del país y "salvaguardar y mejorar el Estado del bienestar", con especial atención a quienes más han sufrido" y "todavía padecen" los efectos de la recesión.

En el ámbito internacional, Felipe VI invitó al Reino Unido, en esta primera ocasión en Naciones Unidas tras el Brexit, a "poner fin" al "anacronismo" colonial de Gibraltar con "una solución acordada" entre ambos países que "restablezca la integridad territorial de España" y "resulte beneficiosa" para la población del Peñón y del área española del Campo de Gibraltar.

ACUERDO DE PAZ CON LAS FARC

Un día después de entrevistarse con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, hubo también una referencia destacada al acuerdo de paz con las FARC en Colombia que se firma el próximo lunes en Cartagena de Indias, del que recordó que cuenta con "el respaldo decidido" del Gobierno de España y el apoyo unánime de su Parlamento.

En cuanto al Sahara Occidental, el rey animó a las partes a "retomar el diálogo con vistas a resolver finalmente este contencioso", ante el que España reafirma su respaldo a los esfuerzos de la ONU para "una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación".

COYUNTURAS COMPLEJAS

En clave nacional, señaló que "todas las democracias avanzadas", como la española, atraviesan en algún momento "coyunturas complejas", pero "las superan por la fortaleza y cohesión de su sociedad, la solidez de sus instituciones, la vigencia de su sistema de libertades" y "su firme convicción en que las diferencias se resuelven con voluntad de acuerdo."

Una voluntad que debe someterse al "respeto a las reglas que se han dado", precisó don Felipe, antes de apelar a "los valores del diálogo, del compromiso, del sentido del deber y de la solidaridad".

Además, sin aludir expresamente al desafío independentista en Cataluña, reflexionó: "Cuando juntos convivimos en un marco democrático que salvaguarda nuestros derechos y libertades -tan arduamente conquistados- con respeto a nuestra diversidad es cuando damos lo mejor de nosotros mismos".

También es entonces "cuando más y mejor contribuimos a la paz, la seguridad y la prosperidad de la comunidad internacional", añadió, para proclamar: "Así lo vamos a seguir haciendo".

PRIORIDADES INTERNACIONALES

Ante los otros jefes de Estado y de Gobierno asistentes al plenario, que reúne a más de 130 gobernantes, Felipe VI desgranó las prioridades internacionales de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, donde actúa con el objetivo de lograr "compromisos aceptables eficaces para prevenir conflictos y resolver los existentes".

Así, España defiende la adopción de una resolución del Consejo que impida el acceso de grupos terroristas a armas altamente destructivas, apoya la celebración de una conferencia internacional sobre Oriente Medio y trabaja para mejorar la asistencia humanitaria en Siria y ayudar a preservar la unidad del país en democracia.

El rey lamentó la ruptura del alto el fuego en este país, hizo un llamamiento para que cesen las hostilidades y expresó su pesar por las víctimas, "especialmente entre el personal humanitario".

GRATITUD PERSONAL

Al final de su intervención, pidió apoyo a la candidatura de España al Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2018-2020 y manifestó su "aprecio y gratitud personal" al secretario general saliente de la ONU, Ban Ki-moon, con quien mantuvo esta mañana un encuentro bilateral

También se reunió con el rey Abdalá II de Jordania, tras verse con el presidente del COI, Thomas Bach, y conversó con el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y el de Senegal, Macky Sall, mientras que la reina Letizia se entrevistó con José Graziano da Silva, director general de la FAO, organización de la que es embajadora especial para la Nutrición.

En el tradicional almuerzo ofrecido a los participantes en la sesión inaugural de la Asamblea, el monarca español compartió la mesa principal con Ban, el presidente estadounidense, Barack Obama; el rey jordano Abdalá y los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet; de Colombia, Juan Manuel Santos, de Túnez, Beyi Caid Essebsi; de Nigeria, Muhammadu Buhari, y el emir catarí Tamim bin Hamad Al Thani.

Felipe VI se reencontró esta tarde con Obama en la cumbre de líderes sobre refugiados, donde también tomó la palabra, y volverá a hacerlo, acompañado de doña Letizia, en la recepción que el presidente de EE UU y la primera dama ofrecen con ocasión de la Asamblea General, último actividad de esta visita de los reyes a Nueva York.

"ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO"

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado que está "absolutamente de acuerdo" con la apelación que el rey Felipe VI realizó en la ONU sobre la necesidad de "dialogar" para superar "la coyuntura compleja" de España. Rajoy ha coincidido en que "hay que dialogar" para buscar "una salida" para el país, al tiempo que ha reivindicado sus resultados electorales frente a cualquier propuesta de apartarse para facilitar un gobierno liderado por el PP.

En el pueblo natal de Manuel Fraga, Vilalba (Lugo), donde ha arrancado una nueva jornada de campaña en Galicia, ha subrayado que "evidentemente, hay que dialogar". "Estoy absolutamente de acuerdo, si no, no es posible", ha reflexionado, antes de defender que el lo hizo y consiguió acordar "con algunas fuerzas políticas", aunque le faltaron "seis votos".

"Lo intenté, la cosa no salió bien, pero a esto hay que darle una salida", ha proclamado, antes de recordar que precisamente este miércoles se cumplen nueve meses de gobierno en funciones en España, un periodo en el que no se ha podido presentar leyes ni tampoco los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio.

En todo caso, Rajoy se ha marcado del reto de intentar "minimizar daños". "Aunque la ley no nos permite hacer muchas cosas, vamos a ver que esto genere el menor daño posible. Se lo he dicho mil veces al señor Sánchez, pero con escaso éxito", ha apuntado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ¿Tiene España la cultura política que se merece?

- ¿Parlamentarizar nuestro parlamentarismo?

- Pesadilla en la Carrera de San Jerónimo