Huffpost Spain

Colombia y las FARC firman la paz tras 52 años de conflicto

Publicado: Actualizado:
FARC
AFP
Imprimir

Todo ha sido emoción este lunes en Cartagena de Indias, escenario vestido de blanco impoluto, el de la paz, del acuerdo firmado por el Gobierno de Colombia y las FARC, que pone fin a 52 años de conflicto. El presidente Juan Manuel Santos y el guerrillero Rodrigo Londoño, alias Timochenko, han estampado sus nombres utilizando una pluma fabricada con los casquillos de sendas balas. Y así se ha abierto un nuevo capítulo en la historia del país, el más deseado, en el que la paz tiene una oportunidad real para seguir adelante. La última palabra, la decisiva, la tendrán los colombianos el próximo 2 de octubre con un referéndum en el que decidirán si están conformes o no con el acuerdo sellado este 26 de septiembre.

Palabras de disculpas, de esperanza y de autocrítica han estado presentes en los discursos de los mandatarios, siendo especialmente relevantes las pronunciadas por Timochenko, quien ha pedido perdón a "todas las víctimas del conflicto" y por "todo el daño" que hayan "podido causar en esta guerra". "Esa es la liberación que da el perdón. El perdón que no sólo libera al perdonado, sino también al que perdona", ha dicho por su parte un más que emocionado Santos. "Cesó la horrible noche", ha añadido el mandatario, para, a continuación, asegurar que ahora ha llegado el turno del "amanecer de la paz, el amanecer de la vida". Ambos han provocado las lágrimas a más de un asistente, entre los que estaban, vestidos completamente de blanco, líderes latinoamericanos como el cubano Raúl Castro y el venezolano Nicolás Maduro, el rey Juan Carlos, 15 mandatarios internacionales y responsables de otros organismos multilaterales. Un total de 2.500 invitados que han acompañado al presidente colombiano en una homilía oficiada por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

firma

Timochenko firma el acuerdo de paz

El primero en firmar el acuerdo ha sido Timochenko, que al terminar ha levantado los brazos y ha recibido una salva de aplausos mientras alzaba las manos cruzadas a modo de abrazo. A continuación ha sido Santos el que ha estampado su firma en el acuerdo también con un balígrafo. El mandatario ha sido jaleado por los invitados y al terminar ha entregado a Timochenko una paloma de la paz que el líder guerrillero se ha puesto, con alguna dificultad, en la solapa.

Al terminar los dos se han dado la mano y han tenido una pequeña conversación con una sonrisa en los labios.

La primera dama, María Clemencia Rodríguez de Santos, no ha podido evitar llorar al ver a su marido firmar el acuerdo. Además, como muestra de la alegría por el momento que estaban viviendo, los invitados han sacudido pañuelos tras la firma y un grupo de aviones de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) ha plasmado la bandera colombiana en el cielo de Cartagena de Indias.

Nosotros vamos a cumplir y esperamos que el Gobierno cumpla

Tras la rúbrica ha sido el turno de los discursos, que han comenzado con el de Ban Ki-moon. El secretario general de la ONU ha dicho que el acuerdo de paz no sólo promete el fin del conflicto armado "sino que garantiza la posibilidad de participación política de todos". "Estos acuerdos no solo prometen el fin del conflicto armado para una paz duradera en un desarrollo equitativo, estos acuerdos visualizan una paz que garantiza el papel de la mujer, ya no habrá espacio para una política basada en la violencia. Espero que los colombianos puedan superar el dolor y hacer de este proyecto algo nacional", ha dicho Ban.

lagrimas

Muchos de los asistentes a la firma no han podido evitar las lágrimas

A continuación ha intervenido el líder de las FARC, Timochenko, quien, tras pedir perdón a las víctimas del conflicto, ha rogado que nadie dude de que los miembros de la guerrilla van "hacia la política sin armas". "Nosotros vamos a cumplir y esperamos que el Gobierno cumpla", ha añadido. Dirigiéndose a los colombianos, el líder de la guerrilla ha agradecido al pueblo de Colombia "que nunca abandonó la esperanza de poder construir la patria del futuro" y que gracias a lo que supone este acuerdo podrán vivir en "paz, democracia y dignidad por los siglos de los siglos".

Por su parte, Santos ha dado la bienvenida a la democracia a la guerrilla de las FARC: "Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC: hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo -como Jefe de Estado, de la patria que todos amamos- les doy la bienvenida a la democracia".

EL REFERÉNDUM DEL 2 DE OCTUBRE

Con este acto se da por comenzada la campaña por el 'sí' a la consulta. Si esta postura resulta ganadora, entonces sí, entonces Colombia podrá dar el carpetazo definitivo al capítulo más trágico y sangriento de su historia.

Uno de los pilares del acuerdo de paz es el relativo a las víctimas, que crea una jurisdicción especial encargada de esclarecer y sancionar las graves violaciones de los Derechos Humanos y los crímenes internacionales cometidos en el conflicto armado por todos los que hayan participado en él, que se completa con medidas para obtener verdad y reparación e impedir la repetición.

Las partes han pactado igualmente un cronograma que da 180 días a las FARC para entregar las armas. Los guerrilleros se concentrarán en zonas y puntos concretos del territorio colombiano hasta que se reincorporen plenamente a la vida civil, donde estarán protegidos por una misión internacional bajo el paraguas de la ONU.

El umbral mínimo de participación para que la consulta popular sea válida está en el 13% del censo electoral, formado por 33 de los 48 millones de habitantes que tiene Colombia, por lo que se requieren 4,5 millones para que el acuerdo de paz sea ratificado o anulado.

De acuerdo con un reciente sondeo sobre intención de voto de Ipsos, del que se hace eco la agencia Efe, un 53% de los colombianos participará en el plebiscito por la paz, de los cuales un 72% lo hará a favor del 'sí', frente a un 28% que se decantará por el 'no'.

UNA NUEVA ETAPA

Horas antes de la firma del acuerdo, la Unión Europea ha anunciado este mismo lunes que ha retirado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de su lista de organizaciones terroristas, tal y como ha comunicado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. La alta representante comunitaria para Política Exterior y de Seguridad ha explicado que la decisión ha sido adoptada este mismo lunes por el Consejo de la UE y ha valorado la firma del acuerdo de paz en Colombia como "buena noticia para el país y el pueblo colombiano y para todos nosotros".

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha afirmado que EEUU revisará la salida de las FARC de su lista de grupos terroristas en la medida en que cambien los "hechos" tras la firma del acuerdo de paz este lunes en Colombia.

"Puede pasar rápido. Depende de cómo se muevan las cosas en Colombia", ha manifestado Kerry a la televisión NTN24, al referirse a los compromisos de las FARC. "Si ellos se desarman (..), si se reintegran a la sociedad, son aspectos que se tienen en cuenta en la revisión", explicó el jefe de la diplomacia estadounidense, según los extractos emitidos como avances de la entrevista por ese canal de televisión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Por qué hoy es un día histórico en Colombia
- Las FARC ya no son organización terrorista para la UE
- Más de medio siglo después Colombia firma la paz con las FARC