Huffpost Spain

Así ha quedado uno de los hospitales atacados de Médicos Sin Fronteras en Yemen

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Murieron 19 personas y otras 24 resultaron heridas de gravedad. Era un hospital de campaña de Médicos Sin Fronteras (MSF) ubicado en la localidad de Abs, al noroeste de Yemen que fue bombardeado el pasado 15 de agosto, en un ataque que acabó con la vida de varios pacientes, un miembro de la ONG y un ingeniero yemení.

No es la primera vez que unas instalaciones de Médicos Sin Fronteras sufren ataques debido a la guerra en Yemen. La organización denuncia que "la neutralidad y la imparcialidad de ambas instalaciones no habían sido comprometidas antes de los ataques" y que, por esto, no había razón legítima para bombardearlas. Critican que el acceso a la atención médica rutinaria "está siendo obstaculizado por los ataques y bombardeos indiscriminados de los centros de salud".

Por ello, ha publicado dos informes de cómo se está librando la guerra en los que denuncian que los ataques "no son hechos aislados que afectan que afectan específicamente a centros gestionados o apoyados por MSF", sino que forman parte de una tendencia.

Este miércoles se reúne el Consejo de Seguridad de la ONU y MSF insta a sus miembros a tomar medidas para asegurar que el próximo año los hospitales no sean bombardeados masivamente "mientras el mundo observa en silencio". Además, reiteran su llamamiento a todas las partes del conflicto, y a los miembros del Comité de Seguridad de la ONU, para que respeten los principios del derecho humanitario.

Estas son algunas de las imágenes del bombardeo del hospital de Abs, proporcionadas por la organización.

  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS
  • MÉDICOS SIN FRONTERAS

Sugerir una corrección