Huffpost Spain

Rompe a llorar al rescatar a una recién nacida tras un bombardeo en Siria

Publicado: Actualizado:
LAGRIMAS
YOUTUBE
Imprimir

Tiene sólo 30 días y ya ha conocido una guerra, la misma que ha estado muy cerca de acabar con su corta vida. Un bombardeo en la ciudad siria de Iblib provocó que el bebé acabara atrapada bajo los escombros, hasta que, en una operación límite, pudo ser rescatada.

Los cascos blancos, como se conoce a estos trabajadores en Siria, muestran al bebé tras encontrarlo y enseguida la meten en la ambulancia. Dentro, uno de ellos se derrumba, con los ojos llenos lágrimas. Todos han pasado tres horas al límite de sus fuerzas para salvar la vida a la pequeña.

Es una historia que deja espacio para la esperanza en una guerra que no cesa. El ejército sirio ha retomado este viernes una zona estratégica del norte de la ciudad de Alepo (norte), donde nuevos bombardeos han tenido como blanco los barrios asediados del este de la urbe, donde al menos doce personas han muerto.

Los soldados retomaron el área del hospital Al Kindi, destruido en el pasado y situado a dos kilómetros de la rotonda de Al Yandul, que es la entrada de Alepo por el norte.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha precisado que los efectivos gubernamentales lograron este avance tras combates contra facciones rebeldes e islámicas.

El hospital Al Kindi fue conquistado en diciembre de 2013 por el antiguo Frente al Nusra (actualmente Frente de la Conquista del Levante) y otros grupos.

Fuentes militares, citadas por la agencia de noticias oficial siria SANA, señalaron que unidades castrenses ampliaron las zonas bajo su control hasta llegar al hospital Al Kindi, tras abatir a "grupos de terroristas" que se habían infiltrado en el campo de refugiados palestinos de Handarat.

El dominio de dicho campo, ubicado al norte de Al Kindi, fue recuperado ayer por los efectivos gubernamentales.

También se desarrollaron hoy choques en el casco antiguo de la población, en los barrios de Bustan al Basha y de Suleiman al Halabi, donde, según SANA, las fuerzas gubernamentales se hicieron con el control de varios edificios tras causar "fuertes pérdidas" materiales y humanas a los "terroristas".