Huffpost Spain
Antonio Ruiz Valdivia Headshot

Las réplicas territoriales del terremoto de Ferraz

Publicado: Actualizado:
FERNNDEZ
Fernández tras la primera reunión de la gestora este lunes | EFE
Imprimir

Ferraz fue el escenario de la brutal guerra que tuvo lugar este sábado en el PSOE. El Congreso vive también convulsos momentos por la división de sus diputados ante una posible abstención. Pero las réplicas del terremoto ya están afectando en las federaciones, donde todos toman posiciones respecto a los ganadores y perdedores y las posibles sublevaciones por el sentido del voto.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, se ha impuesto como objetivo apagar el “incendio” del partido e intentar cohesionar y llegar a pactos entre los suyos. En la gestora son conscientes de las repercusiones que tendrán todos sus movimientos, a pesar de que no quieren actuar como una dirección política.

Según varias fuentes socialistas consultadas por El Huffington Post, existe un “fuerte debate” en muchas federaciones sobre lo que está ocurriendo en el PSOE y además hay una sensación de “tristeza” por el “espectáculo” del sábado. Muchos dirigentes territoriales y militantes no daban crédito a lo que veían por la televisión y leían en las redes sociales.

PRIMERO: INTENTAR UN PACTO ENTRE BARONES

El propio Fernández ha reconocido que durante estos últimos años ha faltado debate dentro del PSOE. Por eso, el primer paso que quiere dar es reunir próximamente a todos los líderes territoriales a través del Consejo de Política Federal -presidido por la andaluza Susana Díaz-. De esta manera quiere ir preparando el Comité Federal que tendrá que tomar la histórica decisión ante un nuevo intento de investidura de Mariano Rajoy.

Aunque esta guerra entre Pedro Sánchez y los hasta ahora críticos se ha simplificado entre federaciones, dentro de las propias autonomías se ha reproducido y ha servido para dividir a las facciones de poder regionales. Algunos ‘sanchistas’ temen ver mermado su espacio en sus provincias tras la llegada de la gestora.

Y es que se ha llegado a tal punto que miembros de la antigua Ejecutiva de Pedro Sánchez están enfrentados a sus direcciones autonómicas y barones, quienes les pusieron precisamente en esos puestos hace dos años. Algunos de estos dirigentes incluso no conocían a Sánchez personalmente en ese momento.

Por ejemplo, la diputada aragonesa Susana Sumelzo ha llegado a denunciar que se enteró de que se había puesto “una campaña en su contra” instada por su secretario general, Javier Lambán, por no haber dimitido de la Ejecutiva. Una foto totalmente distinta a la de hace dos años cuando los dos paseaban juntos durante el congreso que aupó a Sánchez en Madrid y se fotografiaban sonriendo para los medios aragoneses.

gestora

Fernández y el resto de miembros de la gestora del PSOE

EN MADRID SE PREVÉ OTRA GUERRA

El terremoto también puede sacudir a la federación madrileña, tan propensa a las batallas intestinas. La nueva dirección del partido se supone afín a Tomás Gómez y a Antonio Miguel Carmona, dos políticos defenestrados por Pedro Sánchez. Precisamente, Gómez fue uno de los que dimitió de la Ejecutiva para provocar la caída de su enemigo, al igual que otra de sus fieles, Eva Matarín. La actual secretaria general del PSM, Sara Hernández, fue un soldado en el ejército sanchista. Se prevé una dura lucha en esta nueva etapa por coger las riendas de la federación madrileña.

Durante el Comité también se evidenció la situación de división del PSOE en la Comunidad Valenciana. Ximo Puig lideró el grupo contrario a Sánchez y, tras él, estaban algunos importantes dirigentes como Alfredo Boix, Ciprià Ciscar e Inmaculada Rodríguez-Piñero. En cambio, otros levantinos cerraron filas con el ya ex secretario general, como Carmen Montón -que es consejera en el Gobierno de Puig- y José Luis Ábalos, secretario provincial en Valencia, la federación más potente de la autonomía. En la calle Blanquerías saben que tienen que lidiar con una situación complicada, como pudo comprobar su líder el viernes anterior al Comité cuando se reunieron cientos de militantes en la puerta para exigir el ‘no’ a Rajoy y la dimisión de su barón.

Y el Comité del sábado sirvió para añadir más fuego a esa hoguera en la que se ha convertido el PSOE gallego. Actualmente, los mandos los tiene una gestora, que tiene como ‘número uno’ a Pilar Cancela, una persona afín a Sánchez. Sus enemigos internos ya se han lanzado contra ella por los desastrosos resultados electorales y la caída del madrileño. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, considera que está “deslegitimada, desautorizada y aislada”.

Todo este proceso ha pillado al PSC en medio de su batalla interna por el liderazgo. En un mes celebrará su congreso y aspiran al máximo puesto Miquel Iceta y Núria Parlon. Los dos se muestran contrarios a la abstención y piden que se organice una consulta interna. Si los dos sentidos del voto son distintos a nivel federal y del PSC, llegará una nueva y dura crisis entre los partidos hermanos.

Lo que será muy importante, pase lo que pase sobre el voto, será la labor de “pedagogía”, según fuentes socialistas, y explicar tanto dentro como fuera la postura que se tome al final. Tras la reunión del Comité de Política Federal, los barones tendrán que desplegar su poderío y se comprobará si tienen la fuerza suficiente para sosegar a los suyos y evitar rebeliones. Además, está por ver hasta qué punto aguantan algunos sanchistas hasta que se integren en posturas defendidas por la gestora. Objetivo: frenar las guerras territoriales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Jiménez: "Si el Comité Federal opta por la abstención, Sánchez lo acatará"

- Javier Fernández, un hombre para poner paz en el PSOE

- El PSOE y su laberinto (Blog de Esther Palomera)

Close
La gestora del PSOE
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest