Huffpost Spain

Quiénes son las 4 mujeres que Donald Trump ha invitado al debate

Publicado: Actualizado:
MUJERES
EFE
Imprimir

Es, sin duda, una de las imágenes del segundo debate presidencial en EEUU: la de tres mujeres que llevan años acusando a Bill Clinton de acoso sexual sentadas en primera fila. Muy cerca del ex presidente y más aún de la candidata demócrata. Todo un golpe de efecto con el que el magnate ha querido dejar claro que salía dispuesto a ganar, consciente de necesitaba algo con lo que superar la filtración de sus comentarios lascivos y sexistas, que están dañando su carrera política

Cuando faltaba poco más de una hora para que empezara el debate, Trump se plantó en un Facebook Live junto a Paula Jones, Kathleen Willey y Juanita Broaddrick. Con ellos también estaba Kathy Shelton. Ninguna de ellas estaba elegida por casualidad;con ellas ha dado forma a su estrategia para poner en el ojo del huracán sobre los Clinton y no sobre su persona. Estas son sus historias:

- Shelton fue violada a los 12 años y su agresor fue defendido por Hillary Clinton décadas atrás, consiguiendo que sus cargos fueran sensiblemente rebajados.

- Paula Jones es una exempleada del estado de Arkansas que llegó a un acuerdo económico tras presentar una demanda por acoso sexual contra Bill Clinton en 1999. Pese a dicho acuerdo, el expresidente nunca dijo si era culpable o no. Su caso, además, sacó a la luz el escándalo más grave de la presidencia de Clinton: el de la becaria Monica Lewinsky, que a día de hoy sigue persiguiendo al matrimonio.

- Juanita Broaddrick acusó a Bill Clinton de haberla violado en una habitación de hotel en el año 1978, aunque nunca llegó a presentar cargos. Esto hizo que el por entonces presidente de Estados Unidos negara todas las acusaciones a través de sus abogados.

- Kathleen Willey, trabajadora de la Casa Blanca durante el mandato de Clinton. Willey le acusó de "manosearla", aunque luego lo negó, como hizo por su parte Bill Clinton.

Son cuatro personas con las que Trump ha querido atacar a la familia Clinton y, a su vez, reiterar que siente un "gran respeto por las mujeres". También ha sido su manera de alejar la polémica en la que lleva inmerso desde hace 48 horas y, de paso, ha lanzado duras acusaciones contra Bill Clinton: "Nunca ha habido nadie en la historia de la política que haya abusado más de las mujeres". De poco le ha servido, ya que Hillary no ha entrado en la disputa: no ha mencionado a su marido en ningún momento.

Esa ha sido la estrategia del magnate tras el vídeo publicado este fin de semana en el que menospreciaba a las mujeres y alardeaba de cómo podía tratarlas por el hecho de ser millonario. Al comienzo del cara a cara, Trump ha tildado ese vídeo de "charla de vestuario", dijo no sentirse "orgulloso de él" y ha enfatizado que ya se ha disculpado por él ante su familia y los ciudadanos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump comparece antes del debate con mujeres que denunciaron a Bill Clinton por acoso sexual
- Hillary Clinton: "El vídeo muestra exactamente quién es Donald Trump"