Huffpost Spain

En libertad con cargos los dos detenidos por la agresión a guardias civiles

Publicado: Actualizado:
GUARDIAS
El Coronel Jefe de la Zona de Navarra, Javier Hernández (d), durante la visita a los dos agredidos | EFE
Imprimir

Los dos jóvenes detenidos por la agresión del pasado sábado a dos agentes de la Guardia Civil en la localidad navarra de Alsasua han quedado en libertad con cargos de lesiones y atentado a la autoridad tras prestar declaración ante el juez de guardia en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la madrugada del sábado en el bar Koxka, donde un grupo de personas agredió a los dos guardias civiles, que se encontraban en ese momento de fiesta con sus parejas.

Los dos detenidos han sido conducidos poco antes de la ocho y media de la mañana a los juzgados de Pamplona y, tras prestar declaración ante el juez, éste les ha acusado de sendos delitos de lesiones y atentado a la autoridad, con la obligación de comparecer en el juzgado todos los viernes.

Coincidiendo con la comparecencia de los detenidos ante el juez, un grupo de unas veinte personas se ha concentrado ante el Palacio de Justicia con carteles en los que se podía leer: "No a los montajes policiales".

LOS HECHOS

Según han informado fuentes judiciales, la investigación se lleva a cabo de oficio a instancias de la Fiscalía, ya que los guardias civiles y sus parejas no han presentado todavía una denuncia por la agresión, aunque se espera que lo hagan en los próximos días.

El ataque, según ha informado la Delegación del Gobierno, tuvo lugar en el citado establecimiento de la localidad de Alsasua cuando, por causas todavía sin concretar, un "grupo numeroso" de personas, al parecer vinculadas con la izquierda abertzale, agredió a los dos agentes y a sus parejas.

Uno de los agentes tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas en una pierna y en la cara, mientras que el otro guardia civil y las mujeres presentan lesiones, magulladuras y hematomas.

Todos ellos fueron trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra mientras la Policía Foral, que acudió en apoyo de la Guardia Civil, se hacía cargo de la investigación de los hechos y detenía a dos personas.

La investigación sobre lo sucedido está abierta y los agentes autonómicos no descartan que puedan producirse nuevos arrestos y que al delito ya imputado se sumen otros.