Huffpost Spain

10 pueblos fantasmas y lugares abandonados donde pasar miedo (FOTOS)

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Los lugares abandonados generan interés e inquietud a partes iguales. Un escalofrío recorre nuestra piel cuando pisamos un parque de atracciones que en su día estuvo plagado de niños y que ahora sólo habitan amasijos de hierro.

Lo mismo ocurre en centros comerciales abandonados, en hoteles vacíos e incluso en pequeñas poblaciones. Existen decenas de pueblos repartidos por el mundo en los que, tras una época dorada y bulliciosa, ahora sólo se escucha el silencio.

Algunos de esos lugares, convertidos ahora en espacios de interés turístico, se recogen esta pequeña selección de pueblos fantasmas. Son un aperitivo de diez para abrir boca y dejarnos impresionar. Seguro que al recorrer sus calles el estremecimiento también te recorre.

  • Kayakoy (Fethiye, Turquía)
    TRIPADVISOR
    Kayakoy, también conocida como Livissi, es un pueblo fantasma ubicado a siete kilómetros de Fethiye. Reconvertido en pueblo-museo, aglutina cientos de ruinas de casas e iglesias de arquitectura griega. Su población pasó de 2.000 personas en 1900 a casi 6.000, antes de ser abandonada totalmente durante la guerra Greco-Turca entre 1919 y 1922.

    "Las vistas desde la cima mirando a los edificios vacíos comedores es realmente inquietante y el silencio sólo se suma a la experiencia", escribe el usuario LesElaine.
  • Bodie State Historic Park, Bridgeport (California, EEUU)
    TRIPADVISOR
    Bodie es un pueblo fantasma que a finales de 1870 alcanzó los 10.000 habitantes, que llegaron atraídos por sus minas de oro. La ciudad contaba con restaurantes, salones de fiesta, iglesias, bancos, burdeles, una ópera y una escuela, además de una empresa de ferrocarriles. Su declive comenzó en 1882 con la bancarrota de las compañías mineras. Tras sufrir varios incendios graves en la década de 1890 y en 1932, la ciudad fue finalmente abandonada poco después de la Segunda Guerra Mundial.

    "Fascinante ciudad fantasma", asegura BruceBoug.
  • Isla Hashima (Nagasaki, Japón)
    TRIPADVISOR
    Hashima (Gunkanjima) es una pequeña isla a 19 kilómetros de Nagasaki, donde en 1890 la empresa Mitsubishi comenzó una operación de minería de carbón de fondos marinos a gran escala. En 1916 era tan solo un bloque de apartamentos de gran altura, que se construyó para albergar a la creciente población. La isla tiene una extensión de unos 480 por 160 metros, pero en su auge en torno al año 1960 su población alcanzó casi 5.300 habitantes. Esto supone una densidad de población casi nueve veces mayor que la de Tokio.

    La mina cerró en 1974 y la isla fue abandonada. Las inclemencias de la naturaleza, como los tifones, han maltratado los edificios y los ha dejado en un estado lamentable, que recuerda a una película de desastre apocalíptico. Existen visitas guiadas que permiten el acceso restringido a la isla y se puede ver como escenario de una de las más recientes películas de James Bond, Skyfall.

    "Una isla fantasma. Lo que antes estaba lleno de vida, industria y edificios modernos está ahora abandonado, unas ruinas silenciosas legado de lo que fue antaño", apunta Elsiek.
  • Kolmanskop (Luderitz, Namibia)
    TRIPADVISOR
    Ahora es un pueblo fantasma abandonado, pero Kolmankop fue en el pasado una próspera ciudad construida durante el descubrimiento de diamantes en la zona entre 1908 y 1910. En 1954 fue abandonada, dejando atrás casas, escuelas y un hospital, que poco a poco están siendo tragados por las invasoras arenas del desierto.

    "Esta ciudad es definitivamente algo que hay que experimentar. Es increíble darse cuenta de que la vida puede desaparecer de repente de un lugar", señala Petri F.
  • Humberstone Saltpeter (Iquique, Chile)
    TRIPADVISOR
    La oficina salitrera de Santiago Humberstone, junto con la de Santa Laura, está considerada Patrimonio de la Humanidad, según la UNESCO. Humberstone, en su momento álgido, alcanzó los casi 4.500 habitantes que vivían de la extracción de salitre. Se abandonó en 1960.

    "Es impresionante poder visitar lugares como este. es un museo al aire libre, donde uno tiene la libertad de recorrer sus calles, casas, iglesia, teatro remodelado, el hospital y la escuela antigua... Uno puede revivir como la gente de la época vivía en aquel entonces y disfrutaba de la vida en la pampa", asegura Ricardo S.
  • Pyramiden (Spitsbergen, Noruega)
    TRIPADVISOR
    Pyramiden fue un asentamiento minero de carbón que los rusos adquirieron de Suecia a principios del siglo XX y que fue abandonado en los 90. La compañía rusa Arktikugol cerró la mina de carbón y dejó Pyramiden en 1998. Unos pocos ciudadanos rusos regresaron en 2007 ya que, si un país abandona sus tierras en el archipiélago Svalbard durante más de 10 años, éstas deben volver a ser propiedad del gobierno noruego. Actualmente, este pueblo está ocupado por sólo 15 personas.

    "Te deja con una sensación extraña. Parecía como si la gente se hubiese marchado hace 20 años con vistas a volver en cualquier momento", escribe AVSM.
  • Poggioreale (Sicilia, Italia)
    GTRESONLINE
    El pequeño pueblo de Poggioreale fue abandonado tras el gran terremoto del Valle del Belice en 1968, que acabó con las vidas de 400 personas y obligó a su restante población a desplazarse a un área más segura a varios kilómetros.

    "Ninguna de las fotografías o las ilustraciones sobre este espectáculo puede reflejar las sensaciones que se obtienen al caminar por sus calles desiertas. Casi se puede sentir el enrarecimiento de la devastación que toda esta comunidad sufrió cuando la sacudió el terremoto en 1968", escribe Deirdre W.
  • Parque Estatal de Bannack, Dillon (Montana, EEUU)
    TRIPADVISOR
    Bannack fue fundado durante la expansión hacia el Lejano Oeste de EEUU y la fiebre del oro de mediados del siglo XIX. Llegó a tener hasta 10.000 habitantes, que finalmente abandonaron el asentamiento en la década de los setenta.

    "Un paso atrás en el tiempo. Los edificios y antiguos artefactos cuentan su propia historia", cuenta TN.
  • Gwalia (Leonora, Australia)
    TRIPADVISOR
    La ciudad fantasma de Gwalia es el emplazamiento perfecto para descubrir la rica historia de la minería australiana de principios de siglo. El pequeño asentamiento que se creó rodeando la mina de Hijos de Gwalia fue abandonado en 1963, al cerrar sus puertas y dejar sin empleo a más de 250 hombres. La población de más de 1.200 personas se desplomó a 45 en tan solo tres semanas.

    "El complejo de Gwalia y su museo son muy interesantes y permiten al visitante dar un paseo por el pasado a los tiempos de la fiebre del oro. Nos recuerda la suerte que tenemos al vivir con las comodidades actuales. Debieron de pasarlo mal en aquellos tiempo", añade IGH63.
  • Estación Central de Michigan (Detroit, Michigan, EEUU)
    TRIPADVISOR
    La Estación Central de Michigan es un edificio de 18 alturas, construido en la década de 1910, pensado para albergar un hotel, cafeterías, restaurantes, despachos, oficinas y todos los servicios necesarios para los pasajeros. Con la llegada de la crisis de Detroit, la construcción fue abandonada por falta de demanda y el cese de actividad de AmTrak en 1988.

    "En su momento de esplendor debió de ser impresionante. Aún se puede ver el esqueleto de lo que fue un edificio magnífico. Aunque no está permitido entrar por seguridad, dado que no hay ventanas se puede ver el interior", asegura ToJourneyWise.
Close
Siete hoteles para Halloween
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

Sugerir una corrección

 
Booking.com