Huffpost Spain

De qué color debería ser mi pis y otras dudas sobre la orina

Publicado: Actualizado:
ORINAR
CREATAS VIA GETTY IMAGES
Imprimir

Sabemos que tienes muchas dudas relativas al pis, pero que te da vergüenza preguntar. A todo el mundo le surgen, así que los compañeros de la edición estadounidense del Huffington Post se las han consultado al doctor Michael O'Leary, urólogo en el Brigham and Women's Hospital, y al doctor Benjamin Davies, que es profesor adjunto de urología en la School of Medicine de la Universidad de Pittsburgh y responsable de urología del UPMC Shadyside/Hillman Cancer Center. Considera este artículo como una introducción al mundo del pis.

¿DE QUÉ COLOR DEBERÍA SER MI PIS?

Por sorprendente que parezca, según Davies, el color no importa. "El color de la orina no es algo especialmente relevante", explica. "Hay muchos alimentos que pueden cambiar el color del pis. Si comes remolachas, es posible que el pis tenga un color rojizo". Y, como confirma el experto, los espárragos hacen que la orina sea verde. "No utilizamos el color de la orina como barómetro para medir el nivel de salud, excepto para comprobar si se está bien hidratado", añade. Si el pis es amarillo oscuro o incluso ámbar, es que no estás ingiriendo suficientes líquidos. "La orina debería tirar más a transparente que a amarillo oscuro", explica O'Leary.

El color de la orina no es algo especialmente relevante. Hay muchos alimentos que pueden cambiar el color del pis"

¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBERÍA ORINAR?

Según los expertos, no hay definida una cantidad normal per se. Las personas con riñones sanos producen unos dos litros de orina al día y la capacidad normal de la vejiga varía entre los 0,3 y 0,4 litros, lo que, según O'Leary, significa que vas a ir al baño aproximadamente cinco veces al día. Sin embargo, lo que es normal para una persona puede no serlo para otra, así que las comparaciones son inútiles, añade el doctor. Advertencia: si te parece que vas al baño más de lo normal, consúltalo con tu médico. Podría ser indicativo de un problema más grave, como la diabetes.

¿EXISTE UNA POSTURA IDÓNEA PARA HACER PIS?

Los hombres pueden orinar de pie o sentados. Pero aquellos que necesiten sentarse para hacer pis deberían acudir al médico. "Si tienes que sentarte para hacer fuerza para poder orinar, eso se debe, básicamente, a que tienes que utilizar los músculos abdominales para poder hacer pis", confirma Davies. "Significa que tienes que sentarte y tensar los músculos abdominales para hacer que la orina salga. Evidentemente, eso indica que hay algún problema". Dicho esto, podría ser buena idea que los hombres de cierta edad se sentaran en el retrete incluso aunque solo vayan a orinar. "Animo a los hombres, especialmente a los más mayores, a seguir este consejo porque a estas edades son más propensos a levantarse para ir al baño en mitad de la noche y el riesgo de que se produzca alguna caída aumenta de forma directamente proporcional con los años", señala O'Leary.

¿ES VERDAD QUE CUANDO BEBES ALCOHOL TIENES QUE IR AL BAÑO MUCHO MÁS?

Te habrá pasado mil veces. Sales a tomarte una copa y, de repente, sientes la necesidad de ir a hacer pis. Parece que una vez que abres la veda tienes ganas de orinar cada diez minutos. Pero, según Davies, esto "no está comprobado científicamente", es un mito; en otras palabras, vas al baño cuando tienes que ir, sin más.

Y ya que se ponen a desmontar mitos, Davies y O'Leary echan por tierra otro muy extendido: que la orina calma el dolor que provoca la picadura de una medusa. "No creo que la orina tenga propiedades terapéuticas en ninguna de sus formas", aclara O'Leary.

¿QUÉ DEBERÍA HACER SI ORINO SANGRE?

Aunque no pasa nada por que tu pis tenga un tono más rojizo después de comer remolacha, según O'Leary, encontrar sangre en la orina sí es motivo de preocupación. En el peor de los casos puede ser un problema grave, como cáncer de próstata o de vejiga, pero también puede deberse a una infección del tracto urinario o a haber hecho ejercicio físico, añade Davies. También hay que tener en cuenta la edad y el estado de salud, por supuesto. En resumen: visita a tu médico.

Ei te duele o tienes sensación de ardor al orinar, la primera posibilidad que se contempla es que haya una infección"

¿QUÉ TENGO QUE HACER SI ME DUELE AL MICCIONAR?

La micción dolorosa puede ser señal de que hay una infección en la vejiga o en el tracto urinario, de que se ha contraído una enfermedad de transmisión sexual o de que se ha producido una contracción o estrechamiento anormal de la uretra. Así que, según Davies, en general, lo mejor es consultarlo con un médico. "Si te duele o tienes sensación de ardor al orinar, la primera posibilidad que se contempla es que haya una infección", añade O'Leary. "Y es más común en mujeres que en hombres".

¿POR QUÉ LA ORINA HUELE DIFERENTE DESPUÉS DE COMER ESPÁRRAGOS?

Es complicado. "La enzima L-asparaginasa —que algunas personas tienen y otras no— descompone la asparagina, que está presente en los espárragos, y provoca que la orina no huela", explica O'Leary. "Pero hay otras personas que no tienen el gen para esa enzima". Davies tiene otra teoría: lo que huele es el ácido asparagúsico que el cuerpo transforma en diferentes compuestos químicos que contienen azufre y, por lo tanto, huelen mal". Es más cuestión de lo sensible que se tenga el olfato que de la orina en sí. Algunas personas notan la diferencia en el olor de la orina y otras no, explica.

¿ES MALO AGUANTARSE LAS GANAS DE HACER PIS?

Aguantarse las ganas de ir al baño en una ocasión puntual porque estás en el autobús de camino a casa no supone ningún problema. Pero puede que no sea la mejor idea del mundo acostumbrarse a aguantarse siempre porque, si se hace, se presiona a la vejiga para que albergue más de su capacidad. "En mi opinión, no es buena idea posponer la micción", afirma O'Leary. "No creo que deban aguantarse las ganas durante todo un día, pero tampoco causa daños graves hacerlo puntualmente", concuerda Davies.

¿ES POSIBLE QUE ESTÉ HACIENDO PIS CON DEMASIADA FRECUENCIA?

Sí, y puede que eso sea indicativo de que hay un problema de salud. "Las personas diabéticas suelen orinar más de lo normal", explica Davies. En este grupo se incluyen aquellos que padecen diabetes insípida, el tipo menos común (un trastorno metabólico que provoca que se tenga sed constantemente y que, en consecuencia, sea necesario orinar muchas veces), y diabetes mellitus (a la que nos referimos cuando utilizamos el término diabetes en general, que se debe a que hay mucho azúcar en sangre). Pero este problema, que puede ser muy molesto, también puede ser autoinducido. "Vemos a muchos pacientes que tienen la vejiga entrenada para evacuar muy a menudo", confiesa O'Leary. Hacer pis con demasiada frecuencia puede ser indicativo de vejiga hiperactiva —una condición crónica—, aunque en algunas personas puede manifestarse en forma de una necesidad repentina de orinar, añade Davies.

¿LA ORINA ES ESTÉRIL? ¿ESO SIGNIFICA QUE SE PUEDE BEBER?

Según confirma Davies, la orina es estéril. Pero eso no significa que se pueda beber. "No queremos que te bebas el pis", dice. La tendencia de la uroterapia —que consiste en beberse la orina o echársela por encima con el objetivo de darle un mejor aspecto a la piel y de que actúe como una inyección de energía— no es recomendable a menos que sea cuestión de vida o muerte. "Como no estoy al tanto de ningún estudio sobre este tema en particular, yo aconsejaría no hacer caso a esta moda", recomienda Davies. "La uroterapia es estrafalaria y asquerosa y no está recomendada por ningún profesional serio".

¿QUÉ PASA SI TENGO GANAS DE HACER PIS Y NO ME SALE?

Que no cunda el pánico. "Es algo que le pasa a mucha gente y es muy común tanto en hombres como en mujeres", confirma Davies. "Normalmente se debe a que la vejiga es hiperactiva o a que es extremadamente sensible". Sin embargo, también podría indicar que hay problemas más serios, aunque, según el experto, todo depende de factores como la edad, el historial médico y los síntomas del paciente.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Close
Errores en baños
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado con anterioridad en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest