Huffpost Spain

Y Hernando pronunció "abstención"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Del ‘no es no’ a la abstención. Llegó la hora de dar la cara. El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha puesto palabras a uno de los mayores virajes que se han visto en la política española en las últimas décadas.

El que fuera el hombre de confianza de Pedro Sánchez y el encargado de negociar aquel fallido intento de Gobierno transversal ha subido pasadas las 9.00 horas a la tribuna de oradores del Congreso para defender la palabra maldita de la abstención. Una postura que ahora apoya, pero que no llegó a votar ni siquiera en el pasado Comité Federal del domingo -ejercía ese día de padrino en la boda de su hermana-.

Sin líder en el PSOE, Hernando ha sido el encargado de representar al partido en el ‘cara a cara’ con Mariano Rajoy durante esta investidura. Y ha desplegado el argumentario de los abstencionistas diciendo que solo existe esa opción o “ir a elecciones”. “Es lo único que podemos hacer”, ha advertido ante el Congreso. La opción ahora del Gobierno alternativo no le entra en la cabeza porque supondría pactar con los independentistas.

LA "RAZÓN" DEL TIEMPO

Y Hernando se ha mostrado convencido de que "el tiempo dará la razón" al PSOE en esta difícil situación como pasó con la entrada en la OTAN y en la reconversión industrial. En este papelón del portavoz ha tenido que lanzar mensajes con distintos códigos: para el PP, para Podemos, para sus propios diputados y para el conjunto de votantes.

En varias ocasiones, el socialista ha apelado a los 137 años de historia y a la importancia del papel del PSOE en España. “Usted no nos gusta como presidente, ni sus políticas, pero sí nos gusta este país”, ha avisado. Su principal razón para justificar la abstención es la “responsabilidad” del partido ante los ciudadanos.

Pero esta responsabilidad, sabe Hernando, también lleva a identificarlo con el PP a ojos de muchos diputados y votantes. Así que ha intentado en todo momento diferenciarse de la derecha para bloquear la imagen de gran coalición y controlar también a Podemos. Incluso le ha afeado a Rajoy que intente el “abrazo del oso” equiparando a los populares y los socialistas.

“Nuestra abstención no es un apoyo”, “nuestra abstención no es resignación”, “vamos a ejercer como primer partido de la oposición”. Con estas frases el portavoz del PSOE ha intentado dibujar la hoja de ruta del PSOE. Quieren convertirse en los líderes contra las políticas del PP. Pero antes los socialistas tienen que resolver problemas internos. Si se expulsa a los diputados que podrían votar ‘no’ el próximo sábado y no abstenerse, el PSOE podría quedarse con menos parlamentarios que Unidos Podemos.

LA SOMBRA DE SÁNCHEZ

Estas palabras las decía Hernando ante la cara de desencanto de muchos de sus compañeros. En la cuarta fila, un traicionado Sánchez miraba a ratos el móvil y otras veces al techo. Y, por supuesto, no aplaudía su intervención. Solo lo ha hecho tímidamente al final del discurso. También el malestar se apoderaba de rostros de otros parlamentarios como Susana Sumelzo, José Luis Ábalos y Margarita Robles.

Mientras, Hernando seguía en su intento de desmarcarse del PP. “Tendrá que dejar se ser Rajoy”, le decía al presidente, en relación al ofrecimiento de “diálogo” que hizo este miércoles el candidato popular. En este sentido, el socialista le ha dicho que eso no era un ofrecimiento, sino que se “impone” en una legislatura que se jugará “semana tras semana”, “votación tras votación”.

Uno de los puntos que más obsesiona al Gobierno es la ley de presupuestos generales del Estado. Por ello, el presidente lleva diciendo dos días que todos los diputados comparten “responsabilidad” en la estabilidad del país y del Ejecutivo. Hernando ya le avisado de que será “muy difícil” que el PSOE apoye las cuentas públicas al tener que incorporar los recortes que exige Bruselas.

"LIDERAR LA OPOSICIÓN NO ES PONERSE DETRÁS DE UNA PANCARTA"

Para unos y para otros. A los morados, Hernando les ha echado en cara que bloquearan el Gobierno con Ciudadanos: "No va a ser fácil olvidarlo, no se va a borrar. Será recordado por millones de ciudadanos. Sé que duele recordarlos para quienes van de héroes de la izquierda". "Liderar un país y un proyecto es mucho más que ponerse detrás de una pancarta", ha cargado otra vez.

“Nuestra voluntad es dar la vuelta a las políticas del PP”, volvía a amenazar a Rajoy unos minutos después. Rajoy ha reconocido el papel del PSOE, pero no se ha mostrado excesivamente benevolente. De hecho, le ha recordado que es el candidato porque su partido es el más votado y que no hay opción “alternativa” a su Gobierno.

Rajoy ha intentado además durante su réplica a Hernando calar el mensaje de que el PSOE es más parecido de lo que cree al PP, en temas como la unidad de España. Nada es gratuito en sus palabras. “La misma responsabilidad por la que se van a abstener el sábado cabe exigirla para el futuro”. Lo que sí ha intentado es un pequeño guiño al diálogo al anunciar que dejará en suspenso los efectos de las reválidas.

Hernando hoy ha hecho el discurso más difícil de su vida. Para algunos ha entrado en razón. Para otros es un traidor. ¿A quién le dará el tiempo la razón?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 21 cosas que no sabías de Antonio Hernando

- El día que el PSOE consagró la abstención

Close
Sesión de investidura de Mariano Rajoy
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest