Huffpost Spain

El ejército iraquí toma la sede de la televisión oficial de Mosul

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Las fuerzas iraquíes han recuperado este martes el control del edificio de la televisión oficial de la ciudad de Mosul, situado al final del barrio oriental de Kukyeli, la puerta a la plaza fuerte del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.

El jefe de las operaciones conjuntas iraquíes, el teniente coronel Taleb Shagati, ha dicho a algunos periodistas en la base de Bartala que "tomar la televisión de Mosul significa tomar la ciudad".

Shagati ha indicado que los enfrentamientos con los extremistas todavía continúan en la zona, pero que las tropas ya se aproximan al siguiente barrio de la ciudad desde el frente oriental.

"En este momento nuestras tropas están dentro del edificio de la televisión de Mosul. Es una buena noticia para el pueblo de Mosul porque es cuando realmente hemos empezado a liberar la ciudad", ha subrayado el teniente coronel.

Esta conquista se produce horas después de que las tropas iraquíes entraran en Kukyeli, el primero de la urbe por el frente oriental.

Entretanto, grupos de vecinos armados que resisten al EI en el interior de la ciudad están luchando contra los extremistas en los barrios de Al Uahda, Al Qudis, Al Karama y Al Mizaq,

Uno de los dirigentes de los llamados Caballeros de Mosul, Abu Mohamed al Musali, ha dicho a Efe el EI se ha retirado "casi totalmente" de la zona de la ciudad situada en la ribera oriental del río Tigris.

La gran ofensiva para arrebatar al EI Mosul comenzó el pasado día 17 y desde entonces las fuerzas iraquíes junto a las kurdas "peshmergas" han ido avanzando sin pausa, por los frentes este, norte y sur.

El EI conquistó Mosul en junio de 2014, cuando también autoproclamó un califato en los territorios bajo su control de Irak y de la vecina Siria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Arrebatar Mosul al Estado Islámico: las claves de una operación crucial
- En tiempos de Facebook... Hasta la ofensiva en Mosul se transmite en directo
- Miles de familias secuestradas por el EI para usarlas como escudos humanos en Mosul