Huffpost Spain

Sexo, ¿deporte de riesgo? Las lesiones más comunes en la cama

Publicado: Actualizado:
CASCO CAMA
GTRESONLINE
Imprimir

Los riesgos de embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual ya nos los conocemos, ¿verdad? ¡¿VERDAD?! Sin embargo, el sexo trae más peligros cuando la cama —quien dice cama, dice cocina, suelo o lo que se tenga a mano— se convierte en un campo de batalla del que no resulta difícil salir con magulladuras, contusiones o desgarros. Las lesiones son más comunes de lo que podríamos imaginar, pero rara vez salen a la luz (o se confiesan como tal ante los expertos) por vergüenza. Sí, en 2016.

Precisamente para acabar con el tabú, la doctora Nicole Prause ha publicado un estudio en Psychology Today en el que analiza la frecuencia y naturaleza de dichos daños. Pero, ¿son los mismos en España que en Estados Unidos? La sexóloga y psicóloga del Centro SEES Ana Belén Rodríguez establece las diferencias.


— Los americanos reconocen que la lesión más común mientras practican sexo son los golpes en la cabeza: estanterías, paredes, cabeceros y demás elementos de decoración se llevan la peor parte. Quizá sea hora de que recuperen la campaña Póntelo, pónselo, pero esta vez aludiendo al uso del casco.

— Con eso de innovar y probar cosas nuevas el colchón no siempre es el soporte elegido. Suelos, paredes, escaleras y baños se convierten en las alternativas a la cama y también en las causas de la segunda lesión más común: las quemaduras causadas por el roce.

— En tercera posición en este particular ranking quedan los arañazos en los genitales —sobre todo producidos durante la masturbación—, que son más comunes en los hombres que en las mujeres.

— Una de las lesiones más dolorosas es la fractura del pene, que "si bien no tiene ningún hueso, hace referencia a la distensión o ruptura de su cuerpo cavernoso interno", explica Rodríguez.

— Lo más común entre los españoles son los hematomas, los calambres y los dolores de espalda causados por la incomodidad del lugar donde se ha desatado la pasión. Pero también se producen otras más dolorosas: "En las mujeres, son frecuentes los desgarros vaginales o anales debido a la falta de lubricación o al mal uso de juguetes eróticos. En los hombres, el desgarro del frenillo durante el coito y también la fractura del pene". ¡Ouch!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Close
Solteros vs. emparejados
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen


Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest