Huffpost Spain

La historia de un niño con parálisis cerebral: despreciado por Trump y acogido por Obama

Publicado: Actualizado:
HOLMES NINO PARALISIS
Facebook
Imprimir

J.J. Holmes es un apasionado de la política y está viviendo con pasión la campaña electoral de su país, Estados Unidos. Tiene doce años y parálisis cerebral, pero eso no es impedimento para que apoye con energía a Hillary Clinton, su candidata preferida, o para que proteste con firmeza contra Donald Trump y sus ideas. Este espíritu crítico es el que le ha brindado dos días de emociones fuertes, con un final muy feliz.

El sábado, J.J. convenció a su madre para acudir a Tampa (Florida), a un mitin del candidato republicano, para protestar públicamente, y frente al mismo magnate, por el trato que dispensa a las personas con discapacidades. Alison, orgullosa de la valentía de su hijo, accedió.

Según ha contado ella misma a The Washington Post, tal y como y recoge la edición norteamericana de The Huffington Post, el acto se convirtió en un infierno. Cuando comenzaron a protestar contra el candidato republicano y a gritar el nombre de Clinton, el propio Trump ordenó que fuesen expulsados y sus seguidores comenzaron a golpear la silla de ruedas de J.J. mientras proferían gritos.

El disgusto no apagó el ánimo político de J.J., que al día siguiente del tenso episodio estaba en Kissimmee para escuchar uno de los últimos discursos de Barack Obama en apoyo de Hillary Clinton. Kimberly DeFalco, que había presenciado la escena en el mitin de Trump, contó la historia en Facebook y pidió ayuda para que J.J. pudiese conocer a su gran ídolo: el presidente saliente de los Estados Unidos.

Y lo logró. Al término de su discurso, Obama se acercó a J.J. y le estrechó la mano. Un sueño cumplido para el niño.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Así sacó el Servicio Secreto a Trump de un mitin por una falsa alarma

-Donald Trump: el candidato en el que nadie (o casi nadie) creía

-Hillary Clinton: toda una vida por llegar a la presidencia