Huffpost Spain

¿Vivimos en un mundo que no está preparado para tener la regla?

Publicado: Actualizado:
MENSTRUACION
GTRESONLINE
Imprimir

El síndrome premenstrual (SPM) no fue definido como síndrome médico hasta 1931 de la mano de Robert Frank. Hasta esa fecha, cualquier cambio anímico en las mujeres se achacaba al "desequilibrio y los trastornos" propios del género.

Los síntomas los conocemos bien: irritabilidad, hinchazón, acné, hipersensibilidad mamaria, fatiga... El doctor Frank atribuyó sus causas a diversos desajustes endocrinos durante la menstruación, especialmente al equilibrio entre estrógenos y progesterona. Hoy en día la teoría más aceptada, aún sin constatación científica, es que la fluctuación y la bajada de progesterona inhibe la creación de serotonina, encargada de regular la estabilidad emocional.

Aprender a reconocer que nuestro ciclo menstrual condiciona nuestra vida es aprender a ver también que este mundo no está pensado para tener la regla. Ir a trabajar cuando te duele todo, te pesa el cuerpo y encima tienes que disimular para evitar bromitas o calificativos desagradables es duro. Nos pasamos los tampones como si fuesen fajos de heroína y el ibuprofeno rula por la oficina como ídem. Quizá si cada persona pudiera menstruar tranquilamente, en una postura cómoda, si no tuviera tanto estrés alterando su ciclo, si no tuviera que tomarse una pastilla y tirar para delante la cosa no sería tan dolorosa y complicada.

Menstruar nos recuerda que este mundo entiende la menstruación como un handicap, como un problema temporal o hito en una línea recta que es el resto del mes. No es productivo y hay que minimizar y ocultar sus efectos.

¿Realmente algunas personas cumplimos un cuadro de síntomas más exactamente que otras o solo es que, debido a nuestra naturaleza cíclica, en este momento del mes, nos encontramos de otra manera, se nos agudizan los sentidos, vemos más claras las cosas que nos molestan y nos cuesta mucho más callárnoslas?

Sigue leyendo este artículo de Adriana Andolini en Grazia.es

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Close
Reglas para sobrevivir a un baño público
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen



Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest