Huffpost Spain

'No nos toquéis los fondos'

Publicado: Actualizado:
LUIS DE GUINDOS
EFE
Imprimir

Eufórico por su confirmación como Ministro de Economía, Industria y Competitividad.

Y por los éxitos de los que hace gala en la evolución de la economía española bajo el gobierno de Mariano Rajoy. Luis de Guindos ha comparecido en el Parlamento Europeo con motivo de la posible suspensión de fondos estructurales a España, una amenaza que flota en el aire y podría recortar los 1.200 millones de euros que España se juega en este asunto. El ministro, como si fuera un alumno aplicado pero al que amenazan con castigar, ha tenido el viento a favor: un coro unánime de voces en idiomas distintos e ideologías diversas ha denunciado lo inoportuno que sería castigar ahora a España. Pero también ha recibido algunas recriminaciones por su gestión desde la bancada de la izquierda y en español.

El gobierno de Rajoy, entonces en funciones, se libró de la multa de la Comisión Europea antes del verano por haber incumplido los objetivos del déficit público para 2015. Fue una victoria parcial que sin embargo no evitó que la Comisión se reservara una carta punitiva bajo la manga: suspender los fondos estructurales. Como parte de ese acuerdo, el gobierno se comprometió a terminar este año con un 4,6% del déficit público y un 3,1% el año que viene. Los presupuestos que el gobierno de Rajoy debe elaborar en las próximas semanas se enfrentan a realizar ajustes por un importe de 5.500 millones de euros.

El Parlamento Europeo no decide, tan sólo expresa su opinión. Quiere empujar todo lo que pueda para evitar el palo financiero que la Comisión Europea enseña pero pocos creen que se atreverá a utilizar. Todos los grupos políticos de la Eurocámara, unos más críticos que otros con la gestión del gobierno de Rajoy, han aprovechado la presencia de De Guindos para decir, con pocos matices, que no tiene sentido castigar a España y a Portugal tras los ajustes que ambas economías han realizado.

De Guindos ha comenzado detallando en una intervención en español y leída todos los logros de la economía española en los últimos años. Cifras que ha martilleado a una sala repleta de europarlamentarios, funcionarios, asesores y periodistas. “España crece más del doble de la media de lo que lo hace la eurozona; España está a la cabeza de crecimiento en el mundo de las economías avanzadas; España es uno de los países que más han reducido su déficit [en 2009 superó el 9]; el saneamiento del sector financiero fue modélico; somos el mejor ejemplo de cómo es posible en una unión monetaria dar la vuelta a las cosas y pasar de la crisis al crecimiento”. Además, el ministro ha sugerido que España mejorará las cifras de crecimiento para este año y el que viene, fijadas en un 2,9% y 2,3% respectivamente.

Preguntado por los efectos que tendría la suspensión de los fondos, el Ministro de Economía ha querido resaltar la derrota moral que supondría, más allá del impacto económico: “Una suspensión, además del estigma, tendría efectos económicos perversos, un efecto desmoralizador sobre la población española, que ha hecho grandes esfuerzos. No digo que sería humillar, pero afectaría a la moral española”. A modo de complemento, el vicepresidente del Parlamento Europeo Ramón Luis Valcárcel, también de la familia popular, ha advertido, en una referencia velada a Podemos, que el castigo sobre los fondos “alimentaría los populismos”.

Además de apoyos para que la Comisión no cumpla su amenaza, el ministro ha recibido varios tirones de orejas. “Sería una barbaridad que se suspendan los fondos. Pero si estamos aquí es por su culpa. Ustedes aprobaron esta decisión de que se puedan suspender fondos estructurales por no cumplir con los objetivos del déficit público”. Le ha espetado Ernest Urtasun, eurodiputado eurodiputado del Grupo Izquierda Unitaria, recordando que la polémica medida de que la Comisión pueda emplear esta arma fue aprobada por los gobiernos europeos, incluyendo al popular gobierno español.

Sergio Gutiérrez, eurodiputado socialista, le ha recordado al ministro de Guindos la polémica reforma fiscal que aprobó Rajoy en proceso electoral: “Ustedes aprobaron una reforma fiscal que apoyaba a los que más tienen. Sin su reforma fiscal no tendría que estar usted aquí hoy, pero yo estoy aquí para apoyar a España, no a su gobierno”.

La pelota está ahora en el tejado de la Comisión Europea, que deberá decidir en las próximas semanas si cumple su amenaza. Antes el gobierno español tendrá que remitir a Bruselas sus presupuestos para 2017, incluyendo los ajustes necesarios para que el déficit al finalizar el año próximo sea el acordado: 3,1%.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Multa cero: España se libra de la sanción de Bruselas por incumplir el déficit

-Borrell avisa al futuro gobierno: "Va a tener que negociar con Bruselas un ajuste de caballo"

 

Información cedida por ver más