Huffpost Spain

La autora de la carta contra la huelga de deberes: "Yo no defiendo las tareas para nada"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Nuria Pérez escribió el sábado un post en Facebook que en pocas horas se ha compartido cerca de 10.000 veces y que ha generado un vivo debate en las redes sociales. En su carta, esta madre de dos hijas expone los motivos por los que no apoya la huelga de deberes convocada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) para los fines de semana de noviembre.

Pérez, autora de la web Sparks & Rockets, asegura que ella creció respetando a los profesores, aprendiendo que si se olvidaba el libro era su problema porque la "autonomía, la organización y la responsabilidad" son valores útiles para la vida.

Razones para apoyar o rechazar la primera huelga de deberes

“Hoy en día el respeto ya no está de moda. Está de moda, en cambio, el conflicto y la polémica. Aceleramos en seguida pero lo hacemos saltando el que siempre ha de ser el primer paso: el diálogo”, asegura en su post.

Pérez admite a El Huffington Post que está “sorprendidisima” por la repercusión que ha tenido su carta y lamenta que algunos han interpretado sus palabras como una defensa de los deberes. Dice que ella es “totalmente contraria” a que sus hijas, que cursan tercero y quinto de Primaria, se pasen seis horas haciendo fichas. “Mi intención no era en absoluto hablar de deberes sí o deberes no, sino de huelga sí o no. Y punto”, aclara.

"PADRES Y PROFES, EN EL MISMO RUMBO"

Nuria Pérez subraya que "para nada" defiende los deberes, pero que lo que tampoco quiere es que sus hijas tengan que decidir entre obedecer a sus padres o a sus profesores porque es totalmente contraria a crear bandos. “A un niño de 7, 8 o 9 años le genera un ruido enorme que mamá le diga blanco y el profesor negro. A la larga eso pesa más que una hora de deberes. Creo que es importante que en la cabeza del niño haya una serenidad, que padres y profes naveguen en el mismo rumbo”, explica.

Por eso, piensa que todo se soluciona dialogando. Y que, si un niño tiene muchos deberes de forma sistemática, los padres deben solucionarlo hablando con el profesor. “A lo mejor descubres que tiene que reforzar una materia o que el alumno no está aprovechando el tiempo en clase como debería, o a lo mejor él mismo reconoce que se ha pasado. Todo es hablar. No creo que la mayoría de los profes no quiera dialogar”, apunta.

Además, Nuria Pérez subraya que es “super contraria” a los grupos de WhatsApp de padres y madres, donde “las madres se mandan fotos de los libros y preguntan qué deberes hay”. Asegura que esa no es la forma de que los niños adquieran autonomía y responsabilidad y que, si tienen dudas, deben preguntar al profesor. “Si seguimos tapando eso, haciéndolo nosotros, el profe va avanzando. Y al día siguiente esos dos ejercicios al niño le van a costar el doble del tiempo porque no lo está entendiendo”, asegura.

"CADA VEZ LES CUESTA MÁS"

En ese caso, dice, los padres deben escribir una nota al profesor explicando que no ha hecho determinados ejercicios porque no lo ha entendido. “Los niños están tardando mucho en hacer los deberes precisamente porque se los hacen sus padres y cada vez les está costando más”, zanja.

¿Huelga sí o huelga no? A la luz de la repercusión de la carta de Nuria, el debate está sobre la mesa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La mitad de padres dice que los deberes escolares perjudican su vida

- ¿Cuál es la profesión más esclava? La campaña para racionalizar los deberes escolares

- Demasiados deberes