Huffpost Spain

El pueblo de Melania Trump en Eslovenia celebra por todo lo alto la victoria de Trump

Publicado: Actualizado:
MELANIA
SRDJAN ZIVULOVIC / REUTERS
Imprimir

Los habitantes de Sevnica (Eslovenia), el pueblo donde nació Melania Trump, lo dieron todo este miércoles para celebrar la victoria de Donald Trump, que ha convertido a Melania en la Primera Dama eslovena de Estados Unidos.

La futura Primera Dama vivió durante 20 años en Sevnica, un pueblo de unas 4.500 personas, hasta que se mudó a Estados Unidos para seguir su carrera como modelo.

“La gente estuvo toda la noche de fiesta, como si fuera un partido de fútbol”, cuenta por teléfono a The Huffington Post Jelena Ascic, presentadora y corresponsal de Radiotelevizija Slovenija, la cadena de televisión pública eslovena.

Hubo gente de Sevnica y Liubliana, la capital del país, que incluso colgaron banderas de Estados Unidos en su ventana, añade Ascic.

“Espero que [Melania] visite Sevnica pronto”, comentó el alcalde, Srecko Ocvirk, a The Associated Press. Los residentes ya vaticinan que habrá una calle con el nombre de la esposa de Donald Trump.


Incluso en un hotel se sirvieron postres con temática de Melania, cuenta Tomaz Hribar, un habitante de Sevnica.

En las últimas semanas, las noticias sobre las elecciones estadounidenses han dominado los medios eslovenos, afirma Ascic. Y ahora que la campaña presidencial ha terminado, los medios de comunicación y los políticos “esperan que cambie algo en Eslovenia, que empiece a ser más conocida en el mundo”, apunta.

No obstante, las opiniones no son uniformes. La derecha se alegra, mientras que la izquierda está dividida. Algunas personas de izquierdas “dicen que los estadounidenses han tenido que elegir entre dos demonios, que Hillary Clinton no es mejor que Donald Trump, que ella es sólo más educada y menos vulgar”, cuenta la periodista.

Sin embargo, otros sectores de izquierda están preocupados porque temen que esto sea una señal de que la extrema derecha va a apoderarse de Europa.

Independientemente de la filiación política —concluye Ascic—, es un gran día para Eslovenia. “Ahora tenemos a una Primera Dama en Estados Unidos”, señala. “Hay gente que hasta bromea diciendo que la pequeña Eslovenia ahora posee la mitad de la Casa Blanca”.

El primer ministro esloveno, Miro Cerar, felicitó al presidente electo en un comunicado publicado en los medios el miércoles por la mañana. También afirmó sentir “satisfacción por el hecho de que la Primera Dama proceda de Eslovenia”.

Cerar tuiteó su felicitación, poniendo énfasis en la palabra “LOVE” (amor) en su hashtag:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la 'The WorldPost' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest