Huffpost Spain

El encuentro inesperado de una seguidora de Clinton tras las elecciones

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Los seguidores de Hillary Clinton no están pasando por su mejor momento, pero seguro que la anécdota de esta madre animará a todos los decepcionados.

Margot Gerster, de White Plains (Nueva York), fue una más de las decepcionadas por la sorprendente derrota de Hillary Clinton ante Donald Trump. Por eso, para salir de su estupor y despejarse, este jueves decidió salir a hacer senderismo con su hija por Chappaqua, cerca de la casa de sus padres.

“Éramos las únicas en el lugar y era tan bonito y relajante”, escribe Gerster en un post que ha compartido en Facebook y que ya no es público. Sin embargo, no estaban solas.

Cuando Gerster estaba dispuesta a marcharse, aparecieron por ahí Hillary Clinton y Bill Clinton, que habían salido a dar un paseo con sus perros. Los Clinton viven en Chappaqua desde que abandonaron la Casa Blanca en 2001.

“La abracé y estuve hablando con ella y le dije que uno de los momentos más orgullosos de mi vida como madre fue haber llevado a Phoebe conmigo a votar”, explica la madre en el post. “Me abrazó y me dio las gracias, intercambiamos algunos cumplidos y luego dejé que continuaran con su paseo. No es que crea en las señales, pero esta sí me la quedo. Qué orgullosa”, concluye Gerster, que acompaña su publicación con hashtags de apoyo a Clinton ('sigo estando con ella') y de optimismo (sigue luchando o después de la oscuridad viene la luz).

Esta es la traducción íntegra del post:

"Desde las elecciones de ayer me sentía tan desconsolada que decidí que la mejor forma para relajarme era llevarme a mis chicas a pasear. Entonces las llevé a uno de mis lugares favoritos en Chappaqua. Éramos las únicas ahí y era tan bonito y relajante. Cuando íbamos a irnos, oí un crujido que venía hacia mí y cuando me acerqué a ver, ahí estaba ella, Hillary Clinton y Bill con sus perros haciendo exactamente lo mismo que yo. La abracé y estuve hablando con ella y le dije que uno de los momentos más orgullosos de mi vida como madre fue haber llevado a Phoebe conmigo a votar. Me abrazó y me dio las gracias, intercambiamos algunos cumplidos y luego dejé que continuaran con su paseo. No es que crea en las señales, pero creo que esta sí me la quedo. Qué orgullosa".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano


Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest