Huffpost Spain

Cómo la noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla se convirtió en película

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El 30 de octubre de 1988 marcó un antes y un después en la carrera profesional de María José. Emiliano también puede decir que su vida cambió ese día. Para Luis, entonces un niño de 11 años, hubiese sido un día cualquiera de los que vivió durante su infancia en Salamanca si no fuese porque 28 años después estrenaría una película en la que cuenta la historia que une a María José y a Emiliano.

La película es 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla. María José es la periodista María José Sáez Carrasco, entonces exbecaria de la agencia EFE y ahora un conocido rostro de Informativos Telecinco. Y Emiliano es Emiliano Revilla, el empresario de Ólvega (Soria) creador de la fábrica de embutidos Revilla que el 24 de febrero de 1988 fue secuestrado por la banda terrorista ETA y al que liberarían 249 días después, previo pago de 1.000 millones de pesetas.

La historia de esa liberación es la que cuenta la cinta de Luis María Ferrández (La pantalla herida). Sáez era en ese momento una periodista de 23 años recién licenciada que acababa de terminar sus prácticas en EFE. Por circunstancias de su vida personal, aquel 30 de octubre de 1988 decidió hacer noche ante la casa de Revilla. La casualidad quiso que fuese ese día, en el que no había ningún compañero más de la prensa, cuando ETA liberase al empresario.

"Aquel sábado, ya casi domingo, mi cena de pareja no resultó tan satisfactoria como esperaba. Puede que no hubiera más razón que el desencuentro de un par de chicos jóvenes, que llevaban mucho tiempo juntos y que comenzaban a mirar en otras direcciones. Mi novio se fue a casa. Yo también a la mía. O al menos era la intención", escribió Sáez en el artículo Perdone, ¿no será usted Emiliano Revilla? publicado hace en junio de 2015 en El Huffington Post.

Se plantó entonces ante la casa de Revilla en la glorieta de Cristo Rey de Madrid, "por si pasaba algo" que pudiese escribir. Las gestiones para liberarlo se habían cerrado dos semanas antes: el 14 de octubre la banda terrorista había comunicado que tenía el dinero y daba por cumplido el pago. Así que ese algo podía pasar en cualquier momento y pasó el 30 de octubre de 1988 ante la presencia de María José. Allí apareció un Revilla recién liberado y aún desorientado tras ocho meses viviendo en un zulo de tres o cuatro metros cuadrados. Sentada en su Simca 1200, vio acercarse a un hombre a lo lejos. "No parpadeé, contuve el aliento. Respiré hondo para no desmayarme de la impresión y reaccionar como debía ante lo que estaba a punto de suceder", relata la periodista.

DE UNA NOCHE HISTÓRICA A UNA NOCHE DE CINE

Acababa de empezar lo que sería una noche clave para su historia personal y también para la historia de España. Una trepidante noche que Luis María Ferrández recrea en la película que protagonizan Macarena Gómez, Alberto Jiménez, Beatriz Medina y Mauricio Bautista. La noticia del año estaba a punto de producirse, pero había que tratarla con cautela. Los terroristas soltaron al empresario a las 2:00 de la mañana y le pidieron que no dijera nada a la Policía hasta las 4:30 para que pudieran escapar, pero Revilla descubrió desde lo lejos que en el portal de su casa había dos agentes.


'249. La noche en que una becaria encontró a... por elhuffingtonpost

"Supongo que me vio cara de buena gente porque se fió de mí. Fuimos a una cabina de teléfono y llamamos", contó Sáez en el artículo La noche en que una becaria se encontró a Emiliano Revilla que Carlos Salas escribió en 2013 en La información y que inspiró a Ferrández para hacer la película. "Describía de una manera muy cinematográfica todo lo que había ocurrido esa noche. Para mí, como para muchos españoles, era muy desconocido. La mayoría no sabe qué hay detrás de la noche en que se liberó a Revilla", explica el director en conversación telefónica con El Huffington Post. "Entonces me puse en contacto con él, le conté que quería hacer una película de esto y se quedó alucinado. El siguiente paso fue ponerme en contacto con los dos protagonistas de la historia y una vez que dijeron que sí, porque al principio fue un shock para ellos, me puse manos a la obra".

Revilla me preguntó por qué quería hacer esto, a qué venía ahora. Le dije que quería pone en valor y sobre todo en memoria una parte importantísima de la democracia española (...) Se quedó pensativo. Me miró y me dijo, 'venga, vamos a hacerlo, pero tiene que ser una película digna'

Cuando habla de los dos protagonistas se refiere también al periodista de deportes Jesús Álvarez, yerno de Revilla al que Sáez llamó desde la cabina para pedirle que se acercase al portal porque tenía algo que decirle. "Interpreté que era algo importante, pero no tanto. Pensé que podría conocer alguna pista. No me imaginaba que podía estar con él. Cuando llegué a ellos y le vi, fue una tremenda sorpresa. Me dí cuenta de que había adelgazado mucho. Había perdido 14 o 15 kilos. Nos dimos el abrazo más intenso de mi vida", explica el propio Álvarez en una entrevista con ABC.

Después vinieron dos horas y media de silencios, nerviosismo, tensión... que ambos periodistas recordaron en un encuentro grabado a cuatro cámaras y que Ferrández utilizó para escribir el guión de la película. "No se habían visto desde aquella noche, desde hacía 28 años", cuenta el director. Partes de esa conversación previa al rodaje se incluyen también en la película como voz en off.

Ferrández asegura que en 249 utilizó también a Salas como fuente y recurrió a la biblioteca. Con Revilla tuvo un pequeño encuentro antes de ponerse a rodar en un restaurante de la calle Cea Bermúdez. "Me preguntó por qué quería hacer esto, a qué venía ahora. Le dije que quería pone en valor y sobre todo en memoria una parte importantísima de la democracia española porque nos estamos olvidando de nuestra propia historia. Se quedó pensativo. Me miró y me dijo, 'venga, vamos a hacerlo, pero tiene que ser una película digna", le reclamó el empresario casi nonagenario.

¿Lo consiguió? Los protagonistas ya han emitido su veredicto. "Jesús y María José la han visto muchas veces y me dicen que cada vez que la ven se emocionan más", cuenta Ferrández. "Y Emiliano Revilla también la ha visto, que ha sido uno de los tragos profesionales más tensos de mi vida. Porque hay que conocer a Emiliano, es una persona muy decidida, muy clara, si una cosa no le gusta, se acabó y punto". Al terminar de ver 249 se levantó y se dirigió a un nervioso director. "Me dijo: 'Está bien y se corresponde mucho con la realidad'. Según me han contado, si me ha dicho eso es porque le ha encantado, porque sino rápidamente dice que no le gusta o que no vale. En ese momento dije: 'ya podemos acabar la película'".

La periodista María José Sáez y el director Luis María Ferrández responderán el miércoles a las preguntas de los lectores de 'El Huffington Post'. A partir de las 16.00 horas protagonizarán un encuentro digital a través de Facebook

249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla se estrena el 2 de diciembre en toda España. El día 1 podrá verse en Madrid y estará disponible para los clientes de Movistar +.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest