Huffpost Spain

El 'reencuentro' entre Díaz e Iceta: "Palabras cariñosas, poca chicha"

Publicado: Actualizado:
ICETA MADINA
Iceta y Díaz | ANTONIO RUIZ
Imprimir

Día de fotos, reencuentros y conversaciones entre algunas de las personas más influyentes del PSOE. El motivo: la presentación de un libro sobre Guillermo Fernández Vara. Poderes fácticos del socialismo, aspirantes al ascenso y referentes de la familia socialista han protagonizado un acto lleno de interpretaciones para los periodistas en claves de futuro.

La convocatoria era este miércoles a las 12.00 de la mañana para promocionar la obra Guillermo Fernández Vara: El desafío del cambio, escrita por el hijo del presidente extremeño, Guillermo Fernández Martínez, y prologado por Alfredo Pérez Rubalcaba. Casualidades de la vida, el escenario era el número once de las Plaza de las Cortes, el edificio contiguo al Hotel Villa Real, donde apenas unas horas antes moría Rita Barberá por un infarto.

Las cámaras y los periodistas se aglutinaban en la puerta. Directos para las televisiones, micrófonos ávidos de declaraciones, policías vigilando la zona. Y, de repente, por allí han desfilado el pasado, el presente y puede que el futuro del PSOE: Vara, Rubalcaba, Patxi López, Miquel Iceta, Susana Díaz, Antonio Hernando, José Bono, Ignacio Urquizu, Ascensión Godoy, Gaspar Zarrías, Eduardo Madina…

libro

EL GRUPO DE LA 'PRIMERA FILA'

Una concentración de socialistas de máximo nivel en unos días trémulos de un partido liderado por una gestora -solo ha faltado Javier Fernández para que estuviera todo el poder del PSOE-. Pero la dirección interina, por supuesto, ha desplegado sus tentáculos allí a través de Godoy -una persona colocada precisamente por Vara- y de María Jesús Serrano, diputada del PSOE andaluz en Ferraz y exconsejera de Díaz.

La presidenta andaluza ha sido la gran sorpresa de la mañana, pues su presencia no estaba anunciada y ha acudido a la capital especialmente para el acto. Pero cualquier paso que da es analizado minuciosamente por todos en el PSOE. Su equipo, capitaneado por Máximo Díaz Cano, preparaba el terreno hasta la llegada de la sevillana a la sede de la Organización Médica Colegial. Un lugar muy simbólico para Vara, ya que es forense.

Alboroto de cámaras, algún codazo. La presidenta ha hablado unos minutos con los periodistas. Primero mostraba su “respeto” tras la muerte de Barberá y enviaba sus condolencias a la familia. Pero, acto seguido, han llegado las preguntas sobre el PSOE. ¿Va a presentar su candidatura? ¿Cuándo? Ella ha repetido su argumentario: está “centrada” en Andalucía y hay que hablar antes del “qué, y después del quiénes”. “En estos momentos no toca”, decía al estilo pujoliano. “Lamento defraudarla pero estamos en el qué, no en el quién”, contestaba a una periodista que le insistía en los plazos para presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE.

La andaluza se ha sentado en primera fila del acto al lado de Vara. Los dos han caminado juntos en esta etapa de cuestionamiento interno a Pedro Sánchez. Ahora toca mover las fichas del futuro. En esa primera fila estaba también precisamente Madina, el candidato al que apoyó el extremeño y al que se opuso Díaz. El vasco y la andaluza recompusieron su relación y se aliaron en los últimos días del sanchismo. Las vueltas que da la vida. Bono y López también estaban en los sillones destacados.

Ellos escuchaban las palabras de Rubalcaba y del hijo de Vara en primera fila, mientras que, empezado el acto, llegaba Iceta. El líder del PSC había decidido acercarse a última hora tras protagonizar un desayuno informativo en el vecino Hotel Ritz. Estos poderes fácticos del socialismo no le habían acompañado horas antes en su evento. Se ha colocado de pie, al final de la sala, junto a los periodistas.

Pero, al final, se ha producido uno de los momentazos del día: el ‘reencuentro’ entre Díaz e Iceta. Los dos se han abrazado y se han dicho unas palabras al oído. ¿Qué? El catalán luego ha explicado en una conversación con periodistas entre risas: “Me ha dicho que me quiere”. “Palabras cariñosas, nada de chicha”, ha añadido. ¿Le ha comentado algo de hilos y de coser?, han lanzado los periodistas a Iceta, que ha añadido que él es más de “cueces y enriqueces, que además es de una empresa catalana”.

DEL "LO SIENTO" DE HERNANDO AL SALUDO DE URQUIZU

Situado junto a la puerta de salida, Iceta ha protagonizado un improvisado casi besamanos. Algunos de los asistentes se paraban y le decían unas palabras. “Lo siento”, le comentaba el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, por no haber podido asistir al desayuno informativo al participar en la sesión de control al Gobierno a primera hora.

iceta

Mientras esto sucedía, se producía otro saludo con mucho morbo: Susana Díaz e Ignacio Urquizu. Los dos están en todas las quinielas para la batalla del próximo congreso. Buenos gestos, todavía no hay guerra en público. Cambio de plano. Bono se despedía de Iceta a la vez que se abrochaba la trenca: “Me alegro de verte”.

Entre el bullicio, Fernández Vara se ha percatado de la presencia de Iceta y ha ido a buscarle al final de la sala. Le ha invitado a unirse al grupo en el que estaban su hijo y Pérez Rubalcaba, que posteriormente han hecho las delicias de los fotógrafos posando juntos. El ex líder del PSOE no ha querido hacer declaraciones sobre la actualidad, aunque su teléfono no para de sonar para hablar del futuro del partido.

Y, por supuesto, el PSOE de Extremadura no se ha querido perder este evento. Además de Godoy, por allí han desfilado Pilar Lucio -una reconocida ‘sanchista’-, César Ramos y Leire Iglesias. En algunos corrillos no se paraba de comentar la presencia de Díaz. Algunos les restaban importancia, otros decían que era una señal de respeto a Vara, que había invitados a algunos compañeros.

En el PSOE todos se mueven. Y todos observan cómo se mueven.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué no ha ido Susana Díaz a la apertura solemne de las Cortes?

- 27 cosas que no sabías de Susana Díaz

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest