Huffpost Spain

Ignacio Fernández Toxo: "Invito al presidente Rajoy a que confirme ya la subida del Salario Mínimo"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Lleva el nosotros en la boca. “Nosotros”, responde cuando es preguntado por la cita de este jueves en La Moncloa. “Nosotros”, insiste y provoca la duda de si esa primera persona del plural incluye también al otro sindicato mayoritario, UGT. “Nosotros”, vuelve, “entendemos que muchos de los problemas de España penden de la subida del Salario Mínimo e invitamos al presidente del Gobierno a que confirme hoy su voluntad de diálogo y anuncie una subida antes de fin de año”.

Sindicatos y patronal se reúnen este jueves 24 de noviembre con el presidente del Gobierno y la ministra de Empleo y Seguridad Social. La cita constituye el primer contacto del renovado diálogo social, paralizado desde noviembre de 2015 y al que Mariano Rajoy tendió la mano en su discurso de investidura del sábado 29 de octubre.

Llevan muchos temas en la mochila, pero uno en especial. “El Salario Mínimo es pieza fundamental de la estabilidad del sistema de pensiones”, remacha el secretario general de CCOO. El Congreso aprobó el martes iniciar la tramitación de una Proposición de Ley de Unidos Podemos para elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 800 euros mensuales en enero de 2018 y a 950 en 2020. Entiende Fernández Toxo que el SMI, en sus actuales 655,2 euros mensuales brutos, “no solo bordea el umbral de la pobreza sino que también debilita las cuentas de la Seguridad Social y, como consecuencia, pone en peligro tanto las pensiones como el consumo”, actual estímulo del crecimiento de la economía.

No son las pensiones, estúpido; son los salarios, aseveran los economistas consultados por El Huffington Post y coincidentes en este último punto con Ignacio Fernández Toxo.

¿Un país europeo con el 28,6% de su población en riesgo de pobreza es un Estado fallido?

Cuando es incapaz de garantizar el bienestar de sus ciudadanos, sí porque fracasa. Con motivo de su reelección, nosotros enviamos una carta al presidente del Gobierno en la que le planteamos la urgencia de iniciar un proceso de concertación social que atendiese los problemas más importantes de la sociedad española, empezando por el empleo de calidad. La reforma laboral ha tenido efectos perniciosos. La pobreza, laboral y social, se ha puesto dramáticamente de actualidad con la muerte de Rosa en Reus, la punta del iceberg de lo que está pasando en España, un país en el que urge aprobar una renta mínima, que los sindicatos llamamos prestación de ingresos mínimos, sabiendo que eso tiene un coste.

Urge aprobar una renta mínima

Ignacio Fernández Toxo se expresa con la sobriedad de los monjes, también como ellos ahorra en movimientos. Es dueño de ese tono leve del coruñés (Ferrol, 1952) que obliga a agudizar el oído, y desliza sus ideas en un discurso adusto, sin altibajos. Con esos mimbres, estos cestos: responde con la templanza del sindicalista veterano a cuestiones gruesas.

¿Aumentar el SMI resuelve tantos problemas de los ciudadanos?

Un Salario Mínimo equilibrado con Europa es imprescindible: primero, para compensar a la gente de los efectos de una devaluación salarial brutal tanto en el sector público como en el privado. Segundo, por razones económicas. Quien no quiera verlo por la necesidad de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, que lo mire por el bien de sus empresas porque, si no hay consumo, no hay tirón de la economía española, que depende en un 70% del consumo doméstico.

"Las pensiones se han debilitado, la protección social se ha debilitado y, sin un SMI suficiente como acuerda la Carta Social Europea, no habrá consumo ni habrá crecimiento económico sostenible", se lamenta el líder sindicalista en tono adusto.

Ahora que España crece, es momento de cambiar la redistribución de la riqueza

La recuperación comienza a tomar velocidad de crucero y “empezamos a salir de la larga noche”, dice Fernández Toxo. “Es hora”, asegura, “de cambiar la distribución de los salarios”. Frente a quienes consideran que el SMI ya no es una referencia en un mercado tan desregulado como el del trabajo, el secretario general de CCOO está convencido de que servirá de motor para subir más los salarios en la negociación colectiva y tirar del resto, lo que aumentará el grueso de cotizaciones y, por efecto, el Fondo de Reserva.

fernandez toxo

La economía se recupera, pero los salarios siguen cuesta abajo.

Las condiciones de contratación, el tiempo parcial indeseado, sobre todo para las mujeres y que amplía la brecha salarial, el cada vez mayor número de trabajadores en los límites del SMI, o por debajo como consecuencia del tiempo parcial. Los empresarios salieron de la crisis gracias a que devaluaron los salarios y, ahora que la economía se recupera, mantienen el crecimiento con la misma estrategia.

La sociedad española tiene que hacerse una pregunta: ¿Merece la pena seguir cebando ese modelo económico que no es capaz de generar empleo digno, interpela en voz alta. Me parece que no. España es el país más desigual de Europa, el que registra la mayor distancia, incluida Noruega, entre los salarios más altos y los más bajos, donde más ha crecido el número de ricos y, al mismo tiempo, el de pobres.

“España ha dejado atrás la recesión pero no saldremos de la crisis hasta que los ciudadanos recuperen sus estándares de bienestar anteriores”, insiste una vez más. “No a todos nos ha afectado de la misma manera”, arranca. “Hay quienes son más ricos ahora”, cierra.

¿Tantos años de crisis para constatar las maldades de la precariedad?

Las élites económicas han necesitado tiempo para darse cuenta de este axioma y todavía no actúan en consecuencia. Primero lo advirtió el FMI hace dos años, tomó el testigo la OCDE y, ahora, la UE comienza a hablar de ello, aunque tímidamente. Los trabajadores pobres europeos son fruto de la traslación al conjunto de Europa de la agenda alemana de 2010, sus minijobs como bandera del empleo. Nosotros venimos alertando desde hace mucho tiempo. Por eso, nos opusimos a la reforma laboral y no por deporte. Se ha recuperado la tasa de beneficio empresarial a costa de reducir el peso de los salarios en la economía nacional. Las estadísticas del INE reflejan una pérdida de cuatro puntos en los salarios de los trabajadores, cuatro puntos que se ganan en excedente empresarial. En fin, blanco y en botella.

¿QUÉ PASA CON LAS PENSIONES?

España tiene un problema de ingresos en el sistema de pensiones y para explorar su viabilidad se ha convocado de nuevo el Pacto de Toledo.

Lo primero que hay que hacer es subir el SMI para que empiecen a llenarse las arcas de la Seguridad Social. Subir los salarios, ahí está la clave. La categoría de trabajadores pobres se ha instalado en Europa. Ahora que España crece, es el momento de cambiar el sentido de la redistribución de la riqueza. Guardamos pocas expectativas respecto de este encuentro y, en general, de esta legislatura. Mariano Rajoy es un mar de contradicciones: por un lado, expresa disposición al diálogo y, por el otro, lo condiciona al marco de estabilidad presupuestaria con una fuerte restricción de 5.500 millones de euros en 2017. Si no acompañamos la recuperación de una reforma fiscal en profundidad que equilibre el reparto y genere suficiencia para recomponer el efecto de las políticas de ajustes, no vamos a crear empleo.

fernandez toxo

Y mientras tanto las pensiones se abaratan.

Se abaratan porque pierden poder adquisitivo. La reforma de 2013 fijó un índice de revalorización del 0,25% por ley [Ley General de la Seguridad Social] . No fue un problema con la inflación en negativo y aceptamos pulpo como animal acuático, pero ahora que entra en terreno positivo, tónica que se prolongará los próximos años, ¿qué pasará con las pensiones?

Si no garantiza el bienestar de sus ciudadanos, habrá que preguntarse si este modelo de Estado merece la pena

“Ya sé que las pensiones son un coste muy importante, pero si un Estado no es capaz de garantizar el bienestar de sus ciudadanos, a los que conduce a una pobreza derivada de cierta apariencia de recursos, habrá que preguntarse si este modelo de Estado merece la pena”, critica.

¿Cuál es su pronóstico?

El objetivo de la reforma de 2013 es llevar las pensiones a límites de subsistencia, pensiones zócalo que las llamamos, para obligar al ciudadano a completarlas con su ahorro vía privada. Este era el objetivo: llegar al año 2040 con una tasa de reposición inferior a la actual, que está en torno al 75% del último salario. Lo hemos visto a lo largo de estos últimos años. Ya en 2013 presentamos al Gobierno una serie de propuestas transitorias en materia de Seguridad Social. Y no se ha tomado ninguna.

Si siguen siendo válidas, pueden volver a presentarlas este jueves.

Sí, aunque entiendo que algunas son todavía difíciles. Planteamos, entre otras, subir dos puntos la cotización de las empresas a la Seguridad Social, para evitar el consumo acelerado del Fondo de Reserva.

Conviene decirle a la gente que seguirá cobrando su pensión aunque el Fondo desaparezca

Como les hicieron caso omiso, ¿la hucha se queda sin recursos?

No hay que generar alarma. Conviene decirle a la gente que seguirá cobrando su pensión aunque desaparezca el Fondo de Reserva. El problema es que ahora, con un déficit de casi 18.000 millones de euros, urge actuar con medidas estructurales, ya no cabe el parcheo. El Gobierno ha esquilmado el Fondo, se agota porque ha financiado con cuotas sociales todas las medidas de fomento del empleo: tarifas planas, contrato de emprendedores, exenciones en cuota… Resultante: consumo acelerado del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

No parece lógico para Fernández Toxo que el funcionamiento de la Seguridad Social, unos 3.000 millones de euros anuales, se pague con cargo a cuotas en lugar de a impuestos.

A ver cómo lo llenamos de nuevo.

Lo primero es eliminar los cargos a cuotas sociales de todo el fomento del empleo. Segundo, resolver la diferencia entre ingresos y gastos en la caja de la Seguridad Social. Tercero, tomar medidas estructurales que mejoren los ingresos futuros para que podamos seguir pagando las pensiones en España cuando seamos 15 millones de jubilados, en el año 2030 ó 2040.

Y aumentar el número de cotizantes.

Y recuperar los salarios. Cuanto más bajos son, más baja es la base mínima de cotización. Y aquí hay otro debate. ¿Dónde están los nichos de empleo que vayan a sustituir a la construcción residencial?, pregunto. En los servicios a las personas, respondo. Sería un drama que volviéramos a las andadas de los años 2005 a 2007.

fernandez toxo

Mariano Rajoy todavía no ha hablado de productividad.

La productividad del capital en España es de las más bajas de Europa. No habla porque no la tiene presente. Prefiere un modelo económico que vaya a una aparente reducción del desempleo, esa reducción estadística, a un crecimiento en que la industria lleve un papel protagonista.

Y ha subrogado el Ministerio de Industria al Ministerio de Energía.

Y espero que Mariano Rajoy tenga una explicación para ello. ¿Es que la Industria no tiene que ver con la Energía y con la Agenda Digital? Que lo expliquen.

PABLO IGLESIAS, MANO TENDIDA

¿Podemos viene a tomar el relevo del PSOE en el apoyo a los sindicatos?

Con el PSOE, hemos tenido nuestros más y nuestros menos. No deja de ser un desastre lo que está pasando con el PSOE y me preocupa como demócrata y como persona de izquierdas.

Pablo Iglesias estuvo hace poco en este despacho y habló de huelga general.

Y tenemos muchas coincidencias. Pero no es ni mucho menos el escenario de una huelga general. Una huelga es una cosa muy seria. Estamos avanzando la legislatura. Soy escéptico en que vaya a haber escenarios de grandes concertaciones, pero lo voy a intentar.

¿Al sindicato le va a tocar entonces trabajar con la misma intensidad de estos últimos cinco años?

Estamos en un proceso de negociación, como con la patronal, lo que pasa es que yo no me quiero engañar ni quiero engañar a nadie. Para hacer las mismas cosas, pequeñas modificaciones que se hicieron en la etapa anterior, igual no es necesario montar tantas expectativas, pero ya veremos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Larga vida al sistema español de pensiones, si mejoran los salarios

- El Gobierno propone separar aún más las cuentas de la Seguridad Social de las del resto del Estado

- Milagros a Fátima, el lío de las pensiones explicado por Marta Flich

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 

Información cedida por ver más