Huffpost Spain

'Instagramers', 'Youtubers', 'Tuitstars'... un negocio por explotar

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El mítico programa Sixty Minutes de la CBS tiene la "mala costumbre" de preparar reportajes espectaculares, de esos que no te permiten pestañear.

Hace unas semanas Kim Kardashian apareció en él... ¡en prime time y en el programa informativo semanal más seguido de Estados Unidos! La it madre, it esposa, it tvstar, it negocio, etcétera aparecía radiante hablando de lo que significa ser la mujer mejor pagada del mundo por vender su vida.

kim_sixtyminutes

“No me puedes negar que requiere de algún talento”, espetaba Kardashian al entrevistador. "¡Sin duda!", exclamaba él. La hermana mayor de Kendall Jenner, con mas de 160 millones de seguidores en Instagram y un patrimonio que supera los 100 millones de dólares —cerca de 95 millones de euros— era el plato fuerte de una noche plagadas de estrellas para los millennials, es decir, personajes que triunfan en las redes sociales, y que tienen millones de seguidores y miles de dólares de ingresos al mes.

El apellido Kardashian es un negocio en sí mismo, pero hay más nombres que cuentan con agentes en Los Angeles, que les representan ante las marcas de las que son sus nuevos embajadores y por los que ingresan unos 200.000 euros —188.600 euros al mes—. Efectivamente, por anuncio y por marca. Son los nuevos interlocutores de los más jóvenes, los que les dicen a nuestros hijos lo que está de moda, lo que tienen que vestir, que comer y hasta con qué maquinilla afeitarse cuando llegue el momento.

Son influencers , como Andreu Bachelor, cuyas tonterías en YouTube le han convertido en una superestrella que, incluso, decide cómo anunciar los productos de la marca que le contrata. Su caso con la franquicia Dunkin Donuts es el ejemplo perfecto para explicar cómo un joven dedica su día a plasmar en vídeos (que hace con su móvil) historias ridículas por las que ingresa unos 100.000 dólares a la semana. Cuando le preguntaron si sus vídeos valen lo que le pagan, aseguró que "en absoluto, probablemente tres veces más, porque en realidad nadie sabe lo que valen sus actuaciones". Este joven tiene 37 millones de seguidores y cada día suma entre 30.000 y 40.000. Según parece, puede ingresar 300.000 dólares —282.813 euros— por un vídeo en YouTube y mas de 100.000 —94.271 euros— por una foto en Instagram.

bachelor

Algo de razón debe tener porque las marcas están, por fin, tomándose en serio las redes sociales como forma activa de prescripción y ventas. Las redes sociales no sólo son globales, sino que cada vez que una persona da un like, las empresas saben la edad de dicha persona, sus gustos, el lugar del mundo donde vive y la capacidad de compra que tiene.

Un like vale mucho más —según ellos— que la mayor audiencia que se pueda obtener con un anuncio de una televisión convencional, porque ese Me gusta da más información sobre el posible comprador que cualquier otro medio. Además, indica qué tipo de estrategia de comunicación se debe llevar para segmentar el mensaje y que sea mucho más efectivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Instagramers de ayer, empresarias de lujo hoy

- El joven de 17 años que revoluciona la alta cocina en Nueva York

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 

Información cedida por ver más