TENDENCIAS
05/12/2016 13:06 CET | Actualizado 05/12/2016 13:11 CET

La escena de la violación en 'El último tango en París' no fue consensuada, según Bertolucci

SILVER SCREEN COLLECTION VIA GETTY IMAGES

El último tango en París es una de esas películas que tus padres catalogaban como "para mayores". Alabada por la crítica y considerada polémica por algunos debido a su erotismo, la cinta —que se estrenó en 1972 y fue dirigida por el afamado director italiano Bernardo Bertolucci— se recuerda por una escena muy explícita en la que se comete una violación.

Tras comenzar una relación sexual en la película, Paul (Marlon Brando) sodomiza a Jeanne (Maria Schneider) utilizando una barra de mantequilla.

Brando y Bertolucci fueron nominados a varios premios por la película, mientras que Schneider, que solo tenía 19 años cuando grabó esa escena con Brando (que tenía 48), quedó traumatizada por la experiencia, tal y como contó hace unos años al Daily Mail.

SCHNEIDER NO SABÍA NADA

En un vídeo que ha salido recientemente a la luz, Bertolucci revela que la película es aún más perturbadora de lo que se pensaba. El director admite que Brando y él planearon filmar la escena de la violación sin contarle antes los detalles a Schneider.

"La escena de la mantequilla es una idea que tuve con Marlon la mañana antes de rodarla", cuenta Bertolucci durante una entrevista que le hicieron en La Cinémathèque Française, en París, hace dos años.

"En cierto modo, me porté de una forma horrible con Maria, porque no le conté lo que iba a pasar", reconoce, porque "quería su reacción como mujer, no como actriz".

"Quería que reaccionara con humillación", afirma Bertolucci. "Creo que nos odiaba a Marlon y a mí porque no le contamos todos los detalles". En palabras del director, se siente "muy culpable", pero no se arrepiente de su decisión.

"Para conseguir algo, yo creo que hay que ser completamente libre", opina. "No quería que la humillación y la ira de Maria fueran actuadas, quería que sintiera la ira y la humillación. Después de eso, se pasó toda la vida odiándome".

"HUMILLADA" Y "UN POCO VIOLADA"

Antes de morir en 2011, la actriz francesa reveló que la escena le hizo sentir "humillada" y "un poco violada". No constaba en el guion y, según Schneider, ni Bertolucci ni Brando se disculparon después de rodarla.

"Durante la escena, aunque lo que Marlon estaba haciendo no era real, mis lágrimas sí que eran reales. Me sentí humillada y, si digo la verdad, un poco violada, tanto por Marlon como por Bertolucci", cuenta la actriz en una entrevista que concedió en 2007 al Daily Mail. "Después de rodar esa escena, Marlon no me consoló ni se disculpó. Afortunadamente, solo hubo que grabar una toma".

"Yo era muy joven y relativamente inexperta y no entendía todo el contenido sexual de la película", continúa Schneider. "Debería haber llamado a mi representante o a mi abogado porque no se puede obligar a alguien a hacer algo que no está en el guion, pero yo no lo sabía en ese momento".

A continuación, un fragmento de la entrevista a Bertolucci:

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Ve a nuestra portada Facebook TwitterInstagramPinterest

MÁS SERIES