Por qué fundé una marca ética de gafas de sol

13/12/2016 10:12 CET | Actualizado 10/03/2017 16:06 CET

Es imposible negar que nuestro planeta es un recurso finito, sometido a una presión cada vez mayor día tras día. Por suerte, también está creciendo la comprensión de que necesitamos utilizar los recursos de una forma más moderada y efectiva, protegiéndolos para las generaciones que los compartirán después de nosotros. No es un secreto que, como seres humanos del siglo XXI, es nuestro trabajo dar la vuelta a este problema que ha sido creado por nuestra propia especie. "Debes ser el cambio que quieres ver en el mundo", dijo una vez Mahatma Ghandi.

ethicalsunglasses

Para algunos de nosotros, ese cambio puede venir en la forma en la que reciclamos nuestros desperdicios, para otros es comprobar si una marca tiene el sello de comercio justo o bien escoger el autobús en lugar del coche, o la bicicleta en lugar del autobús. Podemos hacer esas elecciones por nosotros mismos, pero las marcas también pueden jugar un papel muy importante para hacer que se incremente el número de personas que toman este tipo de decisiones. El 'consumo ético' está en alza. Puse en marcha Pala para que la gente pudiese tener elección: una marca de gafas de sol con un propósito ético y medioambiental en su núcleo.

No había dudas de que -después de años trabajando en el mundo de la empresa, especialmente en marketing digital-mi deseo era centrarme en un proyecto y una marca que pudiese satisfacer el propósito de beneficiar y cambiar la vida de la gente. No obstante, en ese momento, la causa -o en este caso la marca- todavía estaba por descubrir. Así que me senté delante de una hoja en blanco y preparé una lista con una serie de causas sociales en las que me podría implicar. Fue en ese momento cuando comencé a investigar sobre el problema global que supone la falta de acceso a tratamiento ocular (afecta a alrededor del 10% de la población mundial de 7 billones de personas) y caí en la cuenta de su magnitud.

El hecho de darme cuenta del poder que se le puede otorgar a una persona con algo tan simple como unas lentes adecuadas, ya sea a través de la educación y la habilidad de poder ver la página que están leyendo, o permitirles trabajar en industrias en las que una mala visión puede ser una barrera e incluso algo peligroso, hizo que esta decisión fuese simple. Comencé el proceso de construir una marca de gafas alrededor de este propósito central y después de varios meses, por fin nació Pala.

ethicalsunglasses2

Comencé a trabajar con organizaciones benéficas, diseñadores, fabricantes y finalmente con distribuidores, viajando alrededor del globo antes de que la marca fuese lanzada este verano. Las colecciones debut de hombre y mujer se centran en los tres principales criterios: diseño clásico con un toque vanguardista, calidad superior de materiales y de fabricación y un valor al dinero. Desde el principio, nuestro deseo era ofrecer gafas de sol que normalmente se asocian con el sector premium del mercado pero a un precio mucho más accesible. A fin de cuentas, cuántas más gafas de sol venda Pala, más personas se podrán beneficiar.

ethicalglasses

Trabajar con la ONG Vision Aid Overseas nos permite dar un par de gafas con prescripción médica a alguien que las necesite por cada par de gafas de sol que vendemos, dotando de ayuda a sus programas de visión en Etiopía, Burkina Faso, Ghana, Zambia y Sierra Leona. Nuestro primer proyecto con Vision Aid Overseas fue la puesta en marcha de un centro de visión en Chinsali, Zambia, que ayudará a una comunidad de casi un millón de personas.

Calcular lo que costó poner en marcha el centro, junto con los costes del tratamiento de cada uno de los pacientes, nos ofrece un 'coste por paciente' que es asignado después de la venta de cada par de gafas de sol. Esto muestra a nuestros clientes que cumplimos con nuestra promesa de comprar-dar. Todavía más importante, estamos ayudando a construir una solución sostenible que además creará puestos de trabajo, infraestructura y pacientes que se beneficiarán a la largo plazo.

Nuestros estuches también tienen una historia detrás. Están hechos de plástico —reciclado, cortado en tiras, trenzado en hilos y después tejido— por comunidades de Bolgatanga, en el noreste de Ghana. Existe un enorme problema de desperdicio en Ghana, y de una pequeña forma están intentando marcar la diferencia también en ese sentido, así como ofrecer a nuestros clientes un estuche de protección para sus gafas que se corresponde con la línea ética de la marca. Las hilanderas de Bolgatanga se han visto beneficiadas por el incremento de puestos de trabajo y la posibilidad de aprender nuevas técnicas que les permiten trabajar todo el año. Tradicionalmente han tejido cestas de paja, un material que solo está disponible en ciertas estaciones, restringiendo el acceso a materiales únicamente a tres o cuatro meses al año. Utilizando plástico, se puede acceder a materiales libremente sin importar la estación y ayuda a proporcionar unos ingresos más equilibrados durante todo el año.

esunglasses

A medida que Pala va creciendo, cada vez más personas obtendrán puestos de trabajo para satisfacer la demanda, aprendiendo técnicas que se irán pasando de generación en generación, lo que resulta una oportunidad muy estimulante. Recientemente recibí una carta de una niña de una de estas comunidades, que me decía que por primera vez había podido comprarse el uniforme y los libros, lo que ha propiciado que pueda ir a la escuela. Intentamos que cada decisión que tomamos en Pala tenga un impacto positivo que en ocasiones puede ir más allá de la salud visual.

Nos ha llevado tiempo llegar hasta este punto y estoy seguro de que Pala tendrá que afrontar muchos de los desafíos con los que se encuentran las start-ups, pero la oportunidad que ofrece esta empresa y los cambios que puede propiciar me empujan día a día a intentar conseguir que sea un éxito.

"Debes ser el cambio que quieres ver en el mundo". Voy a comprobar si es posible.

Descubre más sobre sostenibilidad, visita Electrify the World, una iniciativa de movilidad inteligente de Nissan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Así es como un joven de 22 años pretende limpiar los océanos

- Las diez maravillas verdes del mundo

NOTICIA PATROCINADA