INTERNACIONAL

'Charlie Hebdo', fiel al humor negro en el segundo recordatorio de la matanza de 2015

04/01/2017 19:51 CET | Actualizado 04/01/2017 19:51 CET

Charlie Hebdo ha recordado por segundo año consecutivo la mantanza que tuvo lugar en sus oficinas el 7 de enero de 2015. Y lo hace, de nuevo, con su característico y polémico humor negro.

Este jueves, el semanario satírico francés publica un número especial con motivo del segundo aniversario del atentado, que han calificado de "crimen político", y ha asegurado que seguirá en su línea, en homenaje a los 12 muertos del ataque.

charlie hebdo

En la portada, bajo el título "2017, por fin el final del túnel", un hombre sonriente mira a través del largo cañón de un rifle AK47 empuñado por otro hombre con abundante barba negra y vestimenta blanca. Está firmada por el diseñador Foolz, miembro de la nueva generación de dibujantes que surgió tras el ataque.

El director de la publicación, Riss, que a su vez sustituyó al anterior, asesinado en el atentado, ha afirmado en el editorial que los sucesores de las víctimas del atentado cometido en la redacción por los hermanos Kouachi van a seguir luchando "con la misma rabia" contra los que ya combatían los que ya no están.

EL DIRECTOR HA CARGADO CONTRA LA IZQUIERDA

Riss ha hecho hincapié en que "no es un atentado como los demás. Es un crimen político que tenía como objetivo suprimir ideas y a quienes las proclaman. Ese día, las víctimas fueron asesinadas a causa de sus opiniones políticas, de sus escritos políticos, de sus dibujos políticos publicados en un diario político''.

El director de Charlie Hebdo se ha quejado de que "muchos en las esferas mediáticas, políticas, culturales y espirituales no han visto con malos ojos" que esa masacre, con el paso del tiempo, haya perdido "poco a poco su dimensión política para convertirse en un atentado entre otros".

En las páginas del número especial, el semanario dedica un amplio espacio a ajustar cuentas contra una parte de la izquierda francesa que, según sus palabras, "se ha plegado siempre ante los déspotas".

"Desde hace ya dos años tenemos que soportar sus lecciones políticas y morales. Que si Charlie había ido demasiado lejos. Que si no respeta nada. Que si se lo había buscado. Pero detrás de los vómitos de nuestros grandes pensadores de izquierdas, hay una historia: la sumisión al totalitarismo", sentencia.

UN ATENTADO CONTRA LA LIBERTAD

En 7 de enero de 2015, dos musulmanes armados con Kalashnikov entraron en la sede de Charlie Hebdo y abrieron fuego contra los presentes. En las oficinas se estaba celebrando una reunión de la redacción, de ahí que entre los fallecidos se encontrara su director, el dibujante Charb, así como varios de sus principales dibujantes.

Said y Cherif Kouachi, los atacantes, reivindicaron el atentado en nombre de la rama de Al Qaeda en Yemen y fueron a su vez abatidos en un tiroteo posterior por la policía.

Charle Hebdo publicó días después el primer número tras el ataque, con la histórica portada de Mahoma caricaturizado, razón original por la que se convirtieron en foco de los yihadistas.

La revista satírica lanzó en enero de 2016, un año después, una edición especial con motivo del primer aniversario del atentado yihadista. En la portada, la revista, fiel a su espíritu polémico, señalaba a Dios como responsable de los atentados.

"Un año después, el asesino sigue libre", rezaba el titular, junto al que aparecía una caricatura de Dios huyendo con el triángulo sobre la cabeza, las manos manchadas de sangre, un fusil a la espalda y con expresión enfadada.

'CHARLIE HEBDO'

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Polémica en Rusia por esta caricatura de Charlie Hebdo sobre el siniestro del avión ruso

- 'Charlie Hebdo' no volverá a publicar viñetas satíricas de Mahoma

- Charlie Hebdo la lía por bromear en su portada con lo que hubiese sido Aylan de mayor

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA