POLÍTICA

Felipe VI en 2017: recuperar un año (casi) perdido

05/01/2017 16:06 CET | Actualizado 05/01/2017 16:06 CET
GTRES

El 6 de enero de 1782 España recuperaba la localidad menorquina de Mahón. Carlos III era todo júbilo. En la tarea se habían empleado 52 navíos y 8.000 soldados contra los ingleses. Entonces el monarca solicitó a los virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, con motivo de la fiesta de la Epifanía, felicitaran en su nombre a los ejércitos. Ahí surgió la Pascua Militar.

235 años más tarde, este viernes, será Felipe VI, junto a la reina Letizia, el anfitrión de este acto, el primero en su agenda oficial y el arranque del curso militar. En el Salón del Trono se reunirán las personas con más poder del país para escuchar las líneas de acción de nuestras Fuerzas Armadas para los próximos doce meses.

Y el espíritu de Carlos III volverá a estar presente en el Palacio Real, cuyas dependencias albergan desde diciembre la exposición Majestad y Ornato en los escenarios del rey ilustrado. Una figura indispensable para la historia de España y que, además, es una de las grandes inspiraciones de nuestro actual monarca , que tiene un retrato suyo en su despacho en Zarzuela.

Se pondrá el reloj en marcha del año oficial del rey, en el que espera instensificar su agenda internacional -casi congelada por la inestabilidad política del pasado año- y ejercer de anfitrión de los mandatarios internacionales que pasarán por España tras doce meses de parón. Además, estará muy atento a la situación en Cataluña, uno de sus grandes desvelos, y esperará resignado la sentencia del caso Nóos. Sin olvidar lo que acaezca en el Congreso, ya que a partir de mayo Rajoy tiene competencia para convocar nuevas elecciones si no logra estabilidad.

rey

LOS VIAJES APLAZADOS: ARABÍA SAUDÍ, REINO UNIDO, JAPÓN...

El año 2016 no salió cómo esperaba la casa real, tras una llegada bien acogida por la sociedad en 2014 por la abdicación de Juan Carlos I. El fracaso de los pactos llevó al monarca a paralizar parte de su actividad, especialmente los viajes internacionales. Hasta cinco rondas de consultas tuvo que orquestar Zarzuela entre los representantes parlamentarios. Ello redujo el periplo internacional, que tiene un especial sentido para la monarquía y para la política exterior. El rey es el mejor embajador de España, se suele repetir en las élites políticas y empresariales.

Toca activar esa función. El Ministerio de Asuntos Exteriores no ha confirmado oficialmente los viajes, pero hay una serie de ellos que se pospusieron hasta que se recuperara la normalidad política. En esa lista prioritaria está Arabia Saudí, traslado que tuvo Felipe VI que suspender en noviembre por la muerte del príncipe Turki bin Abdelaziz, hermano del actual rey Salman.

Otra visita preparada con mimo por Zarzuela y que se quedó en el tintero fue la del Reino Unido. Un viaje con fuertes connotaciones monárquicas, por la relación entre los Borbón y los Windsor, pero también sociales y políticas. En España existe inquietud por el Brexit al ser esta nación una de las aliadas comerciales más importantes. En Moncloa y en el Palacio de Viana preocupan mucho los efectos y, por eso, en los últimos meses se han reunido tanto Mariano Rajoy con la primera ministra, Theresa May, como la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, con el ministro para el Brexit, David Davis.

Esa visita, no obstante, se acaba de encontrar con dos problemas inesperados. Por un lado, el estado de salud de Isabel II, que está padeciendo un fuerte resfriado y copa todas las portadas de los medios británicos. La otra duda la ha abierto la crisis en la embajada española en Londres por la decisión de Moncloa de relevar a Federico Trillo como embajador tras la publicación del informe del Consejo de Estado sobre el Yak-42.

felipe vi

Pero en Zarzuela miran más lejos todavía. Felipe VI y doña Letizia tuvieron que posponer en 2016 una gira por Asia, que incluía Japón y Corea del Sur. Por lo tanto, está el deseo de cuadrar una nueva fecha próximamente. El rey tiene muy buena relación con el heredero, Naruhito, que ya ha visitado en alguna ocasión oficialmente España y al que suelen integrar en el clan de familias reales europeas cuando viene a algún enlace matrimonial. No obstante, se están presentando nuevo problemas para fijar el viaje como que en el país del sol naciente se trabaja ya en la abdicación del emperador, Akihito, y en Seúl se vive una crisis política mayúscula por el caso de corrupción que ha salpicado a la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, a través de la “Rasputina surcoreana”.

Otro de los posibles destinos este año podría ser Marruecos, a donde ya acudió Felipe VI dentro de su gira de presentación hace dos años por los países vecinos. Los medios locales han publicado algunas noticias sobre la intención del país vecino de que Felipe VI haga allí un viaje de Estado. En la lista también podría estar Brasil, que ha cursado invitaciones para acudir al país al rey y a Rajoy.

Para el mundo empresarial es vital este tipo de viajes porque ayudan a cerrar también tratos y, desde el inicio de la crisis, se ha visto obligado a buscar nuevas oportunidades de negocio en el extranjero. En 2015 se batió el récord de licitaciones en el exterior de compañías españolas, con unos 55.348 millones de euros, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio.

El interés por promocionar la economía española centrará otro de los primeros actos de este mes de enero del rey: la inauguración el 10 de enero del foro Spain Investors Day. Hasta Madrid se desplazarán 150 inversores internacionales que representarán a 81 instituciones financieras.

MUY PENDIENTE DE CATALUÑA Y LA 'OPERACIÓN DIÁLOGO'

Desde su llegada al poder y con la crisis controlada en cierta manera, Cataluña se ha convertido en el problema interno principal. La parte más sonada de su pasado discurso de Nochebuena fue la referida al desafío independentista. Llamó rotundamente a respetar los “derechos de todos los españoles” frente a los enfrentamientos “estériles” y la actitudes que ignoran y desprecian la ley.

Este será un año clave para Cataluña al tener la Generalitat la intención de convocar un referéndum independentista para el mes de septiembre. Esto lleva a otro choque de trenes. Entre los partidos de la oposición en el Parlament se baraja también la posibilidad de que Carles Puigdemont pueda convocar elecciones anticipadas si no tiene garantías para la consulta. En Zarzuela se sigue con especial atención la ‘operación Diálogo’, capitaneada por Sáenz de Santamaría, con quien el rey mantiene una muy buena sintonía generacional.

puigdemont

Una de las últimas imágenes que más ha preocupado a los partidos más votados -PP y PSOE- ha sido la de los miembros de la CUP rompiendo fotografías de Felipe VI en el Parlament, según confiesan en privado dirigentes de estos partidos. Además, seguro que en la recepción de la Pascua Militar se comentará la polémica cabalgata de Vic y los farolillos independentistas repartidos entre niños.

Se espera también en Cataluña que el monarca de desplace en varias ocasiones, para acudir a actos ya habituales como la inauguración del Mobile World Congress y la entrega de los premios Planeta. Al contrario que el estilo de su padre, Felipe VI no es tanto de hablar en público sobre estas cuestiones, sino de firmes gestos, como el de no recibir a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

LA SENTENCIA DEL CASO NÓOS, EN EL PRIMER TRIMESTRE

Problemas fuera y problemas dentro. El caso Nóos llega a su fase final tras ver el desfile de Cristina de Borbón, Iñaki Urdangarin y altos cargos políticos por los juzgados de Palma. Aunque la sentencia se debía haber conocido a finales de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares aprobó la solicitud de la jueza Samantha Romero de ampliar hasta marzo el plazo para dictar sentencia.

infanta

Tres meses que marcarán el fin del calvario de Zarzuela, con un rey separado absolutamente de su hermana y de su cuñado y una antigua familia real desgarrada. La ponente de la sentencia ha sido liberada de otras obligaciones para poner punto y final a este complejo entramado. Fecha límite: el 31 de marzo.

Un agitado año les espera a los reyes Felipe y Letizia. Maletas, tensiones en Cataluña, una sentencia histórica. Pero seguro que sacan algo de tiempo para ver por las noches los estrenos en los cines Renoir, Manoteras e Ideal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Discurso de Navidad del rey 2016: "Tenemos motivos más que poderosos para la unión"

- Felicitación de Navidad de la Casa Real: el posado de los reyes Felipe y Letizia con sus hijas Leonor y Sofía

- Diputados de la CUP rompen la foto del rey en una rueda de prensa

Coronación de Felipe VI

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest