Huffpost Spain
Antonio Ruiz Valdivia Headshot

El 'sorpasso' de ERC

Publicado: Actualizado:
JUNQUERAS
Oriol Junqueras | EFE
Imprimir

Érase una vez una Cataluña dominada por CiU, aquella gran casa del catalanismo. Los resortes del poder llevaban el sello de los convergentes, que manejaban la Generalitat y tenían la llave también de los gobiernos en Madrid. Una historia de noches gloriosas en las moquetas del hotel Majestic en pleno paseo de Gràcia con sabor a victoria.

Pero la política catalana ha evolucionado en los últimos años a un ritmo vertiginoso, impredecible. Todo ha mutado. Y en menos de dos años CiU ya no es ni CiU. Las últimas encuestas lo señalan claramente: ERC sería la primera fuerza política si hubiera hoy elecciones catalanas. Este partido lidera con holgura el sector independentista. Es hoy la gran casa del sueño secesionista.

¿Qué ha pasado? Se ha producido el “cóctel ideal de circunstancias”, como explica el experto en comunicación política Toni Aira. Se han alineado varios factores en los que ERC está muy bien posicionada. Su discurso independentista de toda la vida es ahora el gran tema en Cataluña y, además, está bien situada en el eje izquierda-derecha azuzado con fuerza por la crisis económica.

Además, ha conseguido no identificarse con el establishment en unos tiempos de demanda de la regeneración democrática al no haber tenido grandes casos de corrupción. “ERC es un viejo partido, pero parece nuevo. Ha logrado la percepción de haber tocado poco poder, aunque no sea así exactamente”, explica Aira, que comenta que en este ascenso en las encuestas también influye que proyectado “solvencia” frente a su imagen en la época del tripartito. Y no se puede olvidar también la fuerza del liderazgo de Oriol Junqueras.

junqueras

LAS CLAVES PARA ERC

“Estamos a tope en las encuestas”, confiesan fuentes de Esquerra Republicana. En los cuarteles generales de ERC dicen que están centrados en el referéndum y no en los sondeos -a pesar del runrún en la oposición de que podría haber comicios anticipados ante la imposibilidad de celebrar el prometido referéndum-.

Pero en ERC también identifican las causas que les colocan como el partido favorito si hubiera elecciones autonómicas. “El proceso independentista ha sido demoledor para muchos partidos, como el PSC, Iniciativa y CiU. Todo el mundo está como al revés. En cambio, ERC es el único partido en el que estamos todos a una, sin divisiones internas, sin batallas, con el mismo discurso que hemos tenido durante ochenta años. Eso la gente lo valora”, comentan.

Hemos mantenido el discurso durante años, no cambiamos conforme a las modas

En la dirección de Esquerra creen que esa coherencia en el discurso les ha situado en esa posición: “Lo hemos mantenido durante años, no nos hemos subido a caballo ganador como otros, no cambiamos conforme a las modas, somos fieles al proyecto de siempre, de independencia, social y de izquierdas”.

En este análisis, las fuentes hacen hincapié en que “la gente valora mucho que en los más de ochenta años de historia no haya habido casos de corrupción y que no hayamos metido la mano”.

En el partido también gusta mucho esta visibilidad que se ha conseguido con Oriol Junqueras en el Govern en Barcelona y Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados. Creen que tienen una imagen muy potente. “Son dos perfiles diferentes, cada uno hace un papel distinto. Ese era uno de los objetivos de ERC, aspirar a representar a todo el mundo, parecerse tanto como pueda a la sociedad catalana, que no es monocromática”, indican las fuentes. El vicepresidente de la Generalitat conecta con los militantes de Esquerra catalanes de toda la vida, mientras que el diputado representa a una parte de la sociedad vinculada al ‘cinturón rojo’.

rufián

Esta estrategia les ha llevado a ampliar su base de votantes. En ERC sostienen que, por ejemplo, eso es más difícil para partidos como Ciudadanos y la CUP, cuyo perfil de elector está muy determinado. Una de las cosas que creen que les ha resultado muy efectiva es haber aupado a independientes en las listas como los propios Junqueras y Rufián o Josep María Terricabras en las elecciones europeas de 2014.

Otro de los factores que consideran que está sumando en las encuestas es su labor en el Gobierno autonómico. Los dirigentes de ERC han comprobado que no les ha quemado formar junto a CDC ese Ejecutivo, apoyado por la lista de Junts pel Sí y capitaneado por Carles Puigdemont. “Estamos currando a saco, nuestras carteras tienen mucho peso y la gente ve resultados”, señalan las fuentes, que, sobre todo, dicen que están consiguiendo superar “clichés”.

ERC cree que ha superado clichés y ya se le ve como partido de gestión

Es uno de los logros de los que están más satisfechos durante este tiempo. La gente ha aceptado bien su rol de gestores. “Siempre habíamos tenido esa imagen de gente que no roba, bonachones, de buen rollo, muy independentista. Teníamos ese reto por delante. Y la gente te dice ‘Junqueras sabe hacerlo, Carles Mundó sabe hacerlo, Antoni Comín sabe hacerlo’. Se nos ve como un partido de gestión, con capacidad para gobernar”, reflexionan desde ERC. Eso ha llevado también a que las amplias capas de la clase media conecten también con Esquerra, que gestiona a través de Junqueras la macroconselleria de Economía.

Eso sí, no quieren oír hablar de elecciones. A pesar de que serían la principal fuerza, unos comicios, como comenta un alto dirigente de ERC, serían “un fracaso para el partido” si la sociedad cree que el partido los ha forzado por su interés y abandona el sueño independentista. “Ese ha sido nuestro objetivo siempre, lo empezamos a tocar, no nos vamos a pelear por cuatro escaños”, añaden las fuentes.

EL PDECAT BUSCA RECUPERAR "PERFIL Y VISIBILIDAD"

La cara… y la cruz. CiU es algo del pasado, Convergència también. El centro derecha soberanista se aglutina ahora en torno al Partit Demòcrata Català. En la última encuesta de La Vanguardia, sería la segunda fuerza con diez escaños menos que ERC.

En el PDeCat, según fuentes consultadas de este partido, dicen que las encuestas muestran una “fragmentación” del arco parlamentario catalán, como pasa en las Cortes Generales. Eso hace que parezca que bajan muchos los partidos que históricamente estaban arriba. Además, entienden que el escenario actual es muy inestable y que “todo se va a mover más”. Se quedan principalmente con que las fuerzas soberanistas serían mayoría en los comicios y recuerdan su capacidad para resistir.

Un veterano dirigente de CiU y miembro del acutal PDeCat hace este radiografía: “Tenemos un problema de identificación de marca, de proyecto político. Hemos vivido un proceso constituyente del nuevo partido. Nos queda mucho trabajo por hacer. Además, el Gobierno en coalición y el grupo parlamentario de Junts pel Sí nos hace menos visibles. Estamos inmersos en la recuperación de perfil”.

pdecat

Además, en el PDeCat, según confiesan en privado varios dirigentes, tiene otro tema “nada menor”: los liderazgos. “Justo hace un año Puigdemont fue elegido por encima de Artur Mas, en un contexto de cesión a la CUP, eso tiene sus costes”, comenta un parlamentario de este partido, que añade: “Pero si reforzamos el perfil propio y un liderazgo potente, podemos aspirar perfectamente a ganar las elecciones”. La formación se ha encontrando con otra piedra en el camino ahora al haber señalado el presidente de la Generalitat que no será candidato en otras próximas elecciones.

Otra mochila que pesa es la de la corrupción, del caso Palau a los problemas de la familia Pujol. “Hay proceso judiciales en marcha que tienen sus consecuencias, pero no es un problema de este año. Lo venimos arrastrando desde hace muchos. Por eso, el nacimiento del PDeCat, en una parte, da por cerrada una etapa en esa materia”, señalan las fuentes.

También en las conversaciones entre dirigentes de este partido preocupa la influencia de la CUP y su relación. Esto puede afectar directamente a sus votantes. Por un lado, si critican duramente a esta formación, puede parecer que les aleja de los electores más independentistas. Pero, por otro, también les puede distanciar de clásicos apoyos de la burguesía y los empresarios. “Esa influencia de la CUP nos desgasta. Hay muchos de sus gestos que son minoritarios, nos alejan de la mayoría de la sociedad catalana”, reflexiona un dirigente de este partido.

En la dirección del PDeCat entienden que el partido “no debe renunciar a seducir con el proyecto soberanista a sectores moderados” y a “esas clases medias que pueden compartir la desafección con el sistema español pero que están alejadas de la CUP”. “Ahí está nuestro reto, ese espacio de centro, que es donde se juegan las mayorías en Cataluña”, añaden las fuentes. Existe la sensación en el partido de que deben ser “más proactivos” para “ampliar su base electoral”. Han detectado que “hay un terreno enorme ahí que ni ERC ni la CUP ni el PSC están cubriendo”.

Una pregunta constante es qué hubiera pasado si no hubieran ido juntos ERC y CDC en la lista de Junts pel Sí el 27-S. El diputado del PdeCat lo resume así: “Aquella fue una campaña vibrante, la mejor que he vivido en mi vida, pero no fue acompañada por un resultado suficientemente contundente. Siempre nos va a quedar la duda. La decisión hay que entenderla en ese contexto, y tenía todo el sentido del mundo”.

Pasados esos comicios, con ese Govern de coalición, con la vista puesta en el referéndum de septiembre y el fantasma de unas elecciones anticipadas, ERC es hoy por hoy la gran casa del independentismo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Entrevista de Gabriel Rufián: "A lo del PSOE lo llamo traición"

- 19 cosas que no sabías de Gabriel Rufián

- 21 cosas que no sabías de Carles Puigdemont

- Carles Puigdemont, 365 días de un presidente interino

Close
Gabriel Rufián
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest