TENDENCIAS

¿Por qué la gripe significa colapso en los hospitales españoles?

13/01/2017 12:11 CET | Actualizado 13/01/2017 12:11 CET
iStock

La gripe convierte a los hospitales españoles en los protagonistas de El día de la marmota; una vez tras otra, un año sí y otro también, la misma situación: rebrote del virus y colapso en los centros sanitarios. Mientras miles de ciudadanos padecen los síntomas del virus, los médicos y enfermeros claman por más medios y las autoridades políticas se esfuerzan en negar que exista saturación. Parece una especie de ceremonia ritual que se hubiera de afrontar con paciencia y reposo, como los fastidiosos síntomas de la enfermedad.

Pero, ¿es una secuencia realmente inevitable? En España existe un Sistema de Vigilancia de la Gripe que monitoriza semanalmente la difusión y la intensidad del virus. Sus últimos datos muestran que se ha convertido en epidemia en once comunidades autónomas: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Castilla y León, La Rioja, Madrid y Baleares. Hay 174,5 casos por cada 100.000 habitantes y se observa un incremento significativo de contagios en los grupos de 15 a 64 y mayores de 64.

Estas cifras tienen que ver, sobre todo, con el fuerte repunte de los últimos días; pero las quejas sobre saturaciones del servicio sanitario en lugares como Asturias, Madrid, Castilla y León o Cataluña llevan semanas produciéndose y parece que no van a parar. Según publica el diario El Mundo este viernes, médicos de Urgencias del Hospital de Toledo han denunciado al juez el "colapso" del centro.

En la carta, a la que ha tenido acceso este medio, denuncian que el martes 10 de enero a las 8 de la mañana "había 63 pacientes pendientes de cama hospitalaria, ocupando todas las áreas de atención destinadas a diagnóstico y tratamientos de pacientes que llegan y deben ser atendidos de urgencia, y además todos los espacios correspondientes a salas de espera, salas de trabajo, de reuniones y pasillos".

Según la doctora Inmaculada Casas, del Centro Nacional de Microbiología, “la actividad gripal de la temporada 2016-2017 se ha iniciado entre el 12 y el 18 de diciembre, seis semanas antes que en la temporada anterior”. ¿Ha pillado por sorpresa? Dada la situación de los hospitales, parece que sí.

¿PREVISIÓN IMPOSIBLE O INACCIÓN?

Mercedes Sánchez-Ramade, responsable de acción sindical del sindicato de enfermería SATSE, reconoce que no es posible saber “exactamente cuándo se va a producir el brote de la gripe” y por eso reclama que los responsables de salud atiendan a los datos que los sistemas de vigilancia ofrecen, en lugar de esperar a que el virus sea ya epidémico.

“Cuando el pico de gripe en Madrid no era máximo, ya se había producido saturación en varios hospitales de la capital. ¿Cómo se puede emitir una nota diciendo que se abrirán camas y se contratará personal cuando sea necesario? Esos recursos ya son necesarios. ¿Qué más prueba hace falta que ver los hospitales saturados?”, explica Sánchez-Ramade.

Se refiere a una nota emitida el lunes 9 de enero por la Comunidad de Madrid, en la que se señalaba que tenía previsto, “si fuera necesario, un incremento paulatino de recursos, especialmente profesionales”.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad se remitieron al contenido del comunicado cuando este medio contactó con ellas y resaltaron el mensaje para los ciudadanos: acudir a Urgencias no debe ser el primer paso a la hora de afrontar una gripe. “Han de saber que existen otros recursos a su disposición”. Sin querer entrar a valorar la denuncia de saturación formulada por SATSE ese mismo lunes, señalaron que ya se había llevado a cabo la apertura de algunas camas adicionales en diversos centros de la región.

Esa situación se produjo también en lugares como Asturias, Castilla y León o el área de Barcelona, sitios en los que la incidencia de la gripe era especialmente alta a comienzos de esta semana. Fuentes de SATSE en Asturias y Barcelona indicaron a El Huffington Post que durante los días previos se habían enfrentado a situaciones de colapso en los hospitales y que éstas estaban comenzando a ser “drenadas” gracias a la apertura de más camas.

La queja generalizada es la falta de previsión: “La gripe es un asunto estacional y siempre ocurre que los brotes desbordan la planificación. Hay que cambiar ese paradigma”. Sánchez-Ramade señala que los responsables de Salud se resisten a activar los planes de urgencia porque eso implica gasto presupuestario: “Pero es que esa inacción la acaban pagando los pacientes y no creemos que debamos escatimar en eso”.

LA GRIPE POR VENIR

“Tradicionalmente, el período de tiempo que transcurre desde el inicio de la onda y el pico máximo de actividad gripal es de cuatro semanas, por lo que se podría esperar una actividad gripal máxima aproximadamente en la tercera semana de enero”, explica el doctor Francisco Pozo, del Centro Nacional de Microbiología.

Todavía debemos esperar, pues, el pico máximo de gripe en toda España. Pero ése no es el único motivo de preocupación esta campaña: el subtipo gripal que domina en la presente epidemia, el A(H3N2), puede ser especialmente letal para algunos pacientes. Pozo detalla que este subtipo “produce un mayor número de casos graves hospitalizados en personas mayores de 64 años”, por lo que “podría esperarse un exceso de mortalidad, concentrado en el grupo de mayores de 64 años, coincidiendo con el incremento de la actividad gripal”.

gripe 2017

El Centro del que forman parte la doctora Inmaculada Casas y el doctor Pozo pertenece a la red de centros nacionales de vigilancia de la gripe de la Organización Mundial de la Salud. Son los encargados de vigilar la composición y el comportamiento del virus, que varía cada año. Es un trabajo imprescindible para decidir la carga antiviral que habrá de incluir la vacuna de cada temporada.

“Es completamente necesario estudiar la evolución viral para conocer las características antigénicas y genéticas de los virus que se detecten durante toda la epidemia gripal. Es muy importante conocer la relación de los posibles cambios genéticos y antigénicos de los virus”, señala la doctora Casas.

Desde el inicio de la temporada 2016-2017, la gripe ha causado 53 muertes. El 90% tenía factores de riesgos y 44 de los casos eran mayores de 65 años. De los 48 que habrían de haberse vacunado, 26, más de la mitad, no lo hicieron.

CLAVES PARA PROTEGERSE

Pero la vacuna es el arma más eficaz de la que se dispone frente al virus de la gripe. Con la vacunación “se pretende disminuir las complicaciones graves y la mortalidad asociada a esas complicaciones y enfermedades subyacentes”, explica el doctor Pozo, quien añade que “los virus analizados hasta el momento son susceptibles a los antivirales y se recomienda la administración temprana del tratamiento en pacientes que hayan sido hospitalizados por sospecha de gripe o gripe confirmada en el laboratorio y/o presenten una enfermedad grave o que progresa de forma complicada”.

La vacuna es el medio más eficaz, pero hay otras medidas que puedes tomar para protegerte frente a un contagio. La Sociedad Española de Enfermedades Infeccionas y Microbiología Clínica (SEIMC) explica que la gripe “es una infección vírica aguda que se transmite fácilmente”, a través de “las gotitas respiratorias producidas por la tos y los estornudos, o incluso al hablar”.

Para no contagiarte o para evitar contagiar a otros, debes seguir estas recomendaciones:

  • Evitar el contacto con personas enfermas. Si ya estás enfermo, permanecer en casa.
  • Cúbrirte la boca y la nariz con un pañuelo cuando tosas o estornudes.
  • Lavarte las manos frecuentemente. Con jabón o con algún tipo de solución alcohólica.

Si aún así el virus te invade, hidrátate y dale tiempo a tu cuerpo: la gripe es “una enfermedad autolimitada y de curso benigno”, por lo que no requiere tratamiento antibiótico. Sólo paciencia y una mantita.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-10 falsos mitos sobre la gripe y el resfriado

-12 alimentos para ganarle la batalla a gripes y catarros

-Vuelve la gripe: ¿qué más puedo hacer?

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter