POLÍTICA

La gestora del PSOE pide "lealtad" y "respeto" para las primarias de mayo y el congreso de junio

14/01/2017 09:29 CET | Actualizado 14/01/2017 15:30 CET
EFE

Arranca la batalla por el liderazgo del PSOE. La gestora ha sacado adelante su propuesta de celebrar el congreso para elegir al nuevo secretario general los días 17 y 18 de junio, con primarias previas en el mes de mayo, y ha pedido "lealtad", "unidad" y "respeto" en este proceso frente al ambiente de "intimidación" que había antes de la abstención.

Estas fechas han sido acordadas en una reunión esta mañana de la gestora y ha sido aprobadas posteriormente en la reunión del Comité Federal -con tan solo cinco votos en contra-.

No obstante, el congreso del partido deberá ser convocado oficialmente por otro Comité Federal, que se celebrará previsiblemente a mediados de marzo y en el que se fijará exactamente el calendario (presentación de candidaturas, recogida de avales y consulta a la militancia).

La dirección interina ha tomado esta decisión después de la ronda de consultas realizada por el presidente de la gestora, Javier Fernández, con los secretarios generales. Aunque una mayoría de ellos apostaba por adelantar el congreso, las federaciones más potentes y que aglutinan a más afiliados estaban por junio (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y la Comunidad Valenciana). Los críticos pedían el congreso antes, pero han terminado acatando la resolución del Comité.

LA GESTORA PIDE "RESPETO ENTRE LOS CANDIDATOS"

Al inicio de la reunión, Fernández ha tomado la palabra y se ha dirigido a sus compañeros. El principal mensaje que ha dejado para los futuros candidatos es que haya "respeto" entre ellos durante todo este proceso.

Hasta el momento nadie ha dado un paso adelante, pero son tres los nombres que más suenan: Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López.

Dos de ellos, Díaz y López, han acudido al Comité Federal. La presidenta andaluza no ha querido hacer declaraciones a su llegada a Ferraz. En cambio, el exlehendakari sí se ha parado ante las cámaras y no ha negado que vaya a dar la batalla en esas primarias. Se ha limitado a decir que le hubiera gustado que el congreso fuera "antes", pero ha remarcado que lo importante es que hoy ya hay fecha y que se cierra este "capítulo interno".

"¿Pero no lo descarta?", le ha inquirido una periodista. Y él ha contestado: "Eso lo vais a decir vosotros de lo que he dicho ahora".

Posteriormente, Díaz tampoco ha despejado las dudas ante sus compañeros y ha recurrido antes los periodistas a su frase preferida: "Estaré donde digan mis compañeros". Hoy, a juicio, de la sevillana no tocaba hablar de nombres, sino de las fechas. Incluso le ha dicho a la prensa que se lo podían preguntar de "quince formas distintas", pero que no iba a contestar.

Los barones del partido no han querido a la entrada mostrar su preferencia por algún candidato, aunque Ximo Puig (Comunidad Valenciana) y Guillermo Fernández Vara (Extremadura) han tenido buenas palabras sobre Díaz cuando les han preguntado por ella.

Todos estaban muy atentos a las palabras de Fernández al inicio de la reunión, que daba su primer discurso como presidente de la gestora ante el Comité Federal. El líder interino ha prometido ante sus compañeros un "proceso abierto, transparente y participativo". "Lo que pido a los candidatos es respeto entre ellos, a los procedimientos y al partido", ha proclamado.

En su opinión, esto es lo que deben "trasladar a la gente". "Estamos aquí por ellos", ha agregado el también presidente de Asturias. Su discurso ha sido aplaudido con más fuerza por Díaz, Fernández Vara y Javier Lambán (Aragón).

FERNÁNDEZ PIDE UNIDAD Y LEALTAD A LOS CRÍTICOS

Fernández ha vuelto a resaltar valores como la "unidad" -"si hoy hacemos oposición unidos, mañana gobernaremos unidos"- y ha pedido a los críticos "lealtad" al PSOE durante este proceso. "Os hablaba de lealtad, empezaba por uno mismo y yo la tuve cuando puse al partido rumbo a la abstención. Lo hice porque pensaba, y todavía pienso, que es la menos mala de la soluciones", ha añadido.

A pesar de avisar de que no venía a quejarse y de que tenía prohibida la irritación por prescripción médica, el asturiano ha lanzado duras palabras contra los críticos y ha dicho que en aquellos fatídicos meses hubo quien "construyó una atmósfera de intimidación y de antagonismo ritualizado, primario y agresivo, sobre todo en las redes sociales".

Al día siguiente de las elecciones, ha continuado el presidente de la gestora, "en este partido sabíamos lo que había que hacer, lo que no sabíamos era cómo ganar el congreso después de hacerlo". "Callarlo sería insultar a la verdad", ha aseverado.

Sobre los "guardianes de las esencias" y "los que predican las verdades absolutas", Fernández ha señalado que no "fueron ni más ni menos leales de los que propusieron cambios programáticos, resolvieron dilemas electorales y plantearon adaptaciones a la realidad".

"Por eso fuimos un carrusel de verbalismo revolucionario", ha lamentado, y contrapuesto el "marxismo teórico frente a la socialdemocracia práctica". Todo ello salpicado con autocríticas sobre el partido y su "ombliguismo", que lo ha alejado de la "agenda" de la sociedad.

PROPUESTA ALTERNATIVA

Durante la reunión a puerta cerrada del Comité Federal, el exdiputado José Antonio Pérez Tapias, perteneciente a la corriente Izquierda Socialista, ha planteado un calendario alternativo al de la gestora, que consistiría en primarias el 6 de marzo y en congreso el 7,8 y 9 de abril.

Esta propuesta no ha sido ni votada por el Comité Federal, al entender la Mesa -presidida por José Blanco- que no se ajustaba al orden del día al solicitarse un congreso extraordinario.

Fuentes socialistas explican que los bloques numéricamente siguen siendo idénticos a las de las anteriores reuniones, por lo que no había visos de que pudieran prosperar estas nuevas fechas.

Además, se da la circunstancia, añaden fuentes socialistas catalanas, de que Miquel Iceta ha respaldado las palabras de Fernández y la propuesta que ha salido de la actual gestora.

En la reunión del Comité, las palabras más duras contra la dirección interina por no adelantar este congreso han llegado de boca de las líderes del PSOE Balear, Francina Armengol, y del PSEE, Idoia Mendía.

En cambio, los barones afines a la gestora y la mayoría del Comité, están ensalzando en privado el discurso del presidente asturiano por su "altura intelectual".

TE PUEDE INTERESAR

- Las claves de la semana: El PSOE o cómo ganar terreno al mar

- El PSOE se hunde en intención de voto, según varios sondeos

OFRECIDO POR NISSAN