TENDENCIAS

Escapadas de infarto: seis rincones de España rodeados de misterio

17/01/2017 08:13 CET | Actualizado 17/01/2017 08:13 CET

España es un país plagado de historias, mitos y leyendas. Existen numerosos enigmas sin resolver con los que conviven desde hace años habitantes de pueblos y ciudades y que hacen las delicias de los turistas ávidos de misterios.

Para ellos, para los que buscan una escapada diferente y un tanto tenebrosa, la web CasasRurales.net ha seleccionado seis destinos de los que cortan la respiración. Aquí no puede entrar cualquiera.

  • Isla de San Borondón, Canarias
    MARIO SOLERA/FLICKR
    Cuenta la leyenda que en algún lugar del archipiélago canario se halla una isla que aparece y desaparece, no se sabe muy bien en función de qué. Parece ser que en la Grecia Clásica ya tenían constancia de su existencia y que quedó reflejada en los mapas elaborados durante la Edad Media.
    Esta isla se encontraría al oeste de las Canarias, aunque no se sabe exactamente dónde: unos comentan que al oeste de El Hierro y otros aseguran que se sitúa entre La Palma, El Hierro y La Gomera.
    Del siglo XV al XVIII fueron numerosas las expediciones que se organizaron en busca de San Borondón, todas terminaban de la misma manera. Traían de vuelta historias sobre mal tiempo o catástrofes con pérdida de tripulantes.
    FOTO: Mario Solera/Flickr
  • La Mussara, Tarragona
    ANGELA LLOP/FLICKR
    Este pueblo fantasma data del año 1173. Situado en Vilaplana, se quedó sin habitantes a mediados del siglo XX debido a una epidemia de filoxera que atacó a la agricultura de la población así como a la escasez de agua o poca productividad de las tierras.
    Hoy son muchas las personas que afirman haber experimentando allí fenómenos paranormales como por ejemplo ir a La Mussara durante un par de horas y al regresar a casa darse cuenta de que habían estado 12 o visitar el pueblo y a la vuelta no recordar nada. También se habla de la desaparición de un miembro de un grupo de amigos que visitaron la zona: no dejó rastro y hay quien apunta la existencia de una puerta dimensional. ¿Te atreverías a recorrerlo?
    FOTO: Angela Llop/Flickr
  • San Lázaro, Granada
    GDB-PROJECTS/FLICKR
    De apariencia normal durante el día, se cuenta que cuando llega la medianoche las Ánimas del Purgatorio salen a pasear por este barrio granadino para arrebatarles la vida a los transeúntes que se atreven a salir de sus casas.
    La leyenda dice que en una ocasión una mujer, al ir a cerrar la puerta de su casa con llave tal y como hacía a diario a esa hora de la noche, escuchó unas cadenas y se atrevió a asomarse a la calle y mirar. Quería comprobar que lo que decían era cierto. En ese momento vio a las Ánimas y recibió como advertencia un tirón de pelo tan fuerte que la mitad de su melena cayó al suelo.
    FOTO: gdb-projects/Flickr
  • Castillo de Pedraza, Segovia
    DAVID SANZ/FLICKR
    Son muchas las leyendas sobre parejas de amantes a los que no se les dejaba vivir su amor prohibido, generalmente por el padre o esposo de la chica. Ellos no podían soportarlo y acababan con su vida, vagando su espíritu por castillos, barrancos o torres. Es el caso de doña Elvira, mujer de Don Sancho de Ribaura, el Señor de Pedraza, quien descubrió que su esposa había sido amiga de un fraile desde niña y ambos soñaban con casarse algún día. Don Sancho, durante una cena multitudinaria en castillo, asesinó al fraile y doña Elvira, al presenciarlo, se clavó una daga en el corazón. Acto seguido el castillo se incendió y aún hoy se dice que en las noches de luna llena se ve a ambos amantes vagar por las inmediaciones.
    FOTO: David Sanz/Flickr
  • El Escorial, Madrid
    ROBER/FLICKR
    Dicen que mientras se estaban realizando las obras del monasterio vivía un perro negro que atemorizaba a los obreros que trabajaban en la construcción. Muchos han atribuido su presencia a que estuviera protegiendo una de las puertas del infierno que están distribuidas a lo largo de todo el mundo.
    Puede ser que Felipe II creyera que aquí se ubicaba una de esas puertas y por ello decidió que fuera el lugar en el que se realizara la obra arquitectónica, así la mantendría cerrada. El perro fue ahorcado y quedó en una de las torres del monasterio a lo largo de bastante tiempo. Cuentan que cuando el rey volvió a El Escorial para morir allí no dejaba de escuchar los ladridos de aquel can, a pesar de que llevaba años muerto.
    FOTO: Rober/Flickr
  • El Cortijo Jurado, Málaga
    JOSE CARLOS CASTRO/FLICKR
    Este edificio estuvo ocupado en el siglo XIX por la familia Heredia, a los que se acusaba de pertenecer a la masonería y a los que señalaron culpables del asesinato de varias niñas tras someterlas a rituales satánicos. Los cadáveres de las pequeñas aparecieron en un río en las inmediaciones del cortijo, al que se podría llegar por pasadizos subterráneos.
    Ya a finales del siglo XX se hicieron investigaciones sobre la familia y el cortijo, que ya en ruinas fue el lugar elegido por muchos jóvenes para realizar sesiones de ouija. Muchos contaron que las niñas se aparecían guiándoles hasta los lugares en los que fueron cruelmente asesinadas.
    Desde entonces parapsicólogos y expertos hanido a lo largo a estudiar lo que pudo ocurrir allí con, se dice, numerosas psicofonías. ¿Cuánto de cierto habrá en esta historia?
    FOTO: Jose Carlos Castro/Flickr

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest