POLÍTICA

Obama repasa su legado y lanza mensajes a Trump en su última rueda de prensa

18/01/2017 20:55 CET | Actualizado 18/01/2017 22:51 CET
Reuters

La presidencia de Barack Obama toca a su fin. En la despaciosa ceremonia de su adiós, al presidente saliente de los Estados Unidos le tocaba este miércoles ofrecer su última rueda de prensa en la Casa Blanca. Obama ha iniciado su intervención afirmando que la presencia de la prensa en el edificio presidencial "ha hecho de este lugar un lugar mejor" y ha agradecido el trabajo de los periodistas, resaltando que "ahora es más necesario que nunca".

Obama lanzaba de esa manera la primera de muchas referencias, veladas y no tanto, a Donald Trump. Quien le sucederá al frente del Ejecutivo estadounidense ha amenazado con vetar el acceso a la Casa Blanca: "Teneros en este edificio ha hecho que funcione mejor, nos ha hecho trabajar más duro, ser honestos", ha dicho, al tiempo que ha admitido que no le han gustado "cada una de las historias que se han publicado", si bien ha asumido que los periodistas no pueden ser "aduladores".

Después han venido las preguntas de aquellos que han analizado a diario su presidencia durante los últimos ocho años. En sus respuestas, Obama ha tratado de hacer un repaso de toda su labor de gobierno y se ha referido también a algunas de las cuestiones más recientes, como la tensa relación con Rusia, el acercamiento con Cuba o el indulto que este martes concedió a Chelsea Manning, condenada por las primeras filtraciones de Wikileaks.

EL PAPEL ANTE RUSIA

Sobre Rusia -país al que las agencias de Inteligencia han acusado de interferir en las últimas elecciones presidenciales para favorecer la victoria de Trump-, Obama ha indicado que "va en el interés de Estados Unidos y del mundo tener una relación constructiva".

Sin embargo, se ha mostrado partidario de mantener las sanciones contra Rusia por la intervención en el conflicto armado de Ucrania y la anexión de la península de Crimea, porque "sigue violando las normas internacionales". "Tan pronto como dejen de hacerlo, serán eliminadas", ha sostenido.

A este respecto, también ha argumentado que Estados Unidos debe posicionarse a favor de "los principios básicos" porque, "si un país como Estados Unidos, la mayor democracia del mundo, no está dispuesto a defender estos valores, ciertamente Rusia o China no lo harán".

JUSTICIA CON CUBA, ALERTA A ISRAEL

También se ha referido a otro de sus polémicos movimientos en la recta final de su Presidencia: la abstención estadounidense que permitió aprobar una resolución contra los asentamientos israelíes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Obama ha explicado que el objetivo era "enviar una señal de alerta" porque "se estaba creando una realidad sobre el terreno que haría imposible la solución de los dos estados", que ha defendido como única opción para la paz entre israelíes y palestinos.

"No podemos forzar a las partes a llegar a la paz", ha afirmado, si bien ha señalado que la situación actual "es insostenible" porque supone una amenaza para el propio Estado de Israel, debido a la ola de violencia que se ha desatado.

En cuanto a Cuba, con quien su Gobierno inició un diálogo el 17 de diciembre de 2014 para normalizar las relaciones bilaterales después de más de medio siglo, ha abogado por mantener este rumbo, a pesar de las "diferencias" que separan a ambos países, entre las que ha mencionado "la represión" de los Derechos Humanos.

Obama se ha mostrado seguro de que, si Estados Unidos mantiene una "política justa" hacia la isla caribeña, las condiciones de vida del pueblo cubano -a quien dice querer beneficiar con estos contactos- "mejorarán enormemente".

LOS INDULTOS PRESIDENCIALES

Los periodistas también han preguntado a Obama por su decisión de indultar a Chelsea Manning, que cumplía 35 años de prisión como responsable de las primeras filtraciones de Wikileaks: "Manning ha cumplido una condena dura y era una condena desproporcionada", ha aducido el presidente saliente para justificar su decisión.

Por supuesto, en la rueda de prensa también estuvo presente el asunto de la toma de posesión de Trump y la problemática transición pacífica. Con la intención de no echar leña al fuego, Obama ha asegurado que no iba a hacer "ningún comentario" sobre la decisión de los congresistas demócratas que no asistirán al acto. "Sólo sé que yo estaré allí y Michelle también", ha dicho.

Obama ha confesado que quiere dedicarse a escribir y a disfrutar de su familia, especialmente de sus hijas. El líder demócrata agradeció el martes en Twitter a su mujer, Michelle, que haya desempeñado un cargo que no pidió "y lo haya hecho suyo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Obama deja un legado fundamental en cuanto a los derechos LGTB

-Lo que ha supuesto el paso de Malia y Sasha Obama por la Casa Blanca

-12 datos sobre Michelle Obama que harán que la quieras aún más

OFRECIDO POR NISSAN