TENDENCIAS

Molly Schiots, la mujer que se hartó de que le dijeran que el deporte femenino no importaba

26/01/2017 07:49 CET | Actualizado 26/01/2017 07:49 CET
EFE/GTRESONLINE

Todo empezó cuando Molly Schiot, realizadora y directora de televisión, se puso a buscar en Amazon libros sobre deporte y mujeres y el primer resultado que obtuvo fue el calendario de chicas en biquini de Sport Illustrated. En ese momento supo que debía de hacer algo para cambiar la situación.

Dos años antes Schiot había abierto una cuenta en Instagram, Unsung Heroines, en la que había empezado a recopilar historias sobre deportistas pioneras. Relatos que los directivos de las cadenas para las que trabajaba rechazaban porque "no eran suficientemente interesantes". Pero, para no ser interesantes, fueron las mujeres que abrieron el camino a Simon Biles, a Mireia Belmonte o a Serena Williams para que pudieran ser lo que son hoy: iconos mundiales del deporte.

Pese a sus éxitos, en 2017 todavía queda mucho por hacer, una labor en la que serán claves los medios de comunicación: según un estudio de la Universidad de Southern California, el 92% del tiempo de emisión de deporte en televisión es masculino y el femenino apenas ocupa un 5%.

Para empezar a cambiar el panorama, Schiot ha escrito Game Changers, un libro que ya se ha convertido en un éxito de ventas en Amazon y en el que narra historias no contadas de las heroínas del deporte de los dos últimos siglos.

game changers molly schiot

"Las historias femeninas siempre han estado ahí, pero son las masculinas las que ganan Oscar o Emmys", cuenta la autora a Grazia. "No es solo un tema deportivo, puede trasladarse a la política, la ciencia, la ingeniería… La mayoría de hechos son desconocidos porque vivimos en una sociedad patriarcal, en la cual, las mujeres nunca hemos sido las que dictaminan qué historias se ven, se escriben o se oyen".

Historias como la de Jackie Towanda, primera boxeadora en participar en un combaste en Madison Square Garden; Renée Richards, la primera transgénero en jugar un partido de tenis profesional; o sin irnos tan lejos, Conchita Cintrón, rejoneadora peruana que triunfaba por las plazas españolas hasta que fue detenida por la Guardia Civil en Jaén precisamente por torear, un acto prohibido para las mujeres en esos tiempos.

"La situación de las mujeres sí está progresando, pero de forma muy, muy lenta", afirma la autora, algo en lo que no ayuda en absoluto la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca: "Ni a las chicas ni a los chicos. Ni a nadie en particular, excepto a él mismo". Pero si las pioneras del deporte están consiguiendo ganar la batalla a la historia, un acomplejado señor (de color naranja) no parece el más mínimo rival. El partido acaba de comenzar. Y se avecina goleada.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN