POLÍTICA

El tenso 'cara a cara' entre Valls y Hamon por ser el candidato socialista en Francia

29/01/2017 10:50 CET | Actualizado 29/01/2017 10:50 CET
AFP

"Optimismo". Luc Carvounas, portavoz de Manuel Valls, se pasó repitiendo en bucle este término durante el último mitin de Valls antes de la segunda vuelta de las primarias socialistas francesas, que se celebrará este domingo 29 de enero. Y además se encargó de dejar claro que en realidad no era el último, "porque este domingo Manuel Valls va a ganar".

No obstante, no es eso lo que parecen apuntar los resultados de la primera vuelta (celebrada el 22 de enero), que dieron al outsider Benoît Hamon —ex ministro de Educación y más a la izquierda— el primer puesto, con un 36,4% de los votos. Ni lo que señala un sondeo para la cadena BFMTV, cuyos datos muestran que Hamon sonó más convincente que Valls en su último debate, pese a que éste atacara duramente a su oponente. "No se trata sólo de hacer soñar, se trata de ser creíble", le recriminó el ex primer ministro, en referencia a las medidas más sociales que propone Hamon, como un salario universal de 600 euros.

El ex ministro de Educación quiere romper con el compromiso social-liberal de esta legislatura y apostar por una línea claramente ecologista: "Con los banqueros se negocia, pero con la naturaleza, no". "La opción política que propongo no consiste en decir que lo que va a pesar sobre el futuro de mis hijas es la deuda", recalcó en el debate Hamon, dejando abierta la posibilidad de retomar el diálogo con los socios históricos de la izquierda socialista.

Mientras, tanto, Valls prefiere seguir la senda del ataque…

"Manuel Valls sufre el síndrome de Nicolas Sarkozy: agresividad, brutalidad, falta total de serenidad. Es un espectáculo triste".


Entre otras cosas, el ex primer ministro ha criticado que el entorno de Hamon sea cercano al Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF), como si esto fuera algo contrario a la laicidad, uno de los pilares del Estado francés. "A diferencia de Benoît Hamon, mis portavoces no son cercanos al CCIF. Mi proyecto no es católico, ni judío, ni musulmán. Es de izquierdas, es republicano", lanzó Valls en su último mitin. Ya en una entrevista con 20minutes uno de los apoyos de Manuel Valls, Malek Boutih, denunció la "deriva identitaria" de Hamon "en resonancia con un sector islamo-izquierdista".

Frente a tales ataques, Benoît Hamon apela a la calma y a la unión, al tiempo que rechaza ese "veneno", esas críticas "sin fundamento". "Creo que en política, sobre todo en un ejercicio como el de las primarias, debemos unirnos para hacer frente esta vez a François Fillon y a Marine Le Pen, y pienso que [la de Valls] no es una actitud muy responsable", replicó el ex ministro de educación, a quien ya llaman "el candidato del futuro".

Pese a la tensión en torno a esta elección, el candidato definitivo del Partido Socialista de momento se anuncia perdedor en las presidenciales, por detrás de Emmanuel Macron y Jean-Luc Mélenchon, en la izquierda, y de Marine Le Pen y François Fillon, en la derecha. Pero aunque estas primarias no den el nombre del futuro presidente de la República Francesa, ya han abierto un nuevo debate y han dado voz a un sector olvidado del socialismo francés.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

QUERRÁS VER ESTO:

¿Cómo funciona el sistema electoral en Francia?

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

MÁS SERIES